2017
Asistencia sociosanitaria

¿Qué inspiró este proyecto?

El proyecto Yoni se puso en marcha en los Países Bajos en 2014 y en la actualidad fabrica compresas y tampones hechos de algodón ecológico. En 2011, a Mariah Mansvelt Beck, cofundadora de Yoni con Wendelien Hebly, se le diagnosticó un cáncer de ovarios en fase inicial. Su médico le sugirió que utilizase tampones o compresas hechas de algodón orgánico para minimizar la irritación vaginal. Cuando Mansvelt Beck siguió este consejo, se dio cuenta de que era muy difícil conseguir artículos de higiene femenina de algodón orgánico. Únicamente se vendían en unas pocas tiendas ecológicas.

Un descubrimiento aún más importante fue que los ingredientes de los tampones convencionales no se indicaban en su embalaje. Esto les resultó muy sorprendente a Mansvelt Beck y a Hebly: en casi todos los productos de consumo se indican los ingredientes exactos, pero no en estos productos íntimos. Descubrieron que la mayoría de las compresas y tampones están hechos de materiales sintéticos como el rayó y el plástico, y en ocasiones también contienen perfume. Las mujeres pueden ser sensibles a estas sustancias y sufrir irritación.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Yoni cree que las mujeres tienen derecho a saber de qué están hechos los productos que compran. La empresa ayuda a lograrlo enumerando los ingredientes en sus embalajes y venciendo el tabú que rodea a la menstruación.

La menstruación es una señal de salud y no algo que se deba mantener en secreto. Por ello, Yoni presta mucha atención a la comunicación y al diseño de sus embalajes. En parte, este se inspira en los productos de cosmética y aseo. Estos productos vienen en envases atractivos y en Yoni creen que se puede hacer lo mismo con los tampones y las compresas.

El enfoque de Yoni está creando escuela. En 2016, la empresa quedó la primera en el Top 100 de Innovación de pymes neerlandesas. Sus principales méritos fueron su innovadora comunicación y la amplia disponibilidad de sus productos: no solo en su tienda online, sino también en una popular cadena de farmacias de los Países Bajos.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Yoni se puso en marcha con el capital de varios inversores y el impulso de una campaña de crowdfunding. La empresa lleva trabajando con Triodos Bank un año.

Gracias a un préstamo de Triodos Bank, Yoni puede abastecer un mayor mercado en varios países. Ahora sus productos están disponibles, además de en los Países Bajo, en Alemania, Reino Unido, Bélgica y Luxemburgo. Sin embargo, la empresa quiere expandirse y ahí es donde adquiere importancia la financiación de Triodos Bank.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Yoni desea aumentar la concienciación entre las mujeres. Por ello, la empresa presta mucha atención a contar la historia de los ingredientes de sus productos de higiene femenina. Yoni cree que las mujeres deben concienciarse del tipo de productos que usan para su higiene personal. Al describir los ingredientes en sus embalajes, Yoni quiere conseguir que los fabricantes tradicionales sean más transparentes. Antes de que Mansvelt Beck y Hebly pusiesen en marcha Yoni, llamaron a las marcas convencionales y les preguntaron cuáles eran los ingredientes de sus productos. En ocasiones les resultó muy difícil obtener respuestas. La situación ha cambiado desde entonces y varios sitios web de grandes marcas ofrecen ahora algo de información acerca de los ingredientes.

Yoni forma parte de un movimiento más amplio. En los últimos años, los consumidores han estado haciendo preguntas, incluso a la Comisión Europea, acerca de la falta de transparencia en lo relativo a los ingredientes utilizados. Dichas preguntas son indicios de una creciente concienciación entre los consumidores.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La menstruación aún no es un tema de conversación normal, a pesar de que la palabra “tabú” proviene de un término polinesio que literalmente se traduce como “menstruación”. Un estudio ha demostrado que el 19% de las niñas neerlandesas no saben nada de la menstruación antes de tener su primera regla. Es algo de lo que no se les habla. Yoni cree que es un verdadero problema. Si les llega pronto y no saben nada de ella, la menstruación puede ser una experiencia traumática.

Yoni quiere normalizar las conversaciones en torno a este tema. Una de las formas de hacerlo es evitando el uso de eufemismos. Por ejemplo, Yoni usa las palabras “vagina” y “menstruación” en sus embalajes.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Mariah Mansvelt Beck y Wendelien Hebly son emprendedoras que quieren transmitir su visión al mundo en forma de una empresa de éxito, al igual que sucede con Triodos Bank.

En Yoni revisan con espíritu crítico sus procesos de producción y operativos, e intentan diseñarlos de la manera más sostenible posible. Asimismo, creen que un elemento clave de la gestión de una empresa sostenible es contar con un sólido modelo de negocio y lograr beneficios. Esa es la única forma en que Yoni podrá realizar una verdadera contribución al cambio positivo a largo plazo.