2018
Educación

Fundada en 1840, la Universidad de Winchester es una de las mejores universidades del Reino Unido en numerosas especialidades, desde las artes y las humanidades, hasta la gestión de empresas y la educación. Acoge a unos 7.800 estudiantes de grado y posgrado.
La universidad, que tiene su sede en Hampshire, Inglaterra, se asienta sobre los valores fundamentales de la compasión, la espiritualidad y de que las personas importan. Procura reflejar esto en todo su trabajo, otorgando un lugar relevante a la sostenibilidad y la justicia social.
Triodos Bank ha concedido un crédito de 30 millones de libras para financiar un nuevo edificio emblemático en el West Downs Quarter de la Universidad. La financiación permitirá completar las obras, que presumen de tecnología puntera en materia de sostenibilidad, y van a aumentar el espacio docente en un 20%, durante el curso 2019-2020.

¿Qué desafío inspiró su proyecto?

Este nuevo edificio presentaba un doble desafío: “A escala local, deseábamos ampliar nuestro departamento de Futuros Digitales, que ofrece programas de grado que combinan las ciencias computacionales y el diseño más innovador. Para ello, necesitábamos un edificio vanguardista que ofreciese un espacio docente de calidad y satisficiese las necesidades tecnológicas”, sostiene el profesor Joy Carter, teniente adjunto de la Orden del Imperio Británico y rector de la universidad.

El segundo desafío se presentaba a una escala global. Como universidad que presume de ser un modelo de sostenibilidad y justicia social, era esencial que el nuevo edificio encarnase estos valores. Querían que el edificio no solo respondiese a las necesidades pedagógicas sino también que marcase el rumbo en materia de sostenibilidad.

La Universidad de Winchester quiere abordar frontalmente el gran desafío que supone el cambio climático. “Debemos tomar medidas ya y no dejarnos llevar hacia el desastre global; y el nuevo edificio es un gran paso adelante para que ese cambio se produzca ahora”, cuenta Joy.

¿En qué consiste su innovación para afrontar este problema?

Su solución consistió en encargar un nuevo edificio respetuoso con el medio ambiente que respondiese a las necesidades pedagógicas; todo ello ofreciendo al mismo tiempo un espacio común inspirador.

El edificio cuenta con un diseño muy innovador y promete obtener una valoración de “excelente” en la certificación BREEAM cuando esté terminado. Cuenta con toda una serie de avances punteros en materia de sostenibilidad y eficiencia, desde sistemas de recuperación del calor y paneles fotovoltaicos, hasta recogida de lluvia y un tejado verde.

El edificio también va a suponer una serie de beneficios sociales tanto para los estudiantes como para los habitantes de la zona, con un espacio multiusos que incluye una galería de arte, una tienda de cero residuos y una cafetería vegana.

En la universidad confían en que todas estas características les van a ayudar a completar el proceso de eliminación de los plásticos de un solo uso de aquí a 2022 y a alcanzar varios hitos medioambientales. La sostenibilidad es una forma de vida en Winchester y quieren incorporarla a todo lo que hacen.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su organización?

El impacto ha sido enorme. Consideran que Triodos Bank es uno de los bancos más ecológicos del mundo y, por consiguiente, es para ellos una alegría y un privilegio que se les asocie con él.

Para la universidad, era importante, al elegir socios para este proyecto (desde el arquitecto al banco), escoger proveedores que entendiesen los valores que hay detrás de él. En el caso de Triodos Bank, no podían pedir un “socio mejor”.

¿Qué impacto ha tenido su organización en el sector en el que trabaja?

Quieren que la Universidad de Winchester sea pionera en la comunidad de la educación universitaria y demuestre que adoptar un enfoque de la educación centrado en los valores es tremendamente eficaz.

Por ejemplo, están trabajando con el programa Futuros responsables del Sindicato Nacional de Estudiantes (NUS), una marca de acreditación y un programa de cambio respaldado para aplicar un enfoque institucional a la sostenibilidad medioambiental y a la responsabilidad social.

Asimismo, les enorgullece ser una de las primeras universidades británicas que ha firmado la iniciativa Principios para una educación responsable en gestión (PRME) del Pacto Mundial de las Naciones Unidas. El objetivo de los PRME es desarrollar una nueva generación de líderes empresariales capaces de gestionar los complejos desafíos económicos, ambientales y sociales que van a afrontar las empresas en el siglo XXI.

Ahora están en el selecto grupo de las Champion Business Schools de los PRME de la ONU.

Esperan que otras universidades encuentren inspiración tanto en la investigación que realizan como en los programas en los que participan.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Les llena de orgullo que los estudiantes y el personal de Winchester hayan realizado mucho trabajo en la comunidad local, con más de 30.000 horas de voluntariado durante el año pasado. También les encanta recibir en el campus a los habitantes de la zona y a las escuelas y centros vecinos para que utilicen sus instalaciones.

Acogen varios grupos locales, como el Winchester Action on Climate Change, un grupo con sede en el campus que se dedica a luchar contra el cambio climático y a inspirar una vida sostenible.

Sin embargo, no se limitan a la zona más próxima; también influyen en la comunidad global a través de su investigación. Cuentan con toda una serie de centros de investigación, incluidos el Centro de Educación y Comunicación sobre el Cambio Climático y el Centro de Bienestar Animal. Con todos estos proyectos, en la universidad intentan reflexionar sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y trabajar con la comunidad para divulgar las conclusiones obtenidas.

¿Cómo comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank comparte con la Universidad de Winchester los valores fundamentales de la compasión, la espiritualidad y de que las personas importan.

Para ellos, la compasión implica preocuparse por el planeta y todas las formas de vida; quieren que los estudiantes tengan los medios para cambiar el mundo a mejor, cuestionar las convenciones con la compasión y defender aquello que consideran cierto. ​Triodos Bank, como banco que solo realiza préstamos a organizaciones que benefician a las personas y el medio ambiente, encaja a la perfección en este esquema.

Aunque están entusiasmados porque el nuevo edificio es el mayor proyecto emprendido en esta universidad en términos de tamaño físico e inversión, creen que su verdadero valor es mucho más que monetario.

El proyecto es incluso más valioso porque es un hito icónico en la trayectoria hacia los objetivos de sostenibilidad de Winchester y porque es un edificio relevante que no supone renunciar a sus valores. Triodos Bank comparte esta visión de que la sociedad debería medir el éxito prestando atención a criterios que no sean únicamente económicos, sino también sociales y medioambientales.