2016
Agricultura y alimentación ecológicas y conservación de la naturaleza

¿Qué inspiró este proyecto?

Liberar a los animales de la cadena alimentaria fue la motivación del granjero ecológico Jaap Korteweg para poner en marcha El Carnicero Vegetariano hace casi diez años. Se dio cuenta de que mantenemos muchos animales con un único propósito: comérnoslos. Los animales son a menudo vistos únicamente como máquinas de producir carne. Además, la cría intensiva de animales provoca con frecuencia crisis, como las epidemias de gripe aviar o fiebre porcina, que provocan programas masivos de sacrificios.

Estos problemas se pueden evitar porque, según Jaap Korteweg, no necesitamos que los animales produzcan carne. El Carnicero Vegetariano produce “carne vegetal”. Mejor aún, hace productos como salchichas, albóndigas y croquetas de ingredientes vegetales, pero que saben a carne y también lo parecen.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

El Carnicero Vegetariano es un ejemplo clásico de una empresa innovadora, tanto en las recetas de los productos como en la forma en que los comercializa. La empresa produce los sustitutos de la carne a base de altramuz y soja. Usa el altramuz y los granos de soja para hacer fibras con un “bocado” firme. Estos forman el ingrediente central de los productos, que tiene el sabor de la carne.

La empresa ganó el tercer premio en la batalla por la Gouden Gehaktbal [albóndiga de oro] celebrado por un periódico neerlandés entre 43 participantes que utilizaron carne real. El Carnicero Vegetariano es una empresa en rápido crecimiento. Sus productos están disponibles en muchos lugares y se pueden encontrar en los estantes de tiendas de alimentos ecológicos y en los supermercados habituales de los Países Bajos.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank ha financiado la construcción y el acondicionamiento de la fábrica de El Carnicero Vegetariano en Breda, desde comienzos de 2017. Hasta ahora, la empresa recurría a terceros para producir su carne vegetal. Sin embargo, debido a su rápido crecimiento, es importante que la producción permanezca en manos de la empresa. Ese es el motivo de la nueva planta, que abrió sus puertas en 2017. Además del crédito de Triodos Bank, la empresa también organizó una exitosa campaña de crowdfunding que recaudó 2,5 millones de euros para la construcción de la fábrica.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Jaap Korteweg es un emprendedor exitoso cuya influencia como carnicero vegetariano sirve de inspiración para el sector agroalimentario.

Korteweg empezó como un granjero ecológico en una empresa familiar que había pasado de padres a hijos durante generaciones. Pero él tenía un sueño: producir carne vegetal. El crecimiento de su negocio muestra a otros agricultores ecológicos que se puede hacer realidad un sueño con trabajo duro e inspiración. La inspiración es fundamental en un sector que es a menudo conservador y protector.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La presión ecológica provocada por la producción de carne es mucho mayor que la del cultivo del campo. El ganado bovino, porcino y aviar, por ejemplo, crea un exceso enorme de estiércol, que contamina el suelo y las aguas subterráneas. La cría de aves de corral emite además muchas partículas finas, que provocan la contaminación del aire que resulta dañina para la salud pública. La producción de carne vegetal desde una perspectiva social tiene, por tanto, un enorme valor añadido. Sencillamente, evita problemas mayores.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank financia a emprendedores que trabajan con el corazón y la cabeza. Jaap Korteweg es un excelente ejemplo de ello. Su impulso proviene de un ideal social: producir carne sana de una forma respetuosa con el medio ambiente y los animales. Ha conseguido dar forma a ese ideal. Esta combinación de idealismo y pragmatismo se ajusta perfectamente a la misión y la visión de Triodos Bank.