2016
Proyectos comunitarios y vivienda social

¿Qué inspiró este proyecto?

Hacer que la moda sostenible esté visible y disponible para el gran público es, en resumen, la misión de la emprendedora Cécile Scheele, creadora de Goodbrandz. Esta empresa se fundó en 2011 y es una compradora y distribuidora de moda fabricada de forma respetuosa con el medio ambiente y en unas condiciones laborales dignas.

La empresa opta deliberadamente por no vender los productos en sus propias tiendas. Por el contrario, ahora se pueden encontrar pantalones, trajes, blusas y bolsos sostenibles en unas 400 tiendas de moda normales de los Países Bajos, lo que permite a Goodbrandz acceder a un gran público.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Goodbrandz muestra que la moda sostenible es una alternativa buena y asequible a la ropa “normal”. Los precios de las etiquetas asociadas a ella son comparables con los de las demás etiquetas de ropa. Si uno compra un par de vaqueros normales, no solo paga los costes de producción del artículo, sino que paga especialmente por la etiqueta. Este último coste es mucho más bajo con las marcas de Goodbrandz. Por ello, las prendas se venden a precios competitivos aunque se usen métodos de producción sostenibles.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Incluso en el mundo de la moda, hay que gastar dinero para ganar dinero. Como compradora y distribuidora de ropa, Goodbrandz compra prendas a los productores sostenibles. Hay que formar la colección. Y hay que guardar temporalmente el stock para asegurarse de poder ofrecer un suministro continuo de ropa a las tiendas. Todo esto cuesta dinero. Goodbrandz solo recibe el pago cuando el encargado de la tienda compra los productos. Triodos Bank aporta el capital que la empresa utiliza para cubrir el periodo entre la compra a las fábricas y la venta a las tiendas.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Cada año, Goodbrandz organiza la Semana de la Moda Sostenible neerlandesa (en 2017 será del 6 al 15 de octubre). Allí, los diseñadores de moda sostenible muestran sus últimas creaciones. Las diferentes actividades y desfiles de esa semana inspiran al sector de la moda a participar en el cambio positivo.

La empresa quiere mostrar al público que existe una alternativa genuina a la moda habitual, algo que es esencial. Una investigación de Goodbrandz indica que al 68% de las mujeres neerlandesas les gustaría optar por la moda sostenible pero que solo el 11% sabe dónde comprarla.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La industria de la moda contamina; por ejemplo, el sector utiliza un montón de productos químicos. Además, la producción de una materia prima esencial como el algodón necesita mucha agua. Por otra parte, las condiciones laborales en los estudios y en las fábricas de ropa de países como India y Bangladesh son a menudo muy malas. Hay casos frecuentes de explotación, trabajo infantil y largas jornadas de trabajo de hasta 16 horas. El salario es con frecuencia bajo y el trabajo, poco seguro.

El impacto negativo sobre el medio ambiente y las personas subraya la importancia de una moda sostenible producida en condiciones honestas y justas.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Cuando hablamos de sostenibilidad, el sector de la moda va por detrás del sector de la agricultura y la alimentación, por ejemplo. La oferta de alimentos ecológicos y de comercio justo ha aumentado mucho en los últimos años. De momento, no podemos decir lo mismo sobre la ropa sostenible.

Triodos Bank cree que es importante trabajar con una empresa innovadora como Goodbrandz, que pone la ropa sostenible decididamente en el mapa. Goodbrandz es una pionera en el sector de la moda y una inspiración para conseguir un cambio positivo.