2017
Educación

Vier Winden es una escuela primaria de habla flamenca de Molenbeek, uno de los barrios de la capital de Bélgica. Con alumnos que provienen de todo el mundo, la escuela acoge encantada esta multiculturalidad y le saca el máximo partido.
Un equipo joven y enérgico de profesores y gerentes trabaja con unos 200 alumnos de preescolar y primaria, para ofrecer una educación personalizada y de calidad.
Las puertas de la escuela están abiertas a los padres y a la comunidad, y sus ventanas ofrecen una amplia vista del interior. Porque la escuela basa su funcionamiento en el diálogo: con los alumnos, los padres, la comunidad y sus profesores.
Triodos Bank financió su renovación, que incluyó la construcción de un nuevo edificio.

Entrevista a Karlien Tiebout, directora de educación.

¿Qué inspiró este proyecto?

Nuestra escuela está situada en la parte vieja de Molenbeek, un distrito de Bruselas que siempre ha tenido una gran afluencia de migrantes. Los niños aquí viven en condiciones muy desfavorables y crecen en un entorno muy necesitado. En los últimos años, la zona ha recibido una cobertura bastante negativa de los medios de comunicación. Por otro lado, se observa una nueva afluencia de familias más acomodadas e intentamos reflejar esa diversidad en nuestra escuela.

Nuestra sociedad exige que abordemos la diversidad y le saquemos partido. Si podemos enseñar a nuestros hijos a lidiar con la diversidad, será una gran ventaja que les acompañará durante el resto de sus vidas.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Implicamos explícitamente a los padres y a la comunidad en las actividades de la escuela y esto es uno de nuestros puntos fuertes.

Las puertas de nuestra escuela están literalmente abiertas a los padres, porque todos (la escuela y los progenitores) trabajamos para lograr el mismo objetivo: conseguir que los niños crezcan felices y ofrecerles las mejores oportunidades posibles. El diálogo aquí es fundamental y muy enriquecedor, porque cada una de las partes involucradas solo ve una pequeña faceta de lo que los niños son en realidad. Cuando la escuela y los padres comparten sus experiencias, es más fácil completar el puzzle y tener una visión más completa del niño. Lo logramos a través de sesiones de clases abiertas, cursos de cocina o grupos de música. Así, establecemos un vínculo entre los niños, los padres y la escuela. Además, esto ayuda a derribar barreras y a que resulte mucho más fácil pedir ayuda o encontrar soluciones.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

La diversidad de nuestra escuela y la colaboración abierta con los padres y la comunidad es muy revitalizante y ofrece oportunidades. La escuela cuenta con mucho talento y positividad, y está muy bien que eso se reconozca. La escuela establece contactos aquí en Molenbeek, que es exactamente lo que nuestra sociedad necesita. Queremos legar esta inspiración.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Nuestra escuela está conectada con la comunidad. Por ejemplo, como parte del nuevo edificio, pudimos crear un gimnasio. Esto nos permitió colaborar con un gran socio, Circus Zonder Handen, una escuela de circo social e inclusiva. Ellos usan el gimnasio cuando no hay clases y durante las vacaciones. Esto lo hace más accesible también para nuestros niños.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank financió la renovación de la escuela. Con el nuevo edificio, demostramos en la práctica que somos una escuela abierta, una escuela que se muestra a la comunidad. Esto nos ha ayudado a convencer a numerosas familias para que nos elijan. Por ello, el edificio ha tenido un impacto importante en la propia diversidad dentro de la escuela. Es más, el hecho de que contemos con unas clases atractivas les ofrece un enorme valor añadido tanto a los profesores como a los alumnos.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

El trabajo con Triodos Bank encaja con el tipo de escuela que somos. Por cierto, el nuevo edificio emite prácticamente cero emisiones y estamos estudiando cómo podemos mejorar aún más la eficiencia energética.

Nuestro principal objetivo como escuela es ofrecer el mayor número posible de oportunidades a todos nuestros niños, estudiando las necesidades individuales de cada uno de ellos para ofrecerles la mejor solución. El derecho de cada persona a desarrollarse es otro de los puntos de partida que compartimos con Triodos Bank.

Como equipo, creemos realmente en nuestros niños. Tienen mucho talento y eso nos motiva a comprometernos en el día a día.