Environement

Energías renovables

¿Qué desafío inspiró su proyecto?

La inspiración para el parque eólico de Awel Co-op provino de la falta de financiación existente para proyectos promovidos por la comunidad local. Nos dimos cuenta de que muchos programas locales de regeneración debían solicitar financiación continuamente a través de subvenciones, lo cual constituye una vía de financiación muy poco segura. Nosotros queríamos crear un proyecto generador de ingresos a través del parque eólico que pudiera aportar un flujo continuado de ingresos para estos proyectos comunitarios.

Elegimos un proyecto eólico porque también queríamos hacer frente a los desafíos del cambio climático y avanzar hacia una economía de bajas emisiones de carbono. La zona que rodea el parque eólico ha sido históricamente una comunidad dedicada a la extracción de carbón y, con la reducción de la actividad minera, llegaron tiempos difíciles. En consecuencia, la gente ha hecho propia la idea de que el parque eólico es un activo que pertenece a la comunidad y que busca beneficiar a la sociedad, pero también ha apostado por alejarse de una economía local basada en combustibles fósiles y avanzar hacia una economía que utilice energías renovables.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Nuestra comunidad local tiene unos ingresos medios bajos, así que fue complicado conseguir el dinero necesario para hacer todas las labores de viabilidad, planificación y construcción, es decir, todo el trabajo necesario previo a que las turbinas empezasen a generar electricidad. Como solución, optamos por una estructura cooperativa que garantizase que todo el mundo tuviese una cierta sensación de propiedad. Levantar unas pocas turbinas eólicas cuesta muchísimo trabajo, y no es algo innovador como tal. Nuestra innovación ha sido utilizar el entusiasmo generado durante el periodo de construcción del parque eólico y la propiedad cooperativa del proyecto para hacer publicidad y generar interés en el ámbito local.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Lo cierto es que el parque eólico no hubiera sido posible sin Triodos Bank. Es un proyecto de 8,25 millones de libras y el préstamo de Triodos es de 5,25 millones; es una parte fundamental. Pero además, el hecho de conseguir la financiación de Triodos Bank generó confianza en el proyecto. Como hemos sido concienzudamente analizados y supervisados por un actor independiente, más personas han estado dispuestas a comprar participaciones, lo que nos ha permitido alcanzar los 2,5 millones de libras.

Además del apoyo económico, recibimos muchísimo asesoramiento durante los años de desarrollo del proyecto. Triodos nos hizo sugerencias sobre cómo planificar y ejecutar el plan para lograr los mejores resultados, y nos aportó información sobre lo que necesitábamos para conseguir la financiación. En los últimos meses, Triodos ha ayudado con las relaciones públicas locales y la publicidad, y hemos recibido muchos comentarios positivos de personas que han visto la película Changemakers que produjo Triodos y en la que salía Awel Co-op.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Es un proyecto relativamente pequeño en el conjunto del sector de las renovables, pero hemos logrado un impacto significativo en el ámbito de los proyectos comunitarios de Gales. Es, con mucho, el mayor programa comunitario de Gales y ha suscitado mucho interés por el tamaño de nuestra oferta de participaciones y el importe de la financiación que hemos conseguido con Triodos Bank. Creo que le ha abierto los ojos a mucha gente acerca del potencial de las renovables comunitarias. Incluso estamos hablando de muchos parlamentarios del gobierno galés que están observando lo que hemos hecho y quieren que se repita en otros lugares. A comienzos de año, me concedieron el MBE (Miembro del Imperio Británico) en la lista de condecoraciones de Año Nuevo y eso es debido al impacto que ha tenido el proyecto y a su impacto más general sobre la energía comunitaria en Gales. Indirectamente, todo esto está provocando cambios políticos para apoyar la energía comunitaria y fomentar la titularidad compartida entre comunidades y desarrolladores comerciales.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Uno de nuestros objetivos es aprovechar más el potencial de la comunidad local y ofrecerle una participación en el proyecto. Para ello, hemos donado participaciones por valor de 100.000 libras a las escuelas locales y a organizaciones comunitarias, para que tengan un flujo continuado de ingresos. Ya hemos otorgado participaciones a aulas concretas de algunos colegios y les hemos invitado a visitar el parque eólico. Ha sido una forma maravillosa de implicar a la comunidad. En cuanto los niños se dan cuenta de que las turbinas son en parte suyas, la inspiración que esto supone no tiene comparación.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Existe un mural en el vestíbulo de la oficina de Triodos Bank en Bristol que indica que podemos usar los recursos que tenemos disponibles -ya sea nuestro proyecto o el dinero en general- para “cubrir las necesidades actuales sin comprometer las de las generaciones futuras”. Eso es precisamente lo que pretendemos. Esto también nos recuerda a la “Ley galesa sobre generaciones futuras”, que fue uno de los primeros textos legislativos independientes del Gobierno de Gales. El compromiso mutuo con el desarrollo sostenible es el eje central de nuestra relación con Triodos y lo que nos hace confiar en que seguiremos avanzando hacia el futuro de la mano de este banco.

¿Qué inspiró este proyecto?

El principal desafío fue adaptar el proyecto a una zona que estaba sometida a un fuerte desarrollo de energías renovables (eólica, solar, madera, etc.) anticipando una tecnología que no existía en el momento en que se desarrolló el proyecto. Debíamos buscar viento fuerte, necesitábamos un fabricante que pudiese llevar las máquinas a un lugar que carecía de un acceso adecuado y, por último, satisfacer las características específicas de la conexión a la red. Estaba claro que no podíamos trabajar con las máquinas que los fabricantes no presentaban hace diez años. Por eso tuvimos que “inventar” la máquina para este parque.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Cuando hablamos de innovación, lo hacemos principalmente desde la perspectiva del “paisajismo”. Cuando estuviese en funcionamiento, este parque eólico tendría las turbinas más altas de Francia (180 metros hasta la punta de la hoja) y tuvimos que romper el techo “psicológico” de los 150 metros. De la misma forma que habían sido necesarios diez años para superar el techo de los 100 m. Hablamos sobre el hecho de que los fabricantes estuviesen entregando sus máquinas con las hojas en dos piezas, para que se pudiesen llevar a lugares complicados, y al final tuvimos un debate eficaz y pragmático con el gestor de la red para encontrar una solución económicamente aceptable para conectar el parque.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Para apoyar este proyecto innovador, el grupo UNITe eligió a Triodos Bank por su prolongada competencia y experiencia en la financiación de parques eólicos y de proyectos innovadores de energías renovables en general.

Triodos Bank participó en el proyecto desde el mismo momento en que se obtuvieron los permisos, muy al principio de la fase de construcción. Fue el verdadero motor del grupo de bancos del proyecto, tanto en lo relativo a la velocidad a la que obtuvo los acuerdos de financiación como a su capacidad para abandonar enfoques tradicionales para financiar proyectos de energías renovables. Por ejemplo, incorporó el crowdfunding al plan financiero, tanto para el crédito preferente como para el capital.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

El grupo UNITe, y más concretamente su filial que desarrolla parques eólicos, ALTECH, ha superado varias veces desafíos que parecían imposibles. En 2001, obtuvimos el permiso de planificación de un parque eólico en el municipio de Boulin, en Vendée, que, en aquel momento, era el mayor parque (20 MW) con las turbinas más altas y la mayor clasificación de potencia de Francia… El turismo y el impacto económico en el municipio resultarían muy positivos. En 2010-2011, ALTECH volvió a obtener los permisos para construir el prototipo de turbina eólica off-shore de Alstom, HALIADE 150, en la instalación de Carnet, en Loire-Atlantique. Por último, en 2017, el parque eólico con las turbinas más altas de Francia empieza a funcionar. En resumen, el grupo UNITe, y su filial ALTECH, ha demostrado con sus proyectos que se puede adoptar un enfoque sensato en el ámbito local para superar todos los desafíos relacionados con el desarrollo del terreno.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

En los municipios en los que está situado el parque eólico, Saint-Secondin y Ferrière-Airoux, hemos contado con el inquebrantable apoyo de las comunidades locales, primero a través del Sr. Baudifier, exalcalde de Saint-Secondin, y después con el actual alcalde, el Sr. Saumur. Con este apoyo era, por tanto, normal que nuestro enfoque se gestionase teniendo presente la economía de la cuenca eólica donde se ubica el parque. Las pymes y las empresas más grandes se beneficiaron de la influencia económica del proyecto desde el principio, al igual que las tiendas y hoteles locales, que agradecieron la llegada del personal constructor durante un año en un contexto económico difícil.

Durante once años, hemos aportado un apoyo diario a las iniciativas de educación sobre energías renovables realizadas por la comunidad, ya sea participando en jornadas de concienciación, en simposios o incluso abriendo parte del capital del parque eólico a la inversión participativa.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank y UNITe comparten la visión a largo plazo de la inversión en energías renovables y el deseo de combinar la transformación energética con la gestión responsable del suelo. Colaboramos en conferencias de energías renovables sobre cómo incorporar el crowdfunding a los proyectos para fomentar la inversión local y participar en el desarrollo de la red inteligente (acercando producción y consumidores finales).El grupo UNITe estableció estrechos lazos con Triodos Bank durante la fase de financiación del proyecto, lo que nos permitió confirmar que compartimos una visión conjunta del desarrollo sostenible.

¿Qué inspiró este proyecto?

Garth Wind Limited está dirigida por North Yell Development Council, una organización sin ánimo de lucro dedicada al desarrollo comunitario en nuestra zona. Hace tiempo que adoptamos nuestro lema “Empresa, iniciativa y autoayuda” y este proyecto encaja bien en esa ambición.

Nos ha impresionado lo que otras comunidades están haciendo con la energía eólica y creímos que este podía ser un proyecto que podríamos asumir para ofrecer energía verde y aportar algunos ingresos a la comunidad. Creímos que podía aportar grandes beneficios a toda nuestra zona.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

En 2003 se decidió poner en marcha un proyecto para instalar cinco turbinas eólicas que produjesen 4,5 megavatios de energía verde para la red de Shetland y para aportar un ingreso a la comunidad. Durante el desarrollo del proyecto nos fuimos encontrando con varias dificultades, como la conexión a la red o los problemas de planificación y de suelo. Supuso un gran desafío para el grupo, por lo que, ahora que el parque eólico está terminado, es un momento de orgullo para la comunidad.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Elegimos a Triodos Bank porque conocíamos su experiencia apoyando proyectos similares en otros lugares de Escocia y también por su experiencia trabajando con las agencias de desarrollo escocesas. Esto, sumado a la postura ética del banco, nos hizo confiar en que sería un buen socio de nuestra aventura. El banco fue el principal prestamista y esto garantizó que el proyecto pudiese salir adelante. Hemos trabajado en estrecha colaboración con el personal de Triodos y su cooperación ha permitido que el proyecto progresase adecuadamente.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

El parque eólico que hemos creado producirá 4,5 megavatios de energía verde. Así, se sustituirá la generación de combustibles fósiles en Shetland bajo un acuerdo especial con la operadora de la red. Esto también ayudará a lograr los objetivos escoceses, británicos y europeos de generación de energías renovables.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

North Yell Development Council fue creada a finales de los años 1940 y ha colaborado con la comunidad para ayudar con el desarrollo y el progreso desde entonces. Este proyecto tuvo una escala mucho mayor que cualquier otro jamás intentado antes y supuso grandes desafíos. La puesta en marcha ha contado con el apoyo y ha sido posible gracias a los voluntarios, además de la contratación de un gestor de proyecto en las últimas fases.

Toda la comunidad se interesó enormemente por la fase de construcción y ha prestado su apoyo a pesar de algunas breves molestias durante la realización de las obras.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank afirma en su página web que ofrecen “banca sostenible, usando la capacidad de financiar para apoyar proyectos que benefician a las personas y al planeta. Creemos que la banca puede ser una potente fuerza para hacer el bien: servir a las personas y a las comunidades y construir una sociedad más sostenible”.

Esta afirmación encaja perfectamente con los objetivos benéficos que son el pilar del compromiso de nuestra asociación con la comunidad y también con el viejo lema “Empresa, iniciativa y autoayuda”.

Energías renovables – Caso de estudio (foto)

Chris Derde, gerente de Fortech

¿Qué inspiró este proyecto?

El sector de la energía eólica renovable irrumpió en Dinamarca y Alemania a finales del siglo pasado. Los avances tecnológicos habían convertido la energía eólica en una opción atractiva para generar electricidad y los responsables de Fortech se propusieron obtener energía a partir del viento en la zona del río Waas, Bélgica.

“Fundamos la cooperativa Wase Wind con cuatro amigos de la infancia procurándonos la financiación para los aerogeneradores, tanto por nuestros propios medios como implicando al mayor número posible de personas y asumiendo nosotros la responsabilidad de su inversión”, explican al recordar los orígenes de la iniciativa.

Su objetivo fue, desde el principio, producir el 100% de la energía a partir de fuentes renovables. Y hacerlo, además, velando por la salud financiera del negocio “sin buscar un beneficio excesivo”. Para alcanzarlo, además, se dedicaron a gestionar adecuadamente el dinero invertido y seguir una estrategia de innovación constante.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

En el 2000, el sector energético llevaba años dominado por fusiones y adquisiciones y se encontraba en manos de grandes empresas. En ese momento, Chris Derde y sus socios decidieron formar una empresa de energías renovables junto a un reducido grupo de personas.

Para hacerlo separaron Fortech de Wase Wind, algo que les permitió “limitar los riesgos para los cooperativistas y ofrecer energía eólica de manera rentable”. También eligieron instalar los aerogeneradores más eficientes. En el momento de su puesta en funcionamiento, eran los de mayores dimensiones y los más potentes del Benelux y se encontraban equipados con tecnología vanguardista.

Desde entonces, Wase Wind se ha convertido en una cooperativa de 2.000 personas que, juntas, invierten en energía eólica en su propia región. La energía producida la consumen los propios cooperativistas, tanto en sus hogares como en empresas locales, y edificios públicos como centros deportivos y ayuntamientos. Además, cada uno de los clientes coinvierte y el beneficio se reparte entre ellos.

La energía eólica también tiene sus detractores, preocupados por la visibilidad, las sombras que crean los aerogeneradores o su ruido. Sin embargo, los vecinos de la zona en la que trabaja Fortech se presentan como sus “más fervientes seguidores”. Entre otras cosas, la compañía no solo mantiene una relación estrecha con ellos sino que además aborda conjuntamente con los residentes las posibles molestias. También lleva a cabo actos con ellos, como la organización de eventos a los que invitan a los habitantes del área o la recepción, cada año, de 750 estudiantes de las escuelas de la región.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Cuando Fortech obtuvo los primeros permisos necesarios para iniciar su primer proyecto eólico, en 2004, sus responsables se encontraron con que los grandes bancos no les ofrecían financiación y desconocían el sector eólico, entonces emergente. Sin embargo, Triodos Bank si que era consciente de la importancia y las posibilidades de este sector, y financió la iniciativa “con unas condiciones adecuadas”.

La entidad, además, aportó asesoramiento sobre aspectos como las garantías de los fabricantes que más tarde, según destacaron los responsables de la firma, “resultarían de enorme utilidad”. “Triodos Bank fue crucial para lanzar nuestro proyecto y siguió siendo nuestro socio para instalaciones posteriores, incluso cuando otros bancos empezaban a hacer cola para financiarlos”, añaden.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Como pionera en el sector eólico belga, Fortech desempeña un papel preponderante en ODE, la Organización del Sector Flamenco de Energías Sostenibles (Organisatie Duurzame Energie), germen de la Asociación Flamenca de Energía Eólica.

El trabajo de la entidad pronto dio sus frutos con la inclusión de todas las empresas eólicas en activo en Flandes, así como el lanzamiento de iniciativas de cooperación con los socios de Valonia. La asociación se ha convertido en la “voz” del sector eólico como consecuencia de la “consulta de alta calidad” llevada a cabo por grupos de estudio. Actualmente, además, cuenta con el reconocimiento como tal por parte del Gobierno. Su valor como interlocutor y las “pacientes y exhaustivas” consultas llevadas a cabo en el sector y con el propio Gobierno se han traducido en, por ejemplo, el ajuste paulatino en los reglamentos sobre energía eólica para que se aporten las garantías necesarias tanto para las compañías energéticas como para las personas a las que prestan servicio.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Tres aerogeneradores ubicados a lo largo de una autopista principal de Kruibeke (Bélgica) llevan produciendo electricidad a partir de energía eólica desde 2005, con la que se cubre la mitad del consumo de los hogares de los 15.000 residentes en la zona metropolitana de Kruibeke.

La empresa también construyó el proyecto eólico “Braemland II” al otro lado de la autopista E17, en Melsele, gracias al que desde 2009 se produce electricidad ecológica para 2.300 familias. Wase Wind CVBA (cooperativa) ofrece la electricidad a las familias y empresas agrícolas y de otra índole de la zona del río Waas.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank comparte con Wase Wind una clara visión a largo plazo acerca de la energía sostenible. Además de elevar la capacidad de generación instalada, a partir de fuentes de energía sostenibles, es importante invertir en un sistema energético más resiliente, socialmente integrado y equilibrado. Las nuevas tecnologías, como la conexión de los diversos agentes locales, contribuyen a la creación de cadenas cortas, eficientes y descentralizadas.

La integración local en las ciudades, las empresas y las comunidades que consumen la energía que se genera potencia el efecto. Los modelos sostenibles, como el de Wase Wind, trascienden el medio ambiente por sí mismo para abarcar las ventajas sociales en un sentido más amplio.

Agricultura y alimentación ecológicas y conservación de la naturaleza

¿Qué inspiró este proyecto?

La escala de la agricultura empezó a cambiar drásticamente en los años sesenta y setenta del siglo XX. Las granjas -cada vez más grandes- han generado todo tipo de efectos, muchos de ellos negativos y a menudo se ha reducido la libertad de movimiento y el bienestar de los animales. En contraposición, los alimentos y las granjas ecológicas sí que tienen en consideración el medio ambiente y el bienestar animal; por ejemplo, los animales tienen más espacio que en las granjas convencionales y la ingeniería genética y los pesticidas químicos no están permitidos. El desafío de DO-IT ha sido fomentar en las granjas este enfoque más sensato desde el punto de vista ambiental.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

DO-IT fue fundada en 1991 por Poppe Braam. A la empresa, y a su fundador, les mueve un firme compromiso con la difusión de la agricultura ecológica y el establecimiento de relaciones comerciales sostenibles con, y entre, agricultores de países en desarrollo y consumidores europeos. La empresa ha desarrollado relaciones con 170 proveedores de más de 20 países de Asia, África y Latinoamérica, a los que compra más de 850 productos; desde frutos secos, quinua, fruta deshidratada y azúcar hasta arroz y aceite de oliva. La empresa trabaja estrechamente con agricultores y cooperativas locales y comparte sus conocimientos sobre prácticas agrícolas ecológicas. DO-IT también ha lanzado dos marcas de consumo ­La BIO IDEA y Amaizin- que están disponibles en tiendas de productos ecológicos de toda Europa.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

En 2016, Triodos Organic Growth Fund adquirió una participación minoritaria en DO-IT. Este fondo es un inversor que comparte nuestra visión y el compromiso a largo plazo para que el proyecto crezca y logre sus otros objetivos.

En enero de 2014 se lanzó el fondo Triodos Organic Growth Fund, un fondo abierto a largo plazo. Invierte en el capital de empresas punteras no cotizadas que trabajan con productos de consumo sostenible en Europa, prestando especial atención a la alimentación ecológica, la ropa y la moda sostenibles y el cuidado personal.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

En 2018, DO-IT copatrocinará, por quinta vez, una popular serie de seis diálogos sobre el futuro de la agricultura y de los alimentos desde una perspectiva global. “It’s the Food, my friend” (“Es la comida, amigo”) pretende co-crear una visión amplia y a largo plazo de los alimentos, que contribuya a lograr un sector alimentario y agrícola económica, social y ecológicamente sostenible. En el evento participarán unas 300 personas con backgrounds muy diversos: agricultores, estudiantes, banqueros, comerciantes, consultores y cargos públicos.

Además, Poppe Braam, el CEO de DO-IT, es un miembro activo del consejo de la asociación neerlandesa de productores y comerciantes ecológicos (BioNederland) y de Stichting EKO-Keurmerk, el más antiguo y reconocido sello de calidad para alimentos ecológicos de los Países Bajos. Asimismo, participa activamente en la consolidación y creación de la Asociación Internacional del Comercio Ecológico (International Organic Trade Association).

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Por suerte, cada vez son más los consumidores que optan por comprar y consumir productos ecológicos. Para responder a esta demanda, es fundamental aumentar el cultivo ecológico, también en los países en desarrollo. Gracias a las relaciones a largo plazo que DO-IT ha establecido con agricultores y productores durante los últimos años, está en condiciones de contribuir a satisfacer esta demanda y dar prioridad a los intereses de los agricultores. Principalmente, DO-IT ha establecido sus propios proyectos agrícolas, con pequeños agricultores y cooperativas locales. El objetivo de sus proyectos de comercio justo no es solo acceder a productos ecológicos certificados de la mayor calidad, sino también contribuir a mejorar la calidad de vida de los agricultores con los que trabaja.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

La sociedad consume más recursos naturales de los que el planeta puede producir. Este uso excesivo global, impulsado por una mentalidad consumista y cortoplacista, provoca un agotamiento de los recursos naturales (por ejemplo, una disminución de la fertilidad de los suelos y una pérdida de la biodiversidad) y una menor resiliencia en las cadenas de suministro de los alimentos y otros productos de consumo. Estos retos exigen una transición muy necesaria hacia una producción y un consumo sostenibles; una transición con la que DO-IT y Triodos Bank están comprometidos.

Triodos Bank aspira a acelerar la transición hacia unos sistemas agrícolas y unas pautas de consumo más sostenibles gracias a la financiación de empresas, como DO-IT, de toda la cadena de suministro que protegen la naturaleza, fomentan la legitimidad y la transparencia, mejoran los medios de vida de los agricultores e impulsan el consumo responsable.

¿Qué inspiró este proyecto?

Liberar a los animales de la cadena alimentaria fue la motivación del granjero ecológico Jaap Korteweg para poner en marcha El Carnicero Vegetariano hace casi diez años. Se dio cuenta de que mantenemos muchos animales con un único propósito: comérnoslos. Los animales son a menudo vistos únicamente como máquinas de producir carne. Además, la cría intensiva de animales provoca con frecuencia crisis, como las epidemias de gripe aviar o fiebre porcina, que provocan programas masivos de sacrificios.

Estos problemas se pueden evitar porque, según Jaap Korteweg, no necesitamos que los animales produzcan carne. El Carnicero Vegetariano produce “carne vegetal”. Mejor aún, hace productos como salchichas, albóndigas y croquetas de ingredientes vegetales, pero que saben a carne y también lo parecen.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

El Carnicero Vegetariano es un ejemplo clásico de una empresa innovadora, tanto en las recetas de los productos como en la forma en que los comercializa. La empresa produce los sustitutos de la carne a base de altramuz y soja. Usa el altramuz y los granos de soja para hacer fibras con un “bocado” firme. Estos forman el ingrediente central de los productos, que tiene el sabor de la carne.

La empresa ganó el tercer premio en la batalla por la Gouden Gehaktbal [albóndiga de oro] celebrado por un periódico neerlandés entre 43 participantes que utilizaron carne real. El Carnicero Vegetariano es una empresa en rápido crecimiento. Sus productos están disponibles en muchos lugares y se pueden encontrar en los estantes de tiendas de alimentos ecológicos y en los supermercados habituales de los Países Bajos.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank ha financiado la construcción y el acondicionamiento de la fábrica de El Carnicero Vegetariano en Breda, desde comienzos de 2017. Hasta ahora, la empresa recurría a terceros para producir su carne vegetal. Sin embargo, debido a su rápido crecimiento, es importante que la producción permanezca en manos de la empresa. Ese es el motivo de la nueva planta, que abrió sus puertas en 2017. Además del crédito de Triodos Bank, la empresa también organizó una exitosa campaña de crowdfunding que recaudó 2,5 millones de euros para la construcción de la fábrica.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Jaap Korteweg es un emprendedor exitoso cuya influencia como carnicero vegetariano sirve de inspiración para el sector agroalimentario.

Korteweg empezó como un granjero ecológico en una empresa familiar que había pasado de padres a hijos durante generaciones. Pero él tenía un sueño: producir carne vegetal. El crecimiento de su negocio muestra a otros agricultores ecológicos que se puede hacer realidad un sueño con trabajo duro e inspiración. La inspiración es fundamental en un sector que es a menudo conservador y protector.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La presión ecológica provocada por la producción de carne es mucho mayor que la del cultivo del campo. El ganado bovino, porcino y aviar, por ejemplo, crea un exceso enorme de estiércol, que contamina el suelo y las aguas subterráneas. La cría de aves de corral emite además muchas partículas finas, que provocan la contaminación del aire que resulta dañina para la salud pública. La producción de carne vegetal desde una perspectiva social tiene, por tanto, un enorme valor añadido. Sencillamente, evita problemas mayores.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank financia a emprendedores que trabajan con el corazón y la cabeza. Jaap Korteweg es un excelente ejemplo de ello. Su impulso proviene de un ideal social: producir carne sana de una forma respetuosa con el medio ambiente y los animales. Ha conseguido dar forma a ese ideal. Esta combinación de idealismo y pragmatismo se ajusta perfectamente a la misión y la visión de Triodos Bank.

Färm es una cooperativa de tiendas ecológicas con una oferta de productos que está lo más comprometida posible con la sostenibilidad. Le suministran, entre otros, comercio justo ecológico y pequeñas empresas familiares locales.

Pero Färm es mucho más que una tienda ecológica. Es una cooperativa “del productor al consumidor”, que acorta la distancia entre ambos, asegurándose de que colaboran para que los alimentos sean la base de las relaciones en nuestra sociedad y para que todo el mundo pueda alimentarse de la forma más sostenible y deliciosa posible.

¿Qué inspiró este proyecto?

Nuestra visión consiste en volver a convertir la comida en un elemento de unión entre las personas. Queremos utilizar los alimentos para dotar de significado a la sociedad, que en las últimas décadas ha perdido un poco el rumbo, porque la industria agroalimentaria se ha convertido en una industria financiera más que una base real de la sociedad humana.

Básicamente, una tienda es un lugar en el que podemos generar esta unión. Es un lugar donde los productos son un medio de comunicación entre el consumidor, que también redescubre el significado de su acción, y el productor que está detrás del producto, que utiliza todos sus conocimientos y su pasión para transformarlo en un producto que será consumido con placer.

Cuando empezamos en 2009, éramos muy conscientes de que los clientes de productos ecológicos eran personas extremadamente conscientes y consideradas con todo el universo, acerca de cualquier impacto, ambiental o humano. Además, fueron una inspiración para poner en marcha el negocio.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Contamos con procedimientos de compras comerciales con productores y cooperativas. Por tanto, intentamos desarrollar estas relaciones para convertir Färm en una herramienta que ayude a crear industrias resilientes, generando asociaciones cooperativas con los productores. Agribio es un ejemplo. Se trata de una cooperativa de productores de cereales de Valonia, que también son molineros; hacen su propia harina en la granja. En 2016, unimos fuerzas con ellos para crear una cooperativa al 50% para crear una nueva cooperativa de panadería. Esta cooperativa hace todo el pan que distribuimos en nuestras tiendas Färm, y también en cualquier otra tienda que quiera aprovechar esta oferta de pan 100% natural y ecológico, sin ningún producto añadido aparte de la harina, el agua y la sal.

El siguiente paso fue establecer otros nuevos sectores de producción, de forma que nuestra actividad tuviese mucho más impacto, para la carne, los productos lácteos, los cereales y los productos de jardinería.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Trabajar con Triodos Bank nos ha permitido aumentar nuestros locales de venta al público, ya que nos financia con un apoyo entusiasta a cada una de nuestras solicitudes. Hemos establecido una relación de confianza entre las dos organizaciones. Y asociar Färm a Triodos Bank también demuestra que somos coherentes al poner la sostenibilidad en el centro de todo lo que hacemos. Por tanto, considero que es una verdadera asociación que fortalecemos juntos.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Es muy interesante que proveedores y productores quieran cada vez más construir industrias resilientes y sostenibles con nosotros cuando crecen a través de nuestra red. Acordamos contratos mucho mejores con ellos y se preocupan principalmente de las especificaciones de desarrollo que tiene un compromiso ambiental y social, además del aumento del impacto social de los alimentos ecológicos y sostenibles.

Un productor ya no quiere ser solo una herramienta para la producción en masa y la industrialización de los alimentos. En realidad, los productores quieren convertirse de nuevo en artesanos tanto en lo relativo a los propios productos como a la tierra. Ser capaces de ofrecer a estos productores una oportunidad de desarrollar su actividad, su pasión y sus valores gracias a la cooperativa y a las tiendas de Färm es muy emocionante.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Hay dos tipos de impacto cuando se abre una tienda de Färm. En primer lugar, la base local de clientes está muy contenta porque creamos puntos de venta a escala humana, en el que la relación con el tendero es importante; nuestro personal está en la tienda y conoce a nuestros clientes y sus hábitos. Por lo tanto, se recupera una relación mucho más familiar con el tendero.

Por lo que se refiere a los empleados, pensamos que hoy las personas también buscan significado en su trabajo, con independencia del puesto. Y eso es un verdadero desafío. No siempre es fácil conectar con una realidad y con un significado en un puesto de trabajo que puede que no siempre sea fácil en el día a día, trabajando la tierra, en una tienda o en una oficina. Nuestra ambición es que cada día, cada acción en el trabajo sea un acto de pasión conectado con algo más fuerte, más grande y más cohesionado entre distintos grupos de interés, ya sean compañeros o productores con los que en el futuro poder asociarnos.

A través de la cooperativa Färm, nuestro objetivo es reestablecer la conexión en la sociedad gracias sencillamente a los alimentos, que son la base de todo nuestro sistema.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Un elemento interesante y algo que Färm comparte con Triodos Bank es la elección de los productos. Al igual que Triodos selecciona cuidadosamente sus productos de inversión y sus créditos, las entidades a las que se los concede, también Färm selecciona así sus productos y productores. No trabajamos con cualquiera y no tenemos en stock cualquier producto. Esto es un ejemplo de un verdadero elemento en común entre ambas organizaciones.

Para asegurarnos de que los productos que vendemos en las tiendas de Färm son los más responsables y comprometidos del mercado, hemos creado un comité de marcas en el que ahora invitamos a participar a los empleados, para seleccionar los productos y las marcas que se van a incluir en el catálogo de Färm. Los productos cumplen con un conjunto de criterios muy estratégico, definidos en nuestra carta de productos y que hacen realidad nuestros valores. Son criterios como productos de comercio justo, ecológicos y locales, productos directos, el tamaño de la empresa, si un producto viene de una empresa familiar o no, etc. Todos estos criterios se reflejan en cada una de las marcas que enumeran todos los empleados de las tiendas de Färm de forma participativa e igualitaria.

Agricultura ecológica y conservación de la naturaleza ecológicas – Caso de estudio (foto)

Thomas Harttung, cofundador de Aarstiderne

¿Qué inspiró este proyecto?

En general, si miramos la agricultura ecológica como una industria, podemos pensar que promete más de lo que ofrece. Søren (cofundador de Aarstiderne) y yo queríamos afrontar la forma en que se piensa acerca del sector y hacer de la agricultura ecológica un negocio de éxito. Lo que queríamos era cambiar la forma en que se perciben y consumen los alimentos.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Desde un punto de vista estratégico, durante los diez últimos años hemos tratado de integrar los alimentos ecológicos e impulsar su relevancia en el mercado. Nuestra innovación (de Søren y mía) consistió en ofrecer comidas preparadas, ampliando la oferta de frutas y verduras a carne y pescado, y despertando el entusiasmo de los consumidores por la alimentación ecológica. Además, estamos avanzando en el desarrollo de nuevos modelos de agricultura.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

En 1999, la Conferencia Orgánica Mundial celebró un taller en el que intervine, sobre la aportación y la materialización de ideas ecológicas por parte del capital en inversiones verdes, así como sobre el desarrollo de un lenguaje basado en la confianza entre los emprendedores respetuosos con el medio ambiente y los bancos. Triodos Bank también participó en este taller y desde entonces forjamos una gran relación: Triodos invirtió en nuestra empresa y nuestra financiación ganó en sostenibilidad. Triodos entendió que esta iniciativa trata de aportar algo con sentido en el largo plazo.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Si nos fijamos en dónde estaremos en los próximos dos o tres años, el énfasis recaerá en el desarrollo de la siguiente versión o del próximo patrón de la agricultura ecológica. Dada la magnitud actual de la agricultura ecológica y el interés del público, estamos ante una gran oportunidad para que Aarstiderne pueda revisar los principios más fundamentales y crear un sistema de agricultura ecológica más acorde con las verdaderas aspiraciones y expectativas de nuestros clientes.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Aarstiderne ha crecido hasta convertirse en una empresa que presta servicio a 54.000 clientes, principalmente en Dinamarca, pero también en Suecia. Hemos ampliado la distribución de frutas y verduras para incluir comidas preparadas con ingredientes equilibrados, como carne y pescado, menús vegetarianos, de régimen, etc., así como recetas. Somos líderes en el mercado porque siempre ofrecemos una mejora en la calidad de vida de las personas y al mismo tiempo en su sostenibilidad: capacitamos a las personas para que puedan llevar la vida que realmente quieren vivir. Los profesionales jóvenes urbanos se enfrentan a grandes dificultades, pues adoran sus trabajos y sus carreras, pero esto afecta a su capacidad de cuidar de sí mismos y de sus hijos. Quieren soluciones de lunes a viernes y nosotros se las ofrecemos. Lo bueno es que nuestros clientes siempre tendrán nuevas ambiciones y siempre encontraremos maneras de ofrecer soluciones más útiles y compatibles con un mayor sentido de la felicidad, la sostenibilidad y la comodidad.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Nuestros valores encajan en gran medida con los de Triodos. Triodos puede contribuir invirtiendo en nosotros a largo plazo y en otras empresas de filosofía similar que puedan aportar su granito de arena a un futuro común mejor y una mayor innovación. Respaldando a empresas inmersas en el mismo reto e invirtiendo en ellas, podemos incrementar las posibilidades de que nuestra filosofía se convierta en un movimiento de gran alcance.

Agricultura ecológica y conservación de la naturaleza ecológicas – Caso de estudio (foto)

Frank van Dommelen, gestor senior de relaciones

¿Qué inspiró este proyecto?

Combinar sostenibilidad y bienestar animal con una gestión operativa moderna y rentable en el sector agrícola exige innovación constante. Este planteamiento también lo conoce muy bien Sjaak Sprangers, emprendedor y propietario de una explotación lechera ubicada parcialmente en una reserva natural neerlandesa entre Tilburgo y Bolduque.

Debido al envejecimiento de su nave, era esencial para Sjaak encontrar un lugar nuevo en el que albergar a sus vacas. El reto era ambicioso: construir un establo nuevo que se integrara en el entorno natural, favoreciera el bienestar del ganado, limitara las emisiones de amoniaco, protegiera las condiciones del suelo de la reserva natural y que, a la vez, encarnara modernidad empresarial.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Construir un establo en este entorno natural, con tantas aspiraciones y exigencias, requiere de un respaldo muy amplio y de grandes conocimientos. Así pues, Sjaak Sprangers entabló un diálogo con grupos medioambientales, el grupo local de defensa de la naturaleza, el ayuntamiento de Kaatsheuvel, la organización agrícola y hortícola del sur, la asociación de protección de las dunas, la Universidad Agrícola de Wageningen y diversos contratistas agrícolas y técnicos.

Para la cuestión financiera, acudió a diversos servicios de subvención de Bruselas. El ministerio de asuntos económicos también contribuyó. Diversos contratistas y especialistas técnicos ofrecieron también respaldo financiero.

Combinar los conocimientos, la innovación, la inspiración, la determinación, el compromiso y la pasión de estos grupos se tradujo en la construcción de un nuevo tipo de establo: el establo “cuarteto” o “Kwatrijnstal”.

A continuación, algunas de sus características diferenciadoras:

Medio ambiente:

El establo “cuarteto” es una estructura innovadora adaptada a su entorno. Ofrece un alto nivel de bienestar a los animales, emite bajos niveles de amoniaco y cuenta con un amplio respaldo público. Dispone de un suelo único, que elimina los orines y el estiércol sólido por separado, lo cual reduce considerablemente las emisiones de amoniaco y mejora la biodiversidad.

Entorno natural:

Gracias a su diseño transparente y a la construcción única de su tejado, el establo se integra adecuadamente con el entorno y los transeúntes pueden ver qué sucede en su interior. En comparación con un establo cerrado, el establo “cuarteto” parece mucho más pequeño, básicamente porque el entorno resulta visible a través de toda la estructura.

La construcción del tejado, que comprende diferentes niveles, dota al establo de un aspecto más agradable, en armonía con la escala del entorno y la arquitectura tradicional de la región.

Bienestar de los animales:

En el establo “cuarteto” las vacas disponen de un 50% más de espacio para moverse con respecto a un establo tradicional. Existen “islas” donde pueden tumbarse sobre camas de paja, que les ofrecen aislamiento y absorben la humedad. La paja también añade valor al estiércol sólido. Una máquina especial distribuye automáticamente la paja por todas las islas.

El ordeño se lleva a cabo gracias a un sistema móvil específico que funciona con energía solar. El establo está diseñado para que no existan “espacios muertos” en los que los animales puedan agobiarse. Las zonas donde las vacas pueden tumbarse son muy espaciosas y la compuerta de alimentación está abierta, lo cual evita que los animales se lastimen. Como no podía ser de otra manera, las vacas tienen acceso ilimitado durante todo el año a la reserva natural que rodea el establo.

Conciencia ecológica:

Los animales se alimentan con productos ecológicos dotados de todo el forraje de la reserva natural. El estiércol orgánico también se devuelve a la naturaleza.

Las dimensiones del establo posibilitan que rara vez los animales se lesionen o enfermen, por lo que no se precisa de medicamentos, como antibióticos. En parte gracias a esto, las vacas de Jersey producen leche saludable de tal alta calidad que puede procesarse y convertirse en helados, quesos y demás productos lácteos orgánicos mediante un transformador lácteo de pequeña escala.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Sjaak Sprangers ya disponía de una explotación agrícola ecológica, que solía contar con los servicios de uno de los grandes bancos. Precisaba de financiación adicional, pues el proyecto demandaba un enfoque innovador y necesitaba respaldo público. Sprangers consideró que también necesitaba un banco que realmente encajara en el enfoque general.

Con Triodos Bank pudo captar capital respetuoso con el medio ambiente para construir el establo. Además, Triodos Bank era un buen conocedor de este sector, por lo que pudo realizar valiosas aportaciones durante la fase de planificación. Otras partes interesadas también consideraron positiva la participación de Triodos Bank.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Este proyecto se abordó concienzudamente con grupos de defensa del medio ambiente y la naturaleza, así como con diferentes organizaciones agrícolas, incluido un grupo de trabajo y asesoramiento que ofrece asistencia y orientación a emprendedores sobre cómo iniciar proyectos agrícolas en reservas naturales o cerca de ellas.

El establo “Kwatrijn” se ha convertido en una iniciativa que podrían adoptar más granjeros y es intención de sus promotores comercializar este concepto. Ya se organizan excursiones profesionales para que otros granjeros lo conozcan.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Antes y durante la construcción del establo, numerosas personas de la zona pudieron seguir los avances, lo cual contribuyó a que el respaldo público del proyecto fuera mayor.
El nuevo establo “cuarteto” de Sjaak y Suzanne Sprangers fue inaugurado con gran entusiasmo en 2015 por la secretaria de estado, Sharon Dijksma, acontecimiento que sirvió al proyecto de escaparate ante todo el país. El establo y el enfoque aplicado muestran las excelentes oportunidades que existen para combinar naturaleza y agricultura.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

El propietario es un apasionado de la agricultura ecológica, dueño de una explotación lechera ecológica que puede contar infinidad de historias sobre sus animales y su entorno natural. El bienestar de sus animales es una de las prioridades de Sjaak Sprangers: para él, se trata de un aspecto inseparable de un sistema agrícola que permita devolver al entorno cuantos elementos naturales resulte posible. No utiliza fertilizantes, pesticidas, herbicidas ni medicamentos. Este planteamiento encaja a la perfección con la misión de Triodos Bank.

Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares

¿Qué inspiró este proyecto?

Cuando llegué a Vitsœ, la empresa tenía su sede en Alemania y Dieter Rams, que también era director de diseño de Braun, era el encargado del diseño de los productos en Vitsœ. Dieter es uno de los principales diseñadores industriales del siglo XX. Para él, el buen diseño tiene que ver con las personas y, por tanto, el buen diseño debe ser innovador, útil, comprensible, discreto, duradero y respetuoso con el medio ambiente. En consecuencia, Vitsœ se ha marcado como meta durante casi 60 años hacer productos que duren mucho tiempo; productos que puedan ser reparados y a los que se les puedan añadir cosas; productos que serán atemporales. Solo después -con el crecimiento del movimiento ecologista- me di cuenta de que Vitsœ había estado abordando las cuestiones ambientales desde los años cincuenta aplicando el sentido común al diseño de productos adaptables hechos para durar.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

En Vitsœ, nuestro objetivo es permitir que más gente viva mejor con menos y con cosas que duren más. Fomentamos, de manera activa, que nuestros clientes nos compren menos, porque pueden estar seguros de que seguiremos aquí en el futuro cuando quieran añadir algo más. Sabemos que nuestros clientes llegan incluso a incluir sus muebles Vitsœ en sus testamentos para asegurarse de que sean valorados por un miembro concreto de la siguiente generación. Hay académicos que nos han descrito como “empresa de la suficiencia” porque animamos a nuestros clientes a comprar solo aquello que realmente necesitan. Por ello, no ofrecemos descuentos ni tenemos rebajas, porque no tenemos productos obsoletos de los que deshacernos. No introducimos nuevos colores o modelos para intentar estimular las ventas a corto plazo. Siempre que podemos, todos nuestros nuevos modelos son compatibles con los antiguos y en ningún caso fabricamos para favorecer la obsolescencia.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos es una de las pocas organizaciones financieras con las que realmente trabajaríamos. En 1973, en Lo pequeño es hermoso, E. F. Schumacher identificó la avaricia y la envidia como las raíces de los problemas de nuestro mundo. Nosotros estamos deseando trabajar con los que están preparados para adoptar un enfoque más altruista. Cuando en 2014 surgió la oportunidad de comprar el solar de nuestro nuevo edificio de Leamington Spa, creímos que lo mejor en ese momento era pedir ayuda a nuestros clientes. Creamos el Bono Vitsœ y así es como financiamos la construcción y la ocupación. Una vez ya en el edificio, contactamos con Triodos para ver si nos podían ayudar con la siguiente fase de nuestro crecimiento. Hablamos con otros bancos pero, en nuestro interior, sabíamos que únicamente Triodos entendería realmente lo que intentamos conseguir.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

En un mundo sometido a la moda, Vitsœ -como producto y como empresa- está decidida a no convertirse en un “producto de temporada”. Sin embargo, de una forma maravillosamente irónica, nos aprecian mucho en el mundo de la moda. Algo parecido sucede en el mundo de la música. Por ejemplo, existe una hermosa imagen de David Bowie sentado en la posición del loto frente a sus estanterías Vitsœ. Lo que nos diferencia en nuestro sector es que hemos sido innovadores a la hora de conectar estrechamente con nuestros clientes de todo el mundo (usando tanto internet como nuestras propias tiendas), para mantener una relación directa con ellos en más de 60 países.

Tal y como nosotros lo vemos, en realidad no somos una empresa de muebles, sino que coincide que hacemos muebles. Al hablar con nuestros clientes, lo que obtienen de nosotros es una mayor calidad de vida. Enriquecemos un aspecto de su vida que normalmente es fuente de estrés: la organización de sus hogares. Expresan su confianza en que Vitsœ se preocupa por ellos.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Partimos del principio fundamental de que la empresa debe hacer una contribución positiva al bien común. Eso significa que la comunidad debe incluir a vecinos, empleados, proveedores y clientes. Nuestra nueva sede de Leamington Spa es precisamente una afirmación de este propósito. Nuestros proveedores están, en la mayoría de los casos, a unos 90 minutos, lo que nos ofrece un clúster industrial próximo. Nuestro edificio es transparente y esto no es casual: la gente puede ver el interior y nosotros podemos ver el exterior. Queremos conectar con nuestra comunidad y eso incluye muchas escuelas, colegios y universidades locales que preparan a nuestros futuros empleados.

Hemos creado un edificio en el que las personas son el elemento central. Está hecho de materiales naturales, se ilumina con luz natural y se ventila de forma natural. Está diseñado para mantener conversaciones, minimizar la necesidad de tener reuniones formales y facilitar los contactos fortuitos entre las personas que resuelven los problemas cotidianos de forma espontánea.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

El argumento “People, Planet, Profit” (Personas, Planeta, Beneficio) que Triodos acertadamente defiende, encaja muy bien con Vitsœ. Debemos encontrar a aquellas organizaciones que se crean preocupándose por las personas y nuestro planeta. Por desgracia, la lista es terriblemente corta. Por supuesto, de la misma forma que el cuerpo necesita oxígeno, alimentos y agua para sobrevivir, una empresa necesita el beneficio. Pero el beneficio no es la razón de existir de una empresa. Las empresas deben tener un propósito para existir. Lo que intentamos hacer, y lo que creo que se le da tan bien a Triodos, es destacar como empresa haciendo lo correcto por los motivos correctos; todo ello mientras animamos al mayor número posible de personas a avanzar en esa dirección. Solo así tendremos la posibilidad de hacer del mundo un sitio mejor.

Futurn es un promotor de proyectos que se centra en crear nuevos espacios rehabilitando sitios infrautilizados a través de la descontaminación, demolición, renovación y obra nueva. En su proyecto “Westgate”, Futurn está rehabilitando una antigua imprenta en la zona oeste de Bruselas. El proyecto implica el desarrollo de un parque empresarial multifuncional en la sede actual de la imprenta a medida que sus actividades se vayan reduciendo gradualmente durante los próximos tres o cuatro años.

¿Qué inspiró este proyecto?

El suelo es muy escaso en Bélgica. Por ello, necesitamos ser creativos con el suelo que está disponible. Eso también significa: más empresas en menos metros cuadrados. Los antiguos locales industriales no son atractivos porque los edificios y el diseño ya no satisfacen las necesidades de las empresas actuales. El riesgo es que, en consecuencia, estos locales se queden vacíos y con el tiempo se convierten en una aberración en medio de la ciudad. Sin embargo, en realidad, estos espacios tienen mucho potencial.

El contexto del mercado es competitivo, lo que significa que debemos asegurarnos de que nuestros proyectos de rehabilitación son equivalentes a los de nuestros competidores en lo que se refiere a precio y calidad.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

La rehabilitación de viejos centros industriales es un reto importante para los promotores de proyectos porque puede ser muy compleja debido a todas las cuestiones tecnológicas, medioambientales, conceptuales, arquitectónicas, fiscales y jurídicas que supone. Los proyectos complejos que implican cierto riesgo tienen muchos aspectos que exigen un enfoque innovador.

Estudiamos con gran atención la calidad de los edificios, para ver si se pueden rehabilitar... down-cycling se debería decir. En nuestros proyectos se reciclan ciertos materiales de demolición. También buscamos valor añadido en el up-cycling: cómo podemos dar nuevos usos a los edificios, ofrecerles un nuevo hogar, una nueva finalidad, que se adapte a la economía del futuro.

Por último, también intentamos añadir más contenido a nuestro proyecto mezclando funciones. Utilizamos tanto las carreteras como las infraestructuras y tenemos en cuenta la estética y la arquitectura de un edificio en el contexto de su entorno.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

La atención que Triodos Bank presta a la sosteniblidad nos desafía a avanzar en esta dirección.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Nuestro modelo de negocio nos permite acomodar más empresas en espacios más pequeños. Esto genera un contexto en el que las empresas pueden trabajar juntas de forma más estrecha, debido a que forman una especie de comunidad de negocios dentro del proyecto.

Notamos que las autoridades a menudo consideran nuestros proyectos una referencia y fomentan la rehabilitación siempre que es posible.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Futurn intenta implicar a la comunidad local en cada uno de sus proyectos. En ocasiones utilizamos eventos culturales y otras veces optamos por eventos deportivos o destinados a los jóvenes. De esta forma creamos una actitud positiva hacia el proyecto.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank valora la esencia del modelo de negocio de Futurn. En particular, la rehabilitación de espacios industriales existentes para proteger y aprovechar el escaso espacio disponible.

¿Qué inspiró este proyecto?

Tres Cantos es el municipio más joven de la Comunidad de Madrid, constituido oficialmente en el año 1991. Es aquí donde surge en 2003 la cooperativa Arroyo Bodonal, cuando un grupo de jóvenes de esta localidad decide, junto con sus padres, promover un edificio de 80 viviendas con criterios de construcción sostenible y energéticamente eficiente, que les permita continuar viviendo en el pueblo que los vio crecer.

La motivación social de estas familias fue ligada a su motivación medioambiental, “aunque al principio algunos nos decían que la eficiencia energética era sinónimo de vivienda de lujo”, reconoce Antonio Martínez, secretario de la sociedad cooperativa Arroyo Bodonal. Sin embargo, pronto demostraron que “la vivienda sostenible sí tiene salida” ya que las 80 viviendas de la promoción fueron vendidas poco después de su lanzamiento, con unos resultados de ahorro energético y económico muy significativos.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Este proyecto de viviendas incluye el uso y control de energías alternativas, como la geotermia para el sistema de calefacción y climatización, lámparas led, etc. Junto al sistema de aislamiento, todas estas medidas suponen un ahorro energético de más de 531.000 kWh. La disminución de la emisión de CO2 del edificio es de 150 toneladas al año, “equivalentes a retirar de circulación cada año 137 coches de gasolina o a plantar 58 hectáreas de bosque, más de 23.000 árboles”, afirman desde Arroyo Bodonal. El edificio cuenta con ascensores de recuperación cinética y con un sistema de reutilización de aguas grises y utilización de agua de lluvia que permite un ahorro de consumo de agua anual de en torno a 7.000 m3.

El garaje, por ejemplo, incorpora puntos de recarga de baterías para coches eléctricos, contribuyendo a un aire más limpio. Toda la iluminación colectiva es LED, los electrodomésticos de las viviendas son de alta eficiencia energética A+++, los ascensores son de acumulación estática (consumen energía en su ascenso y recuperan y acumulan parte de esa energía en el descenso) y el sistema de ventilación de las viviendas es individual y permite la refrigeración o calefacción del aire entrante, según la temperatura exterior del aire renovado.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

“Triodos Bank hizo lo que no había hecho ningún banco. Aparte de analizar el tema económico, como cualquier otro, ellos nos auditaron técnicamente el proyecto para comprobar que se adaptaba a su propósito de sostenibilidad”, explica el secretario de Arroyo Bodonal. “Yo reconozco que no los conocía, pero cuando contacté con su gente, cambié mi filosofía bancaria. Es un proyecto diferente”, afirma Martínez.

La construcción de esta promoción de 80 viviendas fue posible gracias a las aportaciones de los socios de la cooperativa y a la financiación con más de 15 millones de euros por parte de Triodos Bank, que también ha facilitado el acceso a la concesión de hipotecas sostenibles a sus residentes. Los promotores de la cooperativa presumen de que “Arroyo Bodonal no ha recibido un solo céntimo de ayudas de ninguna institución pública o privada”.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Este proyecto de edificación representa la mayor instalación de energía geotérmica de la Comunidad de Madrid, y en el ámbito residencial el mayor de Europa, tanto por el número de viviendas como por la potencia requerida y la superficie construida. El éxito de esta promoción ha demostrado a todo el sector que otra forma de construir es posible, con el más alto estándar de eficiencia energética y sin un sobrecoste exagerado, también para vivienda particular y no necesariamente de lujo o en el campo. Los resultados de la monitorización del consumo confirman la sostenibilidad del proyecto y lo sitúan como referente en el sector.

“Se trata de una obra emblemática no solo a nivel regional y nacional, sino también europeo”, sostienen desde la cooperativa, y es que hasta el momento únicamente se había aplicado la geotermia en España para construcciones de menor dimensión. El uso de la geotermia como fuente de energía representa en España tan solo un 0,03%, frente a países como Suecia donde el 30% de las construcciones cuentan con ella. Es por ello que requerir de este sistema, que aprovecha la temperatura estable del subsuelo mediante canalizaciones para climatizar tanto en invierno como en verano y calentar el agua, supuso un reto añadido para los instaladores. “El departamento de I+D del fabricante tuvo que desarrollar en Vitoria-Gasteiz un sistema de 8 bombas de calor, con 445 kW de potencia”, detalla Martínez sobre la instalación, que cuenta con 47 pozos geotérmicos, dispositivos instalados en la sala de máquinas para poder así como suelo radiante en las 80 viviendas.

En cuanto a eficiencia energética, las viviendas han obtenido la calificación A, con la tramitación adicional de la certificación internacional de sostenibilidad LEED. Además, el USGBC (US Green Building Council), gestor de las certificaciones LEED, ha otorgado al edificio la calificación medioambiental LEED Platinum. Esta calificación no ha sido superada ni en España ni en Europa por ningún otro edificio residencial colectivo.

El edificio de viviendas de Arroyo Bodonal ha obtenido el premio a la mejor iniciativa inmobiliaria de eficiencia energética de ámbito nacional en 2016, otorgado por ASPRIMA (Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid) y el reconocimiento a la mejor instalación geotérmica en las construcción de un edificio de carácter privado en la Comunidad de Madrid, otorgado por la Consejería de Industria y Economía de la Comunidad de Madrid.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

El impacto directo a nivel local de la cooperativa de Arroyo Bodonal lo representan las 80 familias que viven en este edificio. Más del 80% de los compradores de la promoción de viviendas son personas de Tres Cantos menores de 40 años de edad, que tenían dificultades para acceder a un hogar en su ciudad natal y que han encontrado en la cooperativa una oportunidad de acceso a una vivienda que, además, incorpora los más altos criterios de sostenibilidad.

El edificio consta de 80 viviendas, con una superficie media de 100 m2. El coste medio mensual de la energía, por vivienda ocupada, para la provisión de agua caliente sanitaria, calefacción y climatización, manteniendo en su interior una temperatura de entre 20 y 24°C, durante todo el año, es de 41,10 euros de media.

El ahorro económico en relación con el grado de confort proporcionado a los propietarios de estas viviendas, por el sistema geotérmico y el resto de elementos e instalaciones de ahorro energético, asciende en todo el edificio a 130.000 euros anuales, lo que supone en torno a 155 euros mensuales en una vivienda media.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank cree que es necesario impulsar la construcción sostenible desde sectores como la banca. Entre los sectores de interés de Triodos Bank se encuentra el medioambiental, área en el cual encajan diferentes iniciativas públicas o particulares en materia de construcción sostenible. El banco financia promociones de viviendas destacadas por su sostenibilidad o enfoque social. Además, ofrece a sus residentes la posibilidad de contratar una Hipoteca Triodos, como en el caso de Arroyo Bodonal en el que, dada la certificación energética A+ de los hogares, los compradores se han beneficiado de un tipo de interés menor en la hipoteca, gracias a la bonificación que la Hipoteca Triodos aporta a las viviendas más sostenibles.

Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares – Caso de estudio (foto)

Wim van de Bogerd, CEO KlimaatGarant

¿Qué inspiró este proyecto?

Los edificios, incluidos los de viviendas, son responsables de buena parte del CO2 que se emite en todo el mundo y que contribuye directamente al cambio climático. En KlimaatGarant creen que al construir de manera eficiente y sostenible, aplicando técnicas ya desarrolladas, es posible ofrecer hogares neutrales desde el punto de vista energético y limitar en gran medida las emisiones de CO2.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

KlimaatGarant diseña viviendas y comunidades de consumo energético nulo. Mediante técnicas de almacenamiento de frío y calor y una ventilación y un aislamiento óptimos, garantizan una factura “cero” de calefacción, ventilación y agua corriente, es decir, hogares sin costes energéticos salvo los derivados del uso de aparatos domésticos. Sus sistemas obtienen su energía de paneles solares que se instalan en los tejados.

Las compañías energéticas tradicionales tienen por objetivo vender la mayor cantidad posible de energía. Esta es la gran diferencia con respecto a su modelo: ellos comercializan “cero energía”. “Garantizamos la neutralidad energética de los hogares. En primer lugar, reducimos al máximo el consumo de energía y después satisfacemos las necesidades energéticas restantes de la manera más sostenible posible. Aplicamos conceptos y técnicas de eficacia probada en miles de hogares”. KlimaatGarant es la propietaria de las instalaciones y los dueños de las viviendas las alquilan.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Gracias a la financiación de Triodos Bank, esta empresa ha logrado lanzar este proyecto a través del cual ofrecen viviendas eficientes desde un punto de vista energético a las personas que se adentran por primera vez en el mercado inmobiliario.

A título personal, se muestran especialmente orgullosos del reconocimiento de su trabajo con el premio “Corazón-Cabeza” de Triodos Bank. “Destinaremos su dotación a diseñar una app para medir el consumo de energía: estamos convencidos de que si supiéramos exactamente la energía que utilizamos nos sentiríamos más motivados para reducir aún más nuestro consumo”.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Fomentar la concienciación y demostrar que es posible construir viviendas neutrales desde un punto de vista energético. “Son cada más los ayuntamientos y promotores que creen en nuestra idea. Pensamos que en un plazo de tres años, todas las viviendas de nueva construcción serán se caracterizarán por su consumo nulo”.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

“Nuestro impacto es fundamental y principalmente en el medio ambiente, en concreto, la forma en que contribuimos a reducir las emisiones de CO2. En un sentido más amplio, logramos concienciar a las personas demostrando que es posible construir viviendas energéticamente neutrales”.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank y KlimaatGarant colaboran con vistas a lograr una sociedad más sostenible. Ambos intentamos combatir los efectos adversos del uso de combustibles fósiles (el cambio climático, entre otros) a través del fomento de las energías renovables y promoción de un consumo energético más eficiente.

Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares – Caso de estudio (foto)

Raphaël Nouwen, gestor senior de relaciones con pymes

¿Qué inspiró este proyecto?

Vuurtoreneiland o “la isla del faro” es una isla artificial creada hace 300 años y que se encuentra en el lago Markermeer, cerca de Ámsterdam. Originalmente, en 1700, se edificó allí un faro de piedra. La estructura actual de hierro forjado se construyó en 1893 y sigue siendo el único faro de Ámsterdam. La isla también alberga la casa del farero y un fuerte abandonado, que forma parte del sistema de defensa de la ciudad vieja de Ámsterdam y está incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

A fin de conservar el valor histórico natural único de la isla, el departamento de Patrimonio Forestal, propietario de la isla, lanzó en 2012 un concurso a escala europea para explotar la isla. Los ingresos de las actividades comerciales debían financiar las labores de conservación y mantenimiento del paisaje y las citadas construcciones. El departamento de Patrimonio Forestal también deseaba abrir el emplazamiento al público, de forma que cualquiera pudiera disfrutar de él.

Dos jóvenes emprendedores pensaron que se trataba de una oportunidad única y presentaron su plan. Su actividad comenzó con un proyecto piloto consistente en un pequeño restaurante temporal que abrieron durante el verano. Los visitantes llegaban en barco a la isla deshabitada, donde se servían platos ecológicos y regionales en un entorno idílico. La experiencia fue muy bien recibida. En la actualidad, el proyecto se encuentra en su cuarto año de vida, con pleno respaldo oficial.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

La pareja de empresarios obtuvo un gran éxito convirtiendo la isla en una experiencia única al asociar la conservación y el disfrute de la naturaleza con sus construcciones características.

Los promotores destinan los ingresos del restaurante a mantener y administrar el entorno, el fuerte y el faro. Para generar electricidad, tomaron decisiones conscientes y sostenibles. “Calentar a las personas, no el lugar” es un viejo concepto por el que, en vez de calentar espacios completos, solo se climatizan las zonas que albergan a los visitantes: por ejemplo, en el restaurante únicamente se calienta el espacio que se encuentra debajo de las mesas; las sillas se encuentran forradas con piel de oveja y en la chimenea se utiliza madera de la isla.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank contribuye a la conservación de esta extraordinaria isla. Su financiación permitió además que el espacio pudiera abrirse al público y convertirse en un lugar de encuentro en el que disfrutar de la naturaleza salvaje, con animales en libertad y especies vegetales poco comunes, muy cerca de la ciudad.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Vuurtoreneiland es una fuente de inspiración para otros proyectos de reordenación. La combinación de diversos aspectos relacionados con la sostenibilidad con un pequeño local de restauración ecológica hace que esta iniciativa sea única y un ejemplo a seguir para el sector.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Los habitantes de Ámsterdam y de otras procedencias visitan la isla para escapar del ritmo frenético diario y vivir la naturaleza de cerca. Cabe destacar que, además de crear empleo para un pequeño número de personas, el trabajo que se lleva a cabo contribuye a conservar el valor natural e histórico-cultural de la isla de cara al futuro.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank financia proyectos sostenibles que giran en torno a las personas, el medio ambiente y la sociedad. Esta visión multidisciplinar la comparten las personas que han desarrollado la isla del faro. Tras tres temporadas repletas de éxito, Vuurtoreneiland demuestra cómo los emprendedores pueden combinar actividades comerciales en un entorno vulnerable, y hacerlo de forma sostenible.

Culture

Arte y cultura

¿Qué inspiró este proyecto?

En España existen más de 2 millones de personas con discapacidad visual o auditiva. ¿Cómo puede disfrutar de una película o de un contenido de televisión alguien que carece del sentido de la vista o del oído? Esta reflexión fue el punto de partida de una investigación tecnológica llevada a cabo desde la Universidad Carlos III de Madrid.

WhatsCine es una empresa tecnológica que nace en 2013 gracias a la colaboración con esta investigación en el ámbito universitario, con el objetivo de permitir que todas las personas tengan la libertad de poder disfrutar del cine y la televisión, con total independencia de sus capacidades y favoreciendo la igualdad de oportunidades para disfrutar del ocio audiovisual. Además, esta app también permite incluir idiomas adicionales y versiones originales, con lo que se amplían las posibilidades y se acercan los contenidos audiovisuales todavía a más personas.

Disfrutar del tiempo de ocio favorece el bienestar y la salud de las personas, así como su vida social y familiar. WhatsCine aplica la tecnología para lograr la accesibilidad de contenidos audiovisuales.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

WhatsCine ofrece la primera y única tecnología en todo el mundo hasta la fecha capaz de acercar el ocio cultural a las personas con discapacidad audiovisual, de forma inclusiva y sin interferir con el resto de espectadores.

Ha creado un software a medida, que se traduce en una aplicación para dispositivos móviles (smartphones y tabletas) que integra los tres sistemas de accesibilidad: la audiodescripción, el subtitulado adaptado y la visualización de un intérprete en lengua de signos, para que el usuario pueda escoger la modalidad que más se adapte a sus necesidades y disfrutar en tiempo real de una película en el cine y de contenidos en televisión.

La accesibilidad visual se hace con la audiodescripción, que funciona a través de auriculares, propiedad del usuario. Consiste en una descripción sonora que da una explicación al usuario con ceguera o baja visión de escenarios, personajes, posiciones, formas, colores, situaciones y detalles, realizado de manera que pueda insertarse entre los diálogos y las narraciones, sin interferir con el audio original.

Por otro lado, la accesibilidad auditiva se traduce en subtitulado adaptado y en un intérprete en lengua de signos. El usuario con discapacidad auditiva puede escoger entre cualquiera de las dos opciones. Ambas se muestran en la pantalla del smartphone o tableta, diseñadas para que no moleste a las personas que se encuentran alrededor.

La aplicación de WhatsCine está disponible tanto para sistemas iOs como Android, y es totalmente gratuita para el usuario.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

WhatsCine ya ha adaptado más de 600 películas en nuestro país y 1.000 capítulos de serie y prepara su lanzamiento en nuevos mercados con la apertura de una nueva sede en Miami.

Es difícil estimar la cifra exacta de personas que se han beneficiado de la tecnología que ofrece WhatsCine, aunque la app móvil ha superado ya las 50.000 descargas, y cuenta con una valoración de 4,3 sobre 5. “Nos genera condiciones de autonomía y normalización que siempre hemos deseado”, afirma uno de sus usuarios. “Poder disfrutar de un rato de cine con mi hijo y con mi familia no tiene precio”, sostiene otro.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

WhatsCine ha forjado alianzas en el sector privado, creando un círculo de alianzas de 360º con distribuidoras, productoras, exhibidores y televisiones que ofrecen a este colectivo un ocio inclusivo, accesible y variado en cualquier lugar y a cualquier hora, impensable para las personas con discapacidad audiovisual hace 4 años, todo ello gracias al trabajo y esfuerzo de WhatsCine.

Según indican los promotores de WhatsCine, se espera que con el tiempo puedan existir compromisos por parte de las administraciones públicas y los gobiernos que garanticen normativas basadas en el derecho a la accesibilidad e inclusión de las personas con discapacidad audiovisual.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

WhatsCine promueve el crecimiento económico inclusivo y sostenible, dando empleo a personas con capacidades diferentes que generalmente tienen grandes dificultades para el acceso al empleo o se encuentran en riesgo de exclusión. Gracias a la actividad de WhatsCine, se han generado más de 40 puestos de empleo en España, entre las diferentes asociaciones y empresas que generan las accesibilidades, y ofrecerá más trabajo de calidad en el futuro.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank comparte su compromiso con la integración social de personas con discapacidad, además de la visión de que la cultura debe ser accesible a todas las personas, así como el ocio de calidad. El proyecto de WhatsCine da respuesta tanto a la vertiente social de apoyo a personas con discapacidad como a la cultural, fomentando el acceso universal a contenidos audiovisuales, tanto de cine como de televisión, acercando el ocio cultural a todas las personas.

¿Qué inspiró este proyecto?

El Centro de Arte Herman van Veen de Soest (Países Bajos) está situado en una vieja finca. Este centro de arte y cultura se creó en 2012 y es una iniciativa del artista neerlandés y performer Herman van Veen y su guitarrista habitual, Edith Leerkens.

La cultura y la naturaleza van de la mano aquí y se fusionan. Por ejemplo, la mansión protegida de la finca expone pinturas de Herman van Veen, hay actividades en la naturaleza para niños y adultos en un parque de acceso libre y un viejo granero acoge un pequeño teatro. El escenario cuenta con 80 butacas y ofrece una plataforma para jóvenes artistas que quieren combinar teatro, música y danza.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Las entradas para las actuaciones en el teatro del Centro de Arte no están a la venta; al menos no por adelantado. Cualquier persona que quiera asistir a un espectáculo solo tiene que pasarse. Y así es cómo las personas conocen la finca y descubren qué otras actividades se ofrecen, como las exposiciones.

Este concepto innovador convierte el Centro de Arte en una experiencia personal. No se centra en el “consumidor de teatro” anónimo que compra las entradas en internet, sino en las personas que son receptivas a las sorpresas y los encuentros. Las personas que desean apoyar al Centro de Arte pueden convertirse en amigos y permanecer conectadas por más tiempo.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

La relación entre Triodos Bank y el Centro de Arte dura ya varios años. Desde la puesta en marcha del centro, el banco mantuvo conversaciones sobre la financiación y la explotación de la finca. Y en 2016, el banco aportó una hipoteca para adquirir la vieja mansión, un monumento nacional.

Para ello, Triodos Bank y el Triodos Cultural Fund (cada uno aportó la mitad de la financiación) sumaron fuerzas con el fondo de restauración nacional neerlandés (Nationaal Restauratiefonds). El Fondo es responsable de financiar la restauración del edificio, que alberga exposiciones, oficinas y espacio de trabajo. Tras la restauración de 2017, también servirá como espacio para recepciones, cenas y reuniones de negocios.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

El Centro de Arte ofrece una oportunidad al talento artístico joven y, de esta forma, contribuye al desarrollo del sector cultural. Se centra específicamente en los artistas que combinan diferentes géneros, lo que se ajusta a la versatilidad del propio Herman van Veen.

El centro también demuestra el valor añadido de organizar eventos culturales en un lugar caracterizado por la naturaleza. Se combinan el interior con el exterior. La tranquilidad de la naturaleza exterior inspira a los espectáculos y las demás actividades celebradas en el interior. Además, las actuaciones teatrales también se escenifican en parte en el exterior.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

El Centro de Arte Herman van Veen inspira de muchas formas. Es un lugar hermoso en el que suceden cosas emocionantes. Presta especial atención a los niños. Por ejemplo, hay búsquedas del tesoro por los bosques de la finca. Y acoge la pequeña casa de Alfred J. Kwak: el patito que ganó fama mundial en parte a través de una serie televisiva de 52 capítulos.

La atención a los niños es deliberada. Herman van Veen es un defensor de los derechos de la infancia y mecenas de la Lot’s Foundation, que promueve los derechos de los niños y niñas en todo el mundo.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank contribuye a una sociedad con calidad de vida. El Centro de Arte Herman van Veen hace lo mismo de muchas formas distintas: a través de las actividades culturales que ofrece, pero también con la contribución del centro a la conservación y el desarrollo de los valores de la naturaleza.

Asimismo, el centro aporta nueva vida a la vieja mansión de la finca. El centro, el banco y el Nationaal Restauratiefonds hacen juntos posible la conservación de este monumento nacional de significativo valor cultural e histórico.

¿Qué inspiró este proyecto?

Una parte sustancial del edificio que alberga el cine fue utilizada como almacén, espacio de oficinas y varios usos de talleres ligeros, pero apenas cosechó ingresos para la organización benéfica. Necesitábamos encontrar un uso alternativo para este espacio para garantizar el futuro a largo plazo del Curzon y ayudar a mejorar el centro bastante deteriorado de Clevedon (Reino Unido), lo que se traducirá en una experiencia comunitaria más amplia que, como hasta ahora, un cine de una sala.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Se presentó la oportunidad de introducir una oferta considerable de comidas y bebidas en el Curzon a través de un importante desarrollo con un conocido proveedor de perfil alto. Esto generó una oportunidad estratégica de iniciar una experiencia combinada de ocio/velada totalmente nueva, ofreciendo una noche en la que se mezclan buenas películas con una comida de calidad en un local único, el Teatro Lounge. La ciudad puede ahora presumir de contar con un lugar que no solo aúna un cine y un café, sino que ofrece espacios comunales donde personas de todas las edades quedan, crean redes y realizan talleres, exposiciones, eventos musicales y conferencias.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Con el apoyo de Triodos Bank, ahora tenemos ante nosotros un futuro seguro. Desde la inauguración del Teatro Lounge hemos encontrado una nueva libertad para innovar y desarrollar ideas de programas y no existe la presión constante de tener que subir los precios de las entradas, algo que agradecen mucho los vecinos.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Tenemos la suerte de poder sobrevivir con un cine independiente con una única sala en estos tiempos. Muchos otros cines antiguos han sido comprados por empresas más grandes y no tienen la libertad de programar las películas o los eventos comunitarios que les gustaría. El Curzon sigue siendo un raro ejemplo de cine que aún ofrece la primera opción de ocio para la gente de la ciudad, como ya pasaba en los años 1920.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

El Curzon es muy apreciado. Los vecinos de Clevedon están orgullosos de su patrimonio único y les encanta ver que el negocio va bien ahora. Además de pararnos en la calle para felicitarnos por la mejora del cine, estamos recibiendo unas críticas estupendas.

A nuestro programa de películas habitual le sumamos la oferta de estrenos con compromiso social, en residencias. También trabajamos con el instituto local para celebrar un festival anual para menores de 18 años en North Somerset; ofrecemos visitas guiadas por el cine; organizamos pases especiales de cine mudo; hemos puesto en marcha la Christie Organ Experience e iniciado talleres de programación informática, animación y manualidades para niños.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Creemos que Triodos Bank entiende realmente el valor de la cultura en una comunidad. Aunque este valor parezca intangible, se materializa cada vez que un cliente da las gracias a nuestro personal y a nuestros voluntarios por una estupenda velada.

Educación

Vier Winden es una escuela primaria de habla flamenca de Molenbeek, uno de los barrios de la capital de Bélgica. Con alumnos que provienen de todo el mundo, la escuela acoge encantada esta multiculturalidad y le saca el máximo partido.

Un equipo joven y enérgico de profesores y gerentes trabaja con unos 200 alumnos de preescolar y primaria, para ofrecer una educación personalizada y de calidad.

Las puertas de la escuela están abiertas a los padres y a la comunidad, y sus ventanas ofrecen una amplia vista del interior. Porque la escuela basa su funcionamiento en el diálogo: con los alumnos, los padres, la comunidad y sus profesores.

Triodos Bank financió su renovación, que incluyó la construcción de un nuevo edificio.

Entrevista a Karlien Tiebout, directora de educación.

¿Qué inspiró este proyecto?

Nuestra escuela está situada en la parte vieja de Molenbeek, un distrito de Bruselas que siempre ha tenido una gran afluencia de migrantes. Los niños aquí viven en condiciones muy desfavorables y crecen en un entorno muy necesitado. En los últimos años, la zona ha recibido una cobertura bastante negativa de los medios de comunicación. Por otro lado, se observa una nueva afluencia de familias más acomodadas e intentamos reflejar esa diversidad en nuestra escuela.

Nuestra sociedad exige que abordemos la diversidad y le saquemos partido. Si podemos enseñar a nuestros hijos a lidiar con la diversidad, será una gran ventaja que les acompañará durante el resto de sus vidas.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Implicamos explícitamente a los padres y a la comunidad en las actividades de la escuela y esto es uno de nuestros puntos fuertes.

Las puertas de nuestra escuela están literalmente abiertas a los padres, porque todos (la escuela y los progenitores) trabajamos para lograr el mismo objetivo: conseguir que los niños crezcan felices y ofrecerles las mejores oportunidades posibles. El diálogo aquí es fundamental y muy enriquecedor, porque cada una de las partes involucradas solo ve una pequeña faceta de lo que los niños son en realidad. Cuando la escuela y los padres comparten sus experiencias, es más fácil completar el puzzle y tener una visión más completa del niño. Lo logramos a través de sesiones de clases abiertas, cursos de cocina o grupos de música. Así, establecemos un vínculo entre los niños, los padres y la escuela. Además, esto ayuda a derribar barreras y a que resulte mucho más fácil pedir ayuda o encontrar soluciones.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

La diversidad de nuestra escuela y la colaboración abierta con los padres y la comunidad es muy revitalizante y ofrece oportunidades. La escuela cuenta con mucho talento y positividad, y está muy bien que eso se reconozca. La escuela establece contactos aquí en Molenbeek, que es exactamente lo que nuestra sociedad necesita. Queremos legar esta inspiración.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Nuestra escuela está conectada con la comunidad. Por ejemplo, como parte del nuevo edificio, pudimos crear un gimnasio. Esto nos permitió colaborar con un gran socio, Circus Zonder Handen, una escuela de circo social e inclusiva. Ellos usan el gimnasio cuando no hay clases y durante las vacaciones. Esto lo hace más accesible también para nuestros niños.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank financió la renovación de la escuela. Con el nuevo edificio, demostramos en la práctica que somos una escuela abierta, una escuela que se muestra a la comunidad. Esto nos ha ayudado a convencer a numerosas familias para que nos elijan. Por ello, el edificio ha tenido un impacto importante en la propia diversidad dentro de la escuela. Es más, el hecho de que contemos con unas clases atractivas les ofrece un enorme valor añadido tanto a los profesores como a los alumnos.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

El trabajo con Triodos Bank encaja con el tipo de escuela que somos. Por cierto, el nuevo edificio emite prácticamente cero emisiones y estamos estudiando cómo podemos mejorar aún más la eficiencia energética.

Nuestro principal objetivo como escuela es ofrecer el mayor número posible de oportunidades a todos nuestros niños, estudiando las necesidades individuales de cada uno de ellos para ofrecerles la mejor solución. El derecho de cada persona a desarrollarse es otro de los puntos de partida que compartimos con Triodos Bank.

Como equipo, creemos realmente en nuestros niños. Tienen mucho talento y eso nos motiva a comprometernos en el día a día.

¿Qué inspiró este proyecto?

El principal objetivo de la Fundación Alanus es promover el arte, la cultura, la ciencia y la investigación. Y lo hace ofreciendo apoyo económico y de otro tipo a la Universidad Alanus de las Artes y las Ciencias Sociales.

La Universidad Alanus es una universidad de arte reconocida por el Estado, con financiación independiente, situada en Alfter, cerca de Bonn, Alemania. Ofrece programas de estudio en los campos de la arquitectura, las bellas artes, el teatro, la gimnasia rítmica, la terapia artística, la educación, la filosofía y la gestión de empresas, todo bajo un mismo techo.

Alanus inauguró una segunda ubicación, denominada Campus II, en Villestrasse, Alfter (Alemania) en 2009. Este centro acoge los departamentos de Arquitectura, Ciencias de la Educación, Terapia Artística y Economía. Desde que fue reconocido por el Estado en 2002, el número de estudiantes de este centro educativo se ha multiplicado por ocho, hasta sumar unos 1.500. En la actualidad se están creando nuevos espacios para responder a la creciente demanda.

Los pequeños grupos de aprendizaje y el punto de mira puesto en el desarrollo personal del individuo son elementos importantes del enfoque de la universidad. La institución pretende construir un entorno que apoye a cada estudiante y le ofrezca el espacio que necesita para avanzar en su desarrollo científico y artístico. Los nuevos espacios son especialmente relevantes para cumplir con estos requisitos.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

La Fundación Alanus tiene previsto utilizar el terreno adquirido a la Fundación Software AG para realizar una segunda fase de construcción y usar las instalaciones disponibles para crear estudios adicionales.

El Campus II cuenta en la actualidad con tres casas de estudio para las disciplinas de Terapia Artística, Arquitectura y Educación Artística bajo los auspicios del departamento de Ciencias de la Educación. Si tenemos en cuenta el número creciente de alumnos matriculados y el lanzamiento de nuevos programas de arte, las casas de estudio ofrecen unas condiciones ideales para formarse en grupos pequeños y en un ambiente personal.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank, que nos apoyó económicamente para adquirir el centro, es el socio ideal para esta fase de nuestro desarrollo. Nuestro objetivo, fomentar el cambio en la sociedad, se encuentra en un primer plano en ambas instituciones.

Además, ya hemos tenido experiencias excelentes colaborando con Triodos Bank como socio práctico de la universidad. Los estudiantes que preparan sus grados de Administración y Dirección de Empresas pueden realizar sus prácticas (que duran 60 semanas) en la oficina alemana de Triodos Bank en Fráncfort.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

La compra del terreno supone que la Fundación Alanus consolide la estrategia del Campus I, el hogar de su nuevo centro educativo y sus departamentos de Artes. Bajo la marca Alanus, que es reconocida tanto en la región como fuera de ella, se está llevando a cabo una estrategia de adquisición de los terrenos en los que se imparte la educación universitaria y la formación profesional.

Este espacio también nos va a ayudar a ser más atractivos para los estudiantes que buscan una alternativa en el sector universitario y un plan de estudios centrado en el desarrollo personal y un número reducido de alumnos.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Un aspecto importante del concepto de la Universidad Alanus es la combinación de arte y ciencia, que ofrece la oportunidad de dialogar e inspirarse mutuamente. Si miramos más allá del horizonte de los campos de estudio personales de los estudiantes, es una parte fundamental del enfoque educativo de la universidad.

Con su programa Studium Generale, un curso de estudios complementarios de ciencias culturales abierto a todos los estudiantes, la universidad revive la tradición de la educación holística que va más allá de los estudios puramente especializados. Los seminarios y clases de Filosofía e Historia Cultural animan a los estudiantes a pensar de forma independiente y crítica, algo que les ayuda a ampliar sus horizontes y les empodera para que formen sus propias opiniones sobre la cultura y la sociedad.

La universidad busca motivar a los jóvenes para que controlen su propio desarrollo personal y el de la sociedad y para que se impliquen a nivel particular.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Al igual que la Universidad Alanus, Triodos Bank quiere contribuir a crear un cambio positivo en la sociedad. Como centro educativo, la Universidad Alanus lo consigue ofreciendo a los jóvenes el espacio donde desarrollar su personalidad, que les permita ir más allá de los límites de su programa de estudios especializados individual.

También ofrece formación a aquellos que quieren moldear de forma activa la sociedad en sus futuras carreras laborales, contribuyendo al cambio de la sociedad que ambas instituciones deseamos. Con el apoyo y la financiación de Triodos Bank, podemos llevar a la práctica nuestros ideales educativos.

Educación – Caso de estudio (foto)

José Canales

¿Qué inspiró este proyecto?

La Escuela Ideo parte del deseo de sus promotores por construir un futuro mejor. Un grupo de profesionales de la educación, tanto docentes como personal de administración y servicios, junto a un grupo de familias que entendieron que para lograr ese objetivo tan amplio, el primer paso era cambiar la educación.

“Buscamos una educación que forme personas felices, sanas, concienciadas y solidarias para la sociedad global de nuestro tiempo”, afirman los promotores del proyecto. “Personas atentas a la realidad que nos toca vivir para interpretarla y ayudar así a construir un mundo bueno, justo y bello”.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

La Escuela Ideo es un centro laico, plurilingüe, de integración y mixto. Su filosofía es que el alumnado y sus familias sean protagonistas de su propio aprendizaje. Para ello, el proyecto educativo que propone basa sus metodologías en la experiencia, en el tocar, el sentir… en definitiva, en “aprender haciendo”. Más allá de aprender contenidos, trabajan para que sus alumnos aprendan a relacionarse, a colaborar con los demás y a compartir experiencias.

Al tratarse de un centro educativo, en Triodos Bank enmarcamos este proyecto dentro del sector cultural. Sin embargo, la Escuela Ideo incorpora también importantes aspectos medioambientales y sociales de una manera muy innovadora. La sostenibilidad es algo que se considera transversal a todo el proyecto y que va desde el consumo de electricidad verde en el edificio hasta la puesta en marcha de un huerto ecológico, integrado en la actividad diaria de la escuela y en el que participan alumnos de todas las edades.

Por otro lado, la Escuela Ideo presta especial atención a la educación en valores bajo criterios de igualdad e integración. Se trata de un proyecto inclusivo y de atención a la diversidad, que cuenta entre sus profesionales con expertos en coeducación, integración de menores con alguna discapacidad, problemas de aprendizaje... Además, el proyecto educativo traspasa los muros del colegio, ya que el centro se considera como un espacio abierto a la vida social del barrio madrileño donde está ubicado, haciendo partícipes a vecinos y familias en sus actividades.

Entre otros aspectos innovadores podríamos mencionar, por ejemplo, el trabajo mediante pedagogías activas, desarrollo de inteligencias múltiples, educación emocional y personalizada, la enseñanza en castellano, inglés, francés y chino, el uso libre y responsable de las TIC a través del desarrollo de plataformas en abierto o la promoción de los desplazamientos a pie y en bicicleta para llegar a la escuela.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Desde el primer contacto de Triodos Bank con los promotores de la Escuela Ideo la sintonía y confluencia de valores fue total. Tras el análisis cualitativo y económico financiero del proyecto, Triodos Bank ha concedido apoyo financiero a la iniciativa mediante un aval económico para el alquiler del edificio donde actualmente se ubica la escuela, en el barrio de Las Tablas de Madrid. Su ubicación en esta sede es provisional mientras finaliza la construcción del colegio.

Más allá de la prestación de productos y servicios bancarios, Triodos Bank reconoce el carácter innovador de esta iniciativa y su valioso impacto en la sociedad y en el ámbito educativo, por lo que la Escuela Ideo fue elegida en 2015 como uno de los seis proyectos finalistas del 2º Premio Triodos Empresas. Este premio, dotado de 10.000 euros, quiere destacar la aportación de las empresas y proyectos que el banco financia gracias al dinero confiado por sus clientes ahorradores. Por segundo año consecutivo, este reconocimiento ha contado con una alta participación de clientes y no clientes en la elección del proyecto ganador.

Además, el huerto escolar ecológico de la Escuela Ideo ha protagonizado una de las campañas de crowdfunding lanzadas por la Fundación Triodos a través de su plataforma en de microdonaciones en www.huertoseducativos.org. Gracias a las aportaciones de un centenar de donantes, la Escuela Ideo ha conseguido 3.000 euros para mejorar el equipamiento de su huerto escolar, concebido como un recurso educativo más para impartir conocimiento y valores de forma innovadora y participativa del alumnado.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

A pesar de su corta trayectoria, ya que el centro abrió sus puertas en 2013, la Escuela Ideo poco a poco se está consolidando como un referente en Madrid en cuanto a educación innovadora y desarrolla una intensa actividad en el sector tanto de la educación como de la sostenibilidad.

Un ejemplo de este papel relevante dentro del sector educativo es la participación de la Escuela Ideo en el proyecto europeo Stars (Acreditación y reconocimiento de desplazamientos sostenibles para colegios), incluido en el Programa Energía Europea Inteligente, que busca promover los desplazamientos activos en bicicleta o de forma sostenible.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La Escuela Ideo abarca el ciclo educativo desde los 2 hasta los 18 años. Es decir, desde la primera etapa educativa con el ciclo de Educación Infantil hasta los bachilleratos de humanidades, científico y artístico, además de ciclos formativos deportivos y sanitarios. En el curso escolar 2015-16 el centro contaba con 437 alumnos matriculados: 102 en Infantil, 187 en Primaria y 148 en Secundaria.

“Las familias están de nuestro lado, vamos juntos de la mano”, sostiene José Canales, director de la escuela. Padres y madres participan de forma muy activa en los procesos curriculares de sus hijos. A ello ayuda también la estructura organizativa de la escuela, que responde a la forma de cooperativa, y de la que actualmente forman parte 130 familias.

“La cooperativa ofrece a las familias que eligen la Escuela Ideo la oportunidad de construir este proyecto de manera directa y eficaz, creando cauces de participación y comunicación novedosos”, explica Canales. A través de la cooperativa se organizan diferentes actividades docentes, educativas y culturales, así como cursos de formación, como la Escuela de Familia, en la que se imparten sesiones conjuntas entre profesores, alumnos y padres.

La Escuela Ideo tiene también un impacto más allá de la comunidad educativa y sus familias, ya que muchas de las actividades que propone están abiertas a los vecinos del barrio. Además, trabaja conjuntamente con otras iniciativas de ámbito local, nacional e incluso internacional, como el colectivo Basurama, especializado en la investigación y reutilización de residuos.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

El palabras del director de la Escuela Ideo, José Canales: “Una vez que llegamos a Triodos Bank, nos acogieron con los brazos abiertos. (…) Conocimos a personas que nos convencieron y creo que nuestro proyecto también convenció porque teníamos muchas cosas en común”.

En Triodos Bank estamos convencidos de que la educación que ofrezcamos a los niños y jóvenes de hoy es fundamental para dibujar la sociedad que queremos para el futuro. Por eso, el banco apoya proyectos como la Escuela Ideo que, además de promover una enseñanza de calidad, adaptada a las exigencias curriculares actuales, transmita valores humanos y de respeto al medio ambiente.

El banco financia centros educativos y escuelas donde priman los valores de tolerancia, dignidad del ser humano y libertad del pensamiento, que potencian la creatividad y el desarrollo personal.

Social

Proyectos comunitarios y vivienda social

¿Qué inspiró este proyecto?

Nuestro edificio de apartamentos acoge a 30 inquilinos en el distrito berlinés de Friedrichshain. La gentrificación creó una especie de división dentro del edificio: por un lado, los inquilinos más antiguos que vivían en pisos sin reformar y, por otro, los nuevos inquilinos que se trasladaban a los pisos recién reformados. Teníamos poco contacto unos con otros y sus vidas también eran muy diferentes.

Entonces descubrimos que se iba a vender el edificio para convertirlo en un proyecto de inversión. El temor a perder nuestras viviendas generó una sensación de solidaridad entre los inquilinos. En nuestra zona, los pisos se consideran cada vez menos hogares para personas y más inversiones, en las que los inquilinos que no pueden soportar el incremento de los precios se convierten en un estorbo. Esto provoca que muchos alquileres antiguos se rescindan para convertirlos en complejos de apartamentos nuevos para alquiler. Los edificios se renuevan como apartamentos de lujo y se alquilan a nuevos inquilinos. Esto ahuyenta a las personas con pocos ingresos. Y los pensionistas más empobrecidos se ven obligados a competir con artistas freelance, receptores de ayudas sociales y padres solteros para conseguir el último espacio libre en el bloque que todavía pueden asumir.

Nosotros no quisimos que nos enfrentasen unos a otros y decidimos dar un paso hacia la autogestión. Conseguimos convencer al casero de que no vendiese el edificio a un inversor. En su lugar, con la ayuda de la fundación Edith Maryon y Triodos Bank, lo compramos nosotros.

Ahora vivimos de forma autónoma en nuestro edificio de apartamentos, dentro de la alianza del Mietshäuser Syndikat (un sindicato de edificios de apartamentos). Somos nuestro propio casero. Utilizamos el terreno en base a los derechos heredados sobre el edificio y poco a poco vamos devolviendo el préstamo a Triodos Bank usando los ingresos de los alquileres que pagamos.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Hemos encontrado un modelo que permite a todos los inquilinos existentes seguir viviendo en sus casas y que, al mismo tiempo, les da voz en los procedimientos y cambios que afectarán al edificio en el futuro. Entre ellos se incluye, por ejemplo, la preferencia dada a los solicitantes con bajos ingresos cuando queden pisos libres; un grupo muy necesitado en el actual mercado inmobiliario berlinés.

Creemos que el proyecto es una respuesta de éxito frente a la especulación de los espacios residenciales. Hemos convertido las preocupaciones por nuestras casas y un barrio anónimo en una comunidad en la que las personas han empezado a hablar unas con otras.

Personas sin grandes recursos económicos que ahora tienen algo que decir acerca de cómo y dónde viven. Seguimos siendo un edificio de apartamentos, pero es un edificio en el que los inquilinos toman las decisiones. Somos, al mismo tiempo, inquilinos y caseros. Nos interesa este concepto de financiación estable y rechazamos la idea de que el espacio vital se deba utilizar para maximizar los beneficios. Creemos que el espacio debe ser lo más útil posible y ofrecer una gran calidad de vida a todos los inquilinos.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Si uno se embarca en un proyecto como el nuestro, termina visitando muchos bancos y estudiando ofertas de préstamos. A menudo nos recibieron con las miradas desconcertadas propias de unos profesionales que no quieren prestarnos su dinero.

Normalmente a los inversores les resulta fácil conseguir los préstamos necesarios gracias a su patrimonio y a los diferentes tipos de garantías que pueden ofrecer. La situación es muy distinta en el caso de un grupo heterogéneo de inquilinos con bajos ingresos.

Por eso nos encantó que Triodos Bank Alemania estudiase nuestro plan de financiación de forma objetiva, lo desarrollase con nosotros y, finalmente, nos hiciese un préstamo. Nos permitió adquirir el edificio a través de una asociación, en colaboración con el Mietshäuser Syndikat y la fundación Edith Maryon, y transferirlo para su autogestión por parte de los inquilinos.

Ha sido un poco surrealista que finalmente hayamos podido gestionar los millones de euros necesarios para comprar la propiedad. Ninguno de nosotros había experimentado nunca -ni pensaba que llegaría a experimentar- algo así en nuestras vidas. Por eso, el apoyo de Triodos Bank y su visión crítica de las finanzas fueron de gran ayuda.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Ahora asesoramos a muchas otras comunidades de edificios de apartamentos en Berlín sobre cómo comprar su edificio y asegurarse de que sus casas sigan siendo asequibles en asociación con el Mietshäuser Syndikat (o con otras estructuras como las asociaciones).

De esta forma, podemos transmitir nuestros conocimientos y experiencias durante el proceso de adquisición y organizarnos como inquilinos. Esperamos que nuestra iniciativa pueda servir de modelo para otros y que más inquilinos se pasen a la autogestión y luchen por sus derechos a una vivienda.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La vivienda no debe ser una mercancía; eso es algo en lo que todos los inquilinos de nuestro edificio estamos de acuerdo. Suena un poco manido, pero básicamente significa que el acceso a una vivienda asequible es un derecho fundamental, como el derecho a la salud o la educación.

Si conseguimos reforzar el poder político a través de proyectos como el de nuestro edificio, quizás sea posible implantar restricciones a la explotación del mercado inmobiliario. La presión pública “desde abajo” ejercida por los inquilinos, que aplicamos una lógica distinta y tenemos una visión social diferente de cómo queremos vivir y coexistir en las zonas urbanas, podría tener un impacto enormemente positivo.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Nos hemos sentido muy apoyados e informados gracias a Triodos Bank y a su compromiso honesto con nuestra atrevida aventura. Sería genial que Triodos Bank decidiese apoyar más proyectos como este, basados en la solidaridad, para desprivatizar los inmuebles y retirar a los edificios de apartamentos del mercado especulativo, garantizando así la vivienda. Y el Mietshäuser Syndikat y la fundación Edith Maryon serían los socios ideales.

¿Qué inspiró este proyecto?

Hacer que la moda sostenible esté visible y disponible para el gran público es, en resumen, la misión de la emprendedora Cécile Scheele, creadora de Goodbrandz. Esta empresa se fundó en 2011 y es una compradora y distribuidora de moda fabricada de forma respetuosa con el medio ambiente y en unas condiciones laborales dignas.

La empresa opta deliberadamente por no vender los productos en sus propias tiendas. Por el contrario, ahora se pueden encontrar pantalones, trajes, blusas y bolsos sostenibles en unas 400 tiendas de moda normales de los Países Bajos, lo que permite a Goodbrandz acceder a un gran público.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Goodbrandz muestra que la moda sostenible es una alternativa buena y asequible a la ropa “normal”. Los precios de las etiquetas asociadas a ella son comparables con los de las demás etiquetas de ropa. Si uno compra un par de vaqueros normales, no solo paga los costes de producción del artículo, sino que paga especialmente por la etiqueta. Este último coste es mucho más bajo con las marcas de Goodbrandz. Por ello, las prendas se venden a precios competitivos aunque se usen métodos de producción sostenibles.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Incluso en el mundo de la moda, hay que gastar dinero para ganar dinero. Como compradora y distribuidora de ropa, Goodbrandz compra prendas a los productores sostenibles. Hay que formar la colección. Y hay que guardar temporalmente el stock para asegurarse de poder ofrecer un suministro continuo de ropa a las tiendas. Todo esto cuesta dinero. Goodbrandz solo recibe el pago cuando el encargado de la tienda compra los productos. Triodos Bank aporta el capital que la empresa utiliza para cubrir el periodo entre la compra a las fábricas y la venta a las tiendas.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Cada año, Goodbrandz organiza la Semana de la Moda Sostenible neerlandesa (en 2017 será del 6 al 15 de octubre). Allí, los diseñadores de moda sostenible muestran sus últimas creaciones. Las diferentes actividades y desfiles de esa semana inspiran al sector de la moda a participar en el cambio positivo.

La empresa quiere mostrar al público que existe una alternativa genuina a la moda habitual, algo que es esencial. Una investigación de Goodbrandz indica que al 68% de las mujeres neerlandesas les gustaría optar por la moda sostenible pero que solo el 11% sabe dónde comprarla.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La industria de la moda contamina; por ejemplo, el sector utiliza un montón de productos químicos. Además, la producción de una materia prima esencial como el algodón necesita mucha agua. Por otra parte, las condiciones laborales en los estudios y en las fábricas de ropa de países como India y Bangladesh son a menudo muy malas. Hay casos frecuentes de explotación, trabajo infantil y largas jornadas de trabajo de hasta 16 horas. El salario es con frecuencia bajo y el trabajo, poco seguro.

El impacto negativo sobre el medio ambiente y las personas subraya la importancia de una moda sostenible producida en condiciones honestas y justas.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Cuando hablamos de sostenibilidad, el sector de la moda va por detrás del sector de la agricultura y la alimentación, por ejemplo. La oferta de alimentos ecológicos y de comercio justo ha aumentado mucho en los últimos años. De momento, no podemos decir lo mismo sobre la ropa sostenible.

Triodos Bank cree que es importante trabajar con una empresa innovadora como Goodbrandz, que pone la ropa sostenible decididamente en el mapa. Goodbrandz es una pionera en el sector de la moda y una inspiración para conseguir un cambio positivo.

¿Qué inspiró este proyecto?

La inspiración de Fundació Deixalles nace de querer contribuir a una sociedad más justa y más sostenible, facilitando la inserción sociolaboral de personas en situación o riesgo de exclusión social en Baleares. Sus promotores pensaron que esto podría conseguirse a la vez que se mejoraba el tratamiento y la gestión de residuos en las islas.

La historia de esta entidad comenzó en 1986, en la nave de una antigua vaquería ubicada a las afueras de Palma de Mallorca. Estos primeros pasos surgen por la iniciativa de la delegación de Acción Social del Obispado de Mallorca y de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM). En 1990 tuvo lugar la presentación pública de la fundación en una nave totalmente modificada y donde ya se podían palpar los primeros resultados positivos de la recogida y tratamiento de residuos y, sobre todo, de la inserción social y laboral de personas con dificultades. A partir de ese año se definieron unas líneas de trabajo más concretas, centrándose en la formación en carpintería y electrodomésticos para fomentar la reutilización de residuos voluminosos. También se comenzaron a desarrollar actividades educativas en temas medioambientales y sociales en escuelas, entre el profesorado, en grupos de acción social y entre las administraciones.

Poco a poco la entidad ha ido evolucionando, sumando nuevas líneas de actuación y vinculándose a proyectos europeos, empresas de inserción, economía solidaria, instrumentos financieros alternativos y banca ética. Actualmente Fundació Deixalles es la entidad de referencia en Baleares en su apoyo a colectivos desfavorecidos mediante la inserción laboral, la cooperación, el reciclaje, el consumo responsable y la formación.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Su principal innovación es que los itinerarios formativos y de inserción sociolaboral que la Fundació Deixalles desarrolla consiguen gestionar más de 2.000 toneladas de residuos al año, evitando la emisión de más de 5.200 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera al mismo tiempo que se generan oportunidades laborales y de futuro para cientos de personas. La innovación va desde los talleres de customización de ropa usada hasta la restauración de muebles o reparación de electrodomésticos, pasando por la propia metodología empleada en el proceso. “A través de todo el proceso de recuperación y tratamiento de residuos, el objetivo es mejorar, recuperar o consolidar las habilidades sociales de cada usuario necesarias para favorecer su inclusión social”, sostiene Francesca Martí, directora de Fundació Deixalles. “Utilizamos una metodología activa y participativa, buscando la implicación diaria de todos los actores que hacemos trabajo en red: los centros de servicios sociales, la conexión con otras instituciones (como pueden ser los centros de atención a drogodependientes), el área social de Fundació Deixalles a través de su equipo técnico y la persona usuaria como último responsable de su proceso de incorporación al mercado laboral”, explica Martí.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Por su elevada dependencia de las Administraciones Públicas, como la gran mayoría de las entidades dedicadas a temas sociales y debido al retraso en los pagos de las mismas, la Fundació Deixalles tenía una elevada necesidad de liquidez para hacer frente a las necesidades del día a día.

Este fue el motivo por el que la fundación acudió a Triodos Bank recién inaugurada su oficina en Palma de Mallorca, para solicitar el anticipo de parte de las subvenciones y convenios pendientes de cobro. Desde entonces la relación entre la Fundació Deixalles y Triodos Bank ha ido fortaleciéndose gracias a la afinidad de valores y el entendimiento mutuo. En la actualidad el indicador de dependencia de las subvenciones se sitúa en el 19%.

Más allá de la prestación de productos y servicios bancarios, Triodos Bank reconoce el carácter innovador de esta iniciativa y su valioso impacto social y medioambiental, por lo que la Fundació Deixalles fue elegida en 2016 como uno de los seis proyectos finalistas del 3er Premio Triodos Empresas. Este premio, dotado de 10.000 euros, quiere destacar la aportación de las empresas y proyectos que el banco financia gracias al dinero confiado por sus clientes ahorradores. Por tercer año consecutivo, este reconocimiento ha contado con una alta participación de clientes y no clientes en la elección del proyecto ganador. Además, el banco organizó en enero de 2015 una visita con clientes de Mallorca a las instalaciones de la Fundació Deixallles para que pudieran conocer en persona el impacto positivo de sus ahorros.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Treinta años de experiencia y resultados positivos avalan a la Fundació Deixalles como entidad de referencia en el sector social y medioambiental en las Islas Baleares. En la actualidad, la fundación gestiona la totalidad de la recogida selectiva de la isla de Mallorca y parte de Ibiza. Su labor ha sido reconocida con numerosos premios, como el Premio Solidario ONCE Illes Balears 2015, el Premio del Consell de Mallorca a la Solidaridad, el Premio Ramon Llull a la iniciativa empresarial otorgado por el Govern de las Illes Balears o el Premio Nacional Amigos de la Tierra por su actividad en favor del medio ambiente.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Hoy, más de 220 personas, casi la mitad de ellas pertenecientes a colectivos en situación o riesgo de exclusión social, integran la plantilla de trabajadores de la Fundació Deixalles. Según las cifras que recoge su informe anual, cerca de 300 personas participan cada año en los diferentes programas de formación y de inserción, más de 1.000 personas han pasado por su gabinete de orientación laboral, más de 5.100 alumnos de centros escolares han participado de forma directa en las actividades de la Fundació Deixalles y más de 42.000 lo han hecho de forma indirecta. La fundación cuenta con unos 30 voluntarios y 140 personas que realizan trabajos en beneficio de la comunidad. En 2011 la Fundació Deixalles constituyó la empresa de inserción Deixalles Serveis Ambientals que actualmente tiene contratadas a 74 personas.

En cuanto a su impacto medioambiental, por citar algunas cifras, la Fundació Deixalles ha gestionado en el último año 784 toneladas de ropa usada, más de 900 toneladas de muebles y residuos voluminosos, 24 toneladas de papel, 10 de vidrio, 900 de envases y más de 600 kg de aceite usado. “Más o menos recogemos unas 2.000 toneladas de residuos, de las cuales en torno al 80% pueden ser recuperadas”, afirma la directora de la Fundació Deixalles. “Recogemos todas aquellas cosas que la gente ya no quiere: ropa, libros, enseres varios, muebles, electrodomésticos… siempre con la idea de que puedan tener una segunda vida, que se puedan volver a reutilizar”, sostiene. Todo ello ha supuesto un ahorro de 5.219,3 toneladas de CO2 que han dejado de emitirse a la atmósfera. La entidad cuenta con 215 contenedores de ropa entre Mallorca (193) e Ibiza (22) y ha puesto en marcha 5 tiendas donde se pueden adquirir los enseres recuperados y artículos de comercio justo.

Y es que el proyecto ha ido extendiéndose poco a poco a otras áreas como la promoción del comercio justo o la limpieza con criterios ambientales, sin emplear productos agresivos, además de la ya mencionada educación medioambiental, donde destaca su proyecto Mallorca Recicla, que ha superado el ámbito escolar para introducirse en el mundo empresarial y la población en general.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank apoya la integración social y laboral de los colectivos en riesgo de exclusión: personas inmigrantes, desempleados de larga duración, mujeres solas con cargas familiares, jóvenes en riesgo de exclusión, personas drogodependientes, víctimas de violencia de género, minorías étnicas y exrreclusos, entre otros.

En cuanto a la conservación de la naturaleza, para Triodos Bank es fundamental entender que el cuidado de la Tierra es una responsabilidad compartida y que entre todos podemos fomentar una gestión adecuada y sostenible de los recursos. Esto implica también el tratamiento de los residuos, el fomento de la reparación, reutilización y reciclaje de todos aquellos objetos y materiales que puedan servir en una segunda vida.

La Fundació Deixalles ha sabido conjugar la vertiente social y la medioambiental para poder ofrecer oportunidades de futuro a personas en dificultades al mismo tiempo que minimiza el impacto en el medio ambiente.

Proyectos comunitarios y vivienda social – Caso de estudio (foto)

Simon Conway, secretario corporativo de Thera Trust

¿Qué inspiró este proyecto?

Thera presta apoyo a personas adultas con dificultades en el aprendizaje, así como a personas que precisan de entornos adaptados, en la búsqueda de una vivienda adecuada, algo que es cada vez más difícil. Contar con una vivienda adaptada es esencial si queremos que las personas a las que ayudamos sean capaces de llevar vidas plenas e independientes en su comunidad. Si bien Thera recibe solicitudes para respaldar a más personas, a menudo no podemos prestarles asistencia hasta que encuentran un lugar adecuado para vivir. Esto nos inspiró para tratar de obtener financiación para adquirir y adaptar viviendas —“una casa común, en una calle común”— para personas que, de otro modo, no tendrían un lugar adecuado en el que vivir.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Forward Housing SW, la organización benéfica residencial de Thera, cuenta con un equipo especializado que trabaja con personas, sus familias y cuidadores, así como con círculos asistenciales más amplios, con el fin de encontrar viviendas adecuadas y adaptarlas a las necesidades específicas de cada persona. La vivienda se alquila posteriormente a una asociación residencial que permite a la persona arrendarla con garantías y disfrutar la seguridad que ello implica, así como beneficiarse de la ayuda de alta calidad que a diario le presta una de las empresas asistenciales de Thera.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank ayudó a Thera a captar una inversión de dos millones de libras mediante un bono benéfico específico. Además de contribuir a ofrecer una vivienda a algunas de las personas a las que asistimos —algunas de las más vulnerables de la sociedad—, Triodos Bank ha propiciado el contacto entre Thera Trust y multitud de nuevos inversores con un interés incipiente en las obras benéficas y la forma en que trabajamos. Triodos Bank también ha contribuido a perfilar nuestros razonamientos internos, ayudándonos a tener en cuenta un mayor número de opciones financieras y posibilitando distintas vías de financiación de diferentes niveles de riesgo y complejidad.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Nos enorgullece ofrecer oportunidades laborales en cargos de dirección y otros puestos de liderazgo en todo el Grupo a personas con discapacidad en el aprendizaje. Creemos que somos el único gran proveedor de asistencia a adultos con discapacidad en el aprendizaje del país que cuenta con consejeros ejecutivos retribuidos con dicha discapacidad en su consejo de administración. Los ocho consejeros que en la actualidad ocupan dichos cargos y presentan alguna discapacidad demuestran sus habilidades de liderazgo, algo que se encuentra a la vanguardia de la visión de la organización.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Pensamos que las personas con discapacidad en el aprendizaje pueden ser líderes de nuestra sociedad. Queremos predicar con el ejemplo. Contar con puestos de gobierno en toda la organización ocupados por las personas que padecen una discapacidad en el aprendizaje y las diversas formas en que las personas a las que apoyamos participan en la dirección general y la gestión de Thera son claras demostraciones de ello. También es nuestra intención apoyar a las personas para que desarrollen sus amistades y redes en su comunidad y reduzcan su dependencia de medidas de apoyo remunerado. Al mismo tiempo, aspiramos a ampliar la capacidad de esas mismas comunidades para que acojan a personas con discapacidad en el aprendizaje, históricamente marginadas, mostrándoles que son capaces de conseguir grandes logros con el apoyo adecuado y fomentando una mayor inclusión y concienciación.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Para nosotros, es importante trabajar con organizaciones que compartan nuestra visión ética siempre que resulta posible. Nos complació realmente que Triodos Bank mostrara interés por trabajar con Thera e implicar a las personas a las que apoyamos de forma integral al conjunto del proceso. Las opiniones de las personas a las que respaldamos contribuyen a perfilar nuestra labor y la forma en que trabajamos. Triodos Bank quiso escucharlas y apoyó sus necesidades. Creemos que es fantástico trabajar con una entidad financiera que no solamente invierte en la sostenibilidad de nuestros proyectos, sino que también comparte nuestra pasión por ofrecer el mejor servicio posible que satisfaga las necesidades de las personas a las que ayudamos.

Asistencia sociosanitaria

¿Qué inspiró este proyecto?

El proyecto Yoni se puso en marcha en los Países Bajos en 2014 y en la actualidad fabrica compresas y tampones hechos de algodón ecológico. En 2011, a Mariah Mansvelt Beck, cofundadora de Yoni con Wendelien Hebly, se le diagnosticó un cáncer de ovarios en fase inicial. Su médico le sugirió que utilizase tampones o compresas hechas de algodón orgánico para minimizar la irritación vaginal. Cuando Mansvelt Beck siguió este consejo, se dio cuenta de que era muy difícil conseguir artículos de higiene femenina de algodón orgánico. Únicamente se vendían en unas pocas tiendas ecológicas.

Un descubrimiento aún más importante fue que los ingredientes de los tampones convencionales no se indicaban en su embalaje. Esto les resultó muy sorprendente a Mansvelt Beck y a Hebly: en casi todos los productos de consumo se indican los ingredientes exactos, pero no en estos productos íntimos. Descubrieron que la mayoría de las compresas y tampones están hechos de materiales sintéticos como el rayó y el plástico, y en ocasiones también contienen perfume. Las mujeres pueden ser sensibles a estas sustancias y sufrir irritación.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Yoni cree que las mujeres tienen derecho a saber de qué están hechos los productos que compran. La empresa ayuda a lograrlo enumerando los ingredientes en sus embalajes y venciendo el tabú que rodea a la menstruación.

La menstruación es una señal de salud y no algo que se deba mantener en secreto. Por ello, Yoni presta mucha atención a la comunicación y al diseño de sus embalajes. En parte, este se inspira en los productos de cosmética y aseo. Estos productos vienen en envases atractivos y en Yoni creen que se puede hacer lo mismo con los tampones y las compresas.

El enfoque de Yoni está creando escuela. En 2016, la empresa quedó la primera en el Top 100 de Innovación de pymes neerlandesas. Sus principales méritos fueron su innovadora comunicación y la amplia disponibilidad de sus productos: no solo en su tienda online, sino también en una popular cadena de farmacias de los Países Bajos.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Yoni se puso en marcha con el capital de varios inversores y el impulso de una campaña de crowdfunding. La empresa lleva trabajando con Triodos Bank un año.

Gracias a un préstamo de Triodos Bank, Yoni puede abastecer un mayor mercado en varios países. Ahora sus productos están disponibles, además de en los Países Bajo, en Alemania, Reino Unido, Bélgica y Luxemburgo. Sin embargo, la empresa quiere expandirse y ahí es donde adquiere importancia la financiación de Triodos Bank.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Yoni desea aumentar la concienciación entre las mujeres. Por ello, la empresa presta mucha atención a contar la historia de los ingredientes de sus productos de higiene femenina. Yoni cree que las mujeres deben concienciarse del tipo de productos que usan para su higiene personal. Al describir los ingredientes en sus embalajes, Yoni quiere conseguir que los fabricantes tradicionales sean más transparentes. Antes de que Mansvelt Beck y Hebly pusiesen en marcha Yoni, llamaron a las marcas convencionales y les preguntaron cuáles eran los ingredientes de sus productos. En ocasiones les resultó muy difícil obtener respuestas. La situación ha cambiado desde entonces y varios sitios web de grandes marcas ofrecen ahora algo de información acerca de los ingredientes.

Yoni forma parte de un movimiento más amplio. En los últimos años, los consumidores han estado haciendo preguntas, incluso a la Comisión Europea, acerca de la falta de transparencia en lo relativo a los ingredientes utilizados. Dichas preguntas son indicios de una creciente concienciación entre los consumidores.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La menstruación aún no es un tema de conversación normal, a pesar de que la palabra “tabú” proviene de un término polinesio que literalmente se traduce como “menstruación”. Un estudio ha demostrado que el 19% de las niñas neerlandesas no saben nada de la menstruación antes de tener su primera regla. Es algo de lo que no se les habla. Yoni cree que es un verdadero problema. Si les llega pronto y no saben nada de ella, la menstruación puede ser una experiencia traumática.

Yoni quiere normalizar las conversaciones en torno a este tema. Una de las formas de hacerlo es evitando el uso de eufemismos. Por ejemplo, Yoni usa las palabras “vagina” y “menstruación” en sus embalajes.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Mariah Mansvelt Beck y Wendelien Hebly son emprendedoras que quieren transmitir su visión al mundo en forma de una empresa de éxito, al igual que sucede con Triodos Bank.

En Yoni revisan con espíritu crítico sus procesos de producción y operativos, e intentan diseñarlos de la manera más sostenible posible. Asimismo, creen que un elemento clave de la gestión de una empresa sostenible es contar con un sólido modelo de negocio y lograr beneficios. Esa es la única forma en que Yoni podrá realizar una verdadera contribución al cambio positivo a largo plazo.

¿Qué inspiró este proyecto?

Panningen, una ciudad del sur de los Países Bajos, acoge el Ringoven, una antigua ladrillera. La fábrica cerró en 1989, algo que contribuyó a un declive general de la calidad de vida de la ciudad en los años siguientes. Cada vez más servicios sociales desaparecieron de la población. Pero la ladrillera protegida se renovó y reconvirtió, y desde 2014 es un animado punto de encuentro.

El Ringoven ofrece espacio a diferentes organizaciones sociales. Por ejemplo, hay una agencia que gestiona empleo para personas con dificultades de aprendizaje. Se ofrecen cuidados de día y actividades a personas mayores con demencia y hay una guardería para después del colegio. Una empresa social, Rendiz, también aporta servicios de hostelería y alquila locales.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Las diferentes organizaciones sociales y comerciales que tienen sede aquí llevan a cabo y apoyan conjuntamente los objetivos del Ringoven. Convierten el edificio en el corazón de la ciudad y sus alrededores. Los promotores de la reconversión han logrado que todas estas organizaciones conecten entre ellas. Y lo han hecho con éxito desde el punto de vista económico: el Ringoven (como parte de Rendiz) combina servicios de hostelería con el alquiler de propiedades a iniciativas sociales, y ofrece actividades de cuidados de día; todas ellas generan ingresos. El proyecto es un clásico ejemplo de emprendimiento social innovador.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank financió la restauración interior del edificio. Pero su implicación fue más allá. Triodos Bank es un socio clave de Rendiz, el promotor de la reconversión. El banco piensa así en la posible financiación de proyectos similares de Rendiz en otros lugares de la provincia.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

La gran fortaleza del Ringoven es que acoge organizaciones de diferentes sectores, como la atención sanitaria, la educación y la hostelería. El proyecto muestra que este enfoque integrado puede funcionar. Resulta caro usar un edificio protegido como el Ringoven. La reconversión en un centro social multifuncional también supuso muchos costes. Pero un monumento como este puede ser rentable si sus costes son compartidos por varias partes.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La zona alrededor de Panningen se enfrenta a varios problemas, desde una población envejecida y en declive a la disminución y desaparición de los servicios comunitarios.

La región no es única a este respecto: hay varias comunidades en los Países Bajos que afrontan problemas similares. Pero la rehabilitación del Ringoven es una potente respuesta a dichos problemas. Contribuye a la vitalidad de la comunidad y a la cohesión social en la ciudad. El edificio sirve además como centro e inspiración para otros proyectos. Desde la reapertura del Ringoven, diferentes organizaciones se están asentando no solo dentro sino también alrededor del edificio. Se ha abierto una escuela primaria al lado de la antigua ladrillera. Panningen vuelve a estar viva.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank contribuye a mejorar la calidad de vida de una comunidad. Está comprometido con el aumento de las oportunidades de desarrollo personal, con una sociedad solidaria y con el fortalecimiento de la ecología y el medio ambiente.

Es lógico, por tanto, que el banco participe en el Ringoven. A fin de cuentas, el proyecto ofrece oportunidades de desarrollo a las personas que viven a cierta distancia del mercado laboral, educación para los niños y también contribuye a la cohesión social de la ciudad. El servicio de hostelería utiliza productos regionales y de comercio justo. Y, por último, es un edificio hermoso (un monumento nacional) conservado para las generaciones futuras en una ciudad revitalizada.

¿Qué inspiró este proyecto?

La misión de Centrum Ganspoel es cuidar de las personas con discapacidades visuales y múltiples en un lugar que se adecúe a ellas.

El campus central de Ganspoel está situado en lugar muy bonito rodeado de campo, pero también se trata de un lugar bastante remoto. Poco a poco hemos llegado a la conclusión de que, para un grupo de jóvenes, la combinación de acudir a la escuela y permanecer en este gran campus central no se adaptaba realmente a sus capacidades. El grupo necesitaba participar en la vida social, al igual que los demás jóvenes sin discapacidad: poder practicar deportes en un club deportivo local, ir a la panadería por su cuenta, salir a tomar algo; en resumen, participar en la vida cotidiana.

Por ello, nos pareció adecuado reubicar a este grupo de jóvenes en el centro de la ciudad de Tervuren. Esto les brindó la oportunidad de vivir en el centro, de forma que pudieran ir caminando a instalaciones de ocio y estar en una calle próxima a la zona comercial y a la plaza de la iglesia.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

El aspecto innovador de este proyecto está en el enfoque del grupo objetivo. Hace años que conocemos los proyectos de viviendas inclusivas para adultos. Pero no para jóvenes. Menores de distintas provincias van a clase en Centrum Ganspoel, lo que implica que normalmente hay que ofrecerles alojamiento. Para darles la mejor ayuda personalizada, el proyecto necesitaba una infraestructura adaptada y una ubicación a la medida.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank confió en nosotros y financió el proyecto. Eso supuso que nos pudimos centrar totalmente en el contenido y el valor añadido para nuestros usuarios.

En estos momentos estamos empezando un nuevo proyecto, esta vez en el campus central de Centrum Ganspoel. Estamos encantados de poder trabajar con Triodos Bank por segunda vez. Además de los beneficios sociales, nos gustaría asegurarnos de que el proyecto actual sea sostenible desde una perspectiva más amplia, por ejemplo en lo relativo a las técnicas y materiales utilizados en la construcción.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

El sector de la atención social a personas con discapacidad está experimentando en la actualidad cambios fundamentales, y las finanzas personales son uno de los principales focos de atención. Por el momento, esto solo se aplica a los adultos, pero acabará por extenderse a los jóvenes más adelante. El proyecto ya se alinea completamente con estos cambios y ha sido citado como ejemplo por el ministro belga de Bienestar, Salud Pública y Familia, Vandeurzen, en un discurso reciente.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

El ayuntamiento ha apoyado nuestro proyecto desde el principio y ha cooperado con nuestro equipo. Además de tener una política activa de voluntariado, los instructores de judo del club local han recibido información acerca de la práctica de deportes con personas con discapacidades visuales. Las empresas locales ofrecen prácticas a los jóvenes. Los residentes y simpatizantes locales también fueron invitados a la inauguración de la nueva casa. A los jóvenes que participan en el proyecto ya no se les conoce como “los jóvenes de De Pit”, sino que les llaman por su nombre y se sabe que son miembros de la asociación.

Cuando el ayuntamiento estaba planificando obras de movilidad, consultó a nuestro personal para crear nuevas aceras con marcadores táctiles para guiar a las personas ciegas. Al instalar nuevos semáforos, tuvieron en cuenta a las personas con discapacidad (visual).

La llegada de este grupo de jóvenes ha dejado huella en la política del ayuntamiento. Sin duda, se han beneficiado de ella, pero también ha beneficiado a todos los demás residentes y visitantes de la ciudad, tengan o no una discapacidad.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank apoya el objetivo del proyecto: lograr la máxima inclusión de las personas con discapacidad. Creo que lo hemos conseguido. Quizás la inclusión total en el conjunto de la sociedad es un poco prematura, en parte por desconocimiento de ejemplos como el nuestro. Sin embargo, sí podemos afirmar que los jóvenes con los que trabajamos están perfectamente integrados en la comunidad local.

Salud – Caso de estudio (foto)

Sabine L. Distler, gerente de St. Elisabeth

¿Qué inspiró este proyecto?

La meta de los promotores de St. Elisabeth fue, desde el comienzo de su actividad, crear un espacio que ofreciera a las personas mayores instalaciones de asistencia y vivienda de máxima calidad.

Los reglamentos sobre mejora de las condiciones de las viviendas pronto dejaron claro que se tendrían que acometer profundas labores de renovación. Concretamente, la entidad no solo tuvo que hacer frente a requisitos legales como los relativos a accesibilidad física, sino que también trabajó para alcanzar sus “propias expectativas, inspiradas en las últimas investigaciones sobre gerontología (es decir, el estudio de los aspectos sociales, psicológicos, cognitivos y biológicos de quienes se encuentran en la vejez) y vivienda.”

Poner en funcionamiento este innovador concepto residencial y su filosofía integral supuso un reto que, según las propias palabras de los responsables, “merece la pena”.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Las vidas de los residentes en St. Elisabeth, en Núremberg, las dictan ellos mismos en la medida de lo posible, lo que para el equipo gestor “requiere de un entorno social robusto, un contacto estrecho con otras personas y ayuda con las tareas cotidianas”.

Es por ello que la primera pregunta que se hicieron los responsables fue: “¿cómo podemos crear un espacio que permita a nuestros mayores decidir cómo vivir?” El primer paso fue eliminar todas las barreras, y no solamente las físicas, como los obstáculos de los aseos, utilizando bañeras ergonómicas y duchas a ras de suelo con agarradores.

También existían una serie de barreras visuales que debían sortearse. La solución que se adoptó se basa en un sistema especial de colores y luces que favorece la orientación, especialmente en el caso de personas que experimentan algún tipo de demencia, y fortalece su sentido del bienestar y seguridad. El revestimiento de las paredes, “además de ser precioso”, incorpora una estructura especial que permite a los residentes con problemas de visión encontrar la salida guiándose por elementos reconocibles.

El enfoque integral de St. Elisabeth incluye, como destacan los promotores, a sus trabajadores. “Nos hemos centrado en todo momento en su situación, queremos que también se sientan cómodos y puedan prestar asistencia sin ninguna limitación”.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

“Contar con un banco que muestra tanto interés en lo que hacemos es algo nuevo para nosotros. Además de trabajar juntos desde un punto de vista comercial, existe un componente personal: cree en nuestro concepto y nos reconforta”. Con estas palabras describe Sabine L. Distler, gerente de St. Elisabeth, la relación de su iniciativa con Triodos Bank, quien también destaca que fue la entidad la que les “permitió materializar el proyecto a esta escala y con este nivel de detalle, tan importante”.

Aquí se incluye, por ejemplo, el uso de pinturas y materiales de construcción respetuosos con el medio ambiente o la financiación responsable. También tiene que ver directamente con un enfoque sostenible que los responsables esperan que se convierta en ejemplo para el sector de la asistencia “y favorezca su mejora a largo plazo”. “Triodos Bank y nosotros compartimos los mismos valores, lo cual nos lleva a ser socios decididos a conseguir algo juntos”, finaliza Distler.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

St. Elisabeth siempre ha considerado de gran importancia que sus proyectos reciban atención y, hasta la fecha, tanto los medios de comunicación como el público han considerado su concepto integral como un proyecto bandera y han mostrado interés en él. Este hecho es positivo tanto para los gestores como para el sector al que pertenecen, pues uno de sus objetivos es fomentar una vivienda de calidad y digna para las personas mayores. “Ya somos un modelo para otros centros y en eso consiste: en cambiar las cosas. Al combinar funcionalidad y diseño, por ejemplo, seguimos un camino realmente único para un centro residencial y asistencial”, indican.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Esta iniciativa está ayudando a cambiar la visión sobre los centros residenciales y asistenciales en fase de renovación, reforma y construcción, creando conscientemente entornos para que los residentes puedan vivir según sus propias condiciones y tomar sus propias decisiones hasta donde les sea posible. “Aunque a menudo la realidad es distinta”, advierten en St. Elisabeth: “los centros se modernizan y se renuevan sin que nadie piense en cómo interactúan los componentes individuales y cómo estas ‘mejoras’ pueden ayudar realmente a las personas”.

En la filosofía de este proyecto también hay un hueco para el impulso del sector social. “Percibimos un gran potencial de desarrollo de cara a los próximos años y décadas debido a la creciente demanda en el sector”. En el futuro, “la asistencia sanitaria traerá consigo nuevos enfoques interdisciplinares” que implicarán ámbitos como el de la arquitectura, la tecnología y los nuevos medios de comunicación. Los promotores esperan que esto “se traduzca en un mayor reconocimiento a la necesidad de contar con un sector social meritorio”.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Al igual que la dirección de St. Elisabeth, Triodos Bank quiere percibir cambios positivos en la sociedad lo que, según indican desde el centro, hace que ambas entidades “seamos ruedas dentadas convergentes, con una visión compartida de lograr un mundo mejor, contribuyendo a ofrecer a las personas una calidad de vida y una autodeterminación mejores y conservar su dignidad en el proceso”.

Tanto St. Elisabeth como Triodos Bank trabajan por un futuro positivo en el que se aborden las necesidades sociales a través del objetivo de sostenibilidad.

Salud – Caso de estudio (foto)

Benoît Ceysens, director de La Ferme Nos Pilifs

¿Qué inspiró este proyecto?

Los talleres protegidos, que ofrecen puestos de trabajo a personas con discapacidad, deben aprender a funcionar tanto con la economía tradicional como con el actual dinamismo económico si quieren sobrevivir y desarrollarse.

En Ferme Nos Pilifs tenemos el objetivo de desarrollar un modelo económico más inclusivo que reorganice el panorama energético, el empleo y los productos de forma que todas las personas puedan encontrar un puesto de trabajo. Para conseguirlo, debemos tender puentes entre la economía social y la economía tradicional. Debemos reinventar la forma en que trabajamos.

También es importante que nuestra granja y nuestra empresa social no se vean solo como talleres de empleo protegidos, pues la gente no debería dirigirse a nosotros por compasión. Ferme Nos Pilifs es una empresa valiosa que ofrece trabajo útil y de alta calidad.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Ferme Nos Pilifs abandera la honestidad y la diversificación. Se decanta por llevar a cabo actividades locales y de pequeña escala relacionadas con la artesanía adaptadas a las necesidades de las personas que trabajan en la granja. Se centra en entablar relaciones robustas e individualizadas.

Los visitantes encontrarán una pequeña cafetería, una granja escuela, un vivero, una empresa de jardinería ecológica, una tienda de alimentación y panadería, donde se venden pan y pasteles caseros y ecológicos, así como un servicio de gestión y envío para imprimir y distribuir el correo.

En la actualidad, la granja da trabajo a 170 personas, 140 de las cuales padecen discapacidades menores. Cada actividad se ajusta a la capacidad del trabajador y cada empleo debe tener una dimensión social, ser viable desde el punto de vista económico y encajar en el marco de respeto al medio ambiente.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Al igual que cualquier empresa, Ferme Nos Pilifs necesita socios financieros fiables. Nuestra colaboración con Triodos Bank va más allá de la relación tradicional entre cliente y proveedor. Triodos Bank se ha convertido en todo un aliado para nosotros.

En el caso de los proyectos que precisan de una inversión sustancial, la diferencia radica en el enfoque de la financiación. Las respuestas de Triodos Bank siempre son recomendaciones, más que propuestas comerciales. Para un empresario, poder confiar en su banco de esta manera es un gran valor añadido.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

El modelo de negocio inclusivo que Ferme Nos Pilifs ha desarrollado es único en su sector; destacan su ambiciosa diversificación y su conexión con el distrito y la ciudad.

Además de enfatizar el aspecto local, participamos activamente en nuestra federación (FEBRAP, Federación de Bruselas de Talleres Protegidos) y no paramos de trabajar para conservar puestos de trabajo para las personas más vulnerables.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

El establecimiento de Ferme Nos Pilifs en el municipio belga de Neder-Over-Heembeek ha resultado positivo para el distrito. Al implicar a la comunidad local en sus actividades, Ferme Nos Pilifs contribuye a la buena imagen del lugar.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Ofrecer empleos útiles y dignos a personas con capacidades diferentes en Ferme Nos Pilifs responde a los principios clave de la economía social que Triodos Bank lleva más de 20 años financiando en Bélgica.

Finanzas inclusivas

¿Qué inspiró este proyecto?

Las instituciones financieras tradicionales han ignorado el mercado de la financiación de los taxis. El mercado de los créditos para vehículos en Perú se concentra en unos pocos actores y se centra en la financiación de la compra de nuevos coches por parte de los clientes más ricos. Además, la mayoría de la flota actual de taxis está formada por coches viejos muy contaminantes. El 30% de los taxis de Lima tiene más de 15 años y deben ser sustituidos conforme a la normativa municipal que entró en vigor en 2016.

Acceso Crediticio es la única entidad de Perú que atiende el pujante mercado de los créditos formales para vehículos dirigida a conductores que viven con bajos ingresos y a taxis respetuosos con el medio ambiente.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Acceso Crediticio, una empresa de servicios financieros con sede en Perú creada en 2011, tiene una amplia experiencia en el ámbito de los créditos para vehículos y desempeña un papel importante en la inclusión financiera. El 70% de sus clientes no tienen cuentas en otras instituciones financieras. Uno de cada cinco abre una cuenta por primera vez cuando se hacen clientes.

La mayoría de los clientes de la institución son taxistas independientes con pocos ingresos que, de lo contrario, tendrían escasas opciones de ser propietarios de sus vehículos. Acceso Crediticio da prioridad a ofrecer créditos para taxis que utilizan gas natural comprimido (GNC). Estos vehículos son más ecológicos y suponen una alternativa más eficiente a los taxis que usan combustibles fósiles. Por ello, Acceso contribuye directamente a la lucha contra el cambio climático al reducir el número de vehículos contaminantes en Perú.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Los créditos ofrecidos por Triodos Fair Share Fund y Triodos Microfinance Fund han ayudado a Acceso a aumentar su alcance. Los préstamos a esta entidad se realizan en la moneda local, lo que significa que no tienen que asumir el riesgo de cambio. Y lo mismo sucede con los clientes de Acceso Crediticio. Gracias a este préstamo, Acceso ha podido ampliar su alcance a 14.850 clientes sin tener que crear una amplia y potencialmente cara red de oficinas para funcionar.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Acceso Crediticio se centra en la microfinanciación y en las pymes del sector de la automoción, poniendo el foco en la inclusión financiera. Como pionero de este tipo de financiación en Perú, está innovando en el mercado y ofreciendo un ejemplo que otros puedan seguir.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Acceso Crediticio es la empresa líder de los créditos para taxis de gas natural comprimido (GNC) de Perú. Es precisamente este énfasis en los vehículos de GNC lo que la convierte en una empresa única. Casi el 70% de su cartera de crédito está dedicada a pymes que quieren comprar vehículos de GNC o convertir sus coches para que utilicen GNC en lugar de la gasolina tradicional. En conjunto, la empresa genera un gran impacto social y ambiental: ayuda a ofrecer un medio de vida a los taxistas y contribuye a conseguir un medio ambiente más sano y limpio para las comunidades en las que trabaja.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Acceso Crediticio cuenta con un modelo de negocio único. Es un modelo que ofrece una oportunidad de gran impacto para los fondos de Triodos Investment Management, en materia de inclusión financiera y de impacto ambiental, en un segmento que en la actualidad está poco atendido por los inversores locales e internacionales.

¿Qué inspiró este proyecto?

Indonesia tiene uno de los niveles más elevados de exclusión financiera de Asia. Aproximadamente un 50% de la población no tiene acceso a servicios financieros como una cuenta de ahorros o pequeños créditos. Esto tiene un gran impacto en la calidad de vida de las personas.

Como institución financiera, Bina Artha quiere abordar este problema. Y quiere ir más allá de ofrecer préstamos a actividades empresariales. Un ejemplo es su préstamo para saneamiento. Cuatro de cada diez indonesios, 100 millones, aún no tiene acceso a un saneamiento adecuado sencillamente porque no se lo pueden permitir. En consecuencia, muchos utilizan aseos improvisados cuando los encuentran.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Hace poco que Bina Artha ofrece el préstamo para saneamiento para la instalación de un aseo dentro de casa. Además de la aportación de financiación, también se ayuda a los prestatarios a crear una empresa para poder devolver los préstamos y, en última instancia, mejorar sus condiciones de vida a largo plazo.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Los créditos concedidos por Triodos Fair Share Fund y Triodos Microfinance Fund permiten a Bina Artha aumentar su alcance. Los préstamos se realizan en la moneda local, lo que significa que Bina Artha no tiene que asumir el riesgo de cambio. Gracias a estas operaciones, Bina Artha ha podido crecer hasta los 226.000 clientes a través de una red de 227 oficinas. El 99% de sus clientes son mujeres. Además, la mitad de los hogares a los que ayuda están bajo el umbral de la pobreza, situado en dos dólares al día.

Las zonas de operaciones de la organización están repartidas por Java, prestando especial atención a las zonas rurales, aunque hay previsión de expansión a otras partes de Indonesia.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Bina Artha desempeña una función fundamental en el sector financiero de Indonesia con su misión de ofrecer, de una forma transparente, eficiente y sostenible, servicios financieros especializados a una población económicamente activa, con bajos ingresos y mayoritariamente formada por mujeres.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Bina Artha trabaja principalmente en zonas rurales, donde vive un 70% de los clientes. Estas zonas albergan una enorme demanda insatisfecha de servicios y productos financieros básicos. La institución está bien asentada en las comunidades a las que sirve y contrata a su personal localmente. Los nuevos productos se desarrollan teniendo muy presentes las necesidades de los usuarios, como demuestra el ya mencionado préstamo para saneamiento.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank lleva trabajando con Bina Artha desde 2013 a través de sus fondos de finanzas inclusivas. Triodos Bank comparte la misma visión que Bina Artha: aumentar la inclusión financiera en el país y llegar a los tradicionalmente excluidos.

Ambas organizaciones reconocen la importancia de desarrollar un modelo práctico de institución microfinanciera más optimizado que contribuya al desarrollo de un sector financiero inclusivo. Porque organizaciones como esta son un motor importante del desarrollo sostenible a largo plazo.

Microcréditos – Caso de estudio (foto)

Hannes Manndorff, director de Dawn Birmania

¿Qué inspiró este proyecto?

Cuando Accion comenzó a plantearse invertir en Birmania hace unos dos años y medio, menos del 20% de la población tenía acceso a servicios financieros formales y apenas existían proveedores de microcréditos en activo en el país. Si bien Birmania se había embarcado en un proceso reformista político y económico, seguía siendo el tercer país más pobre de Asia. El enorme, a la vez que virgen, mercado de los microcréditos, unido a la escasa capacidad, las pobres infraestructuras y la gran incertidumbre normativa, ofrecía una oportunidad, así como un reto, que estábamos dispuestos a abordar.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Accion unió sus esfuerzos a Triodos Investment Management y FMO, dos entidades con las que llevamos mucho tiempo colaborando de manera fructífera, con el objetivo de presentar una oferta por la única entidad de microcréditos del país abierta a una adquisición: Dawn Microfinance, de Save the Children. Una vez ganada la licitación, el consorcio realizó con éxito todo el traspaso, incluido el personal y los activos, de Save the Children a una nueva entidad con ánimo de lucro, prácticamente sin efecto alguno para los clientes ni la plantilla. Esta adquisición y transformación supusieron una enorme ventaja con respecto a iniciar la actividad desde cero, lo cual hubiera sido la única alternativa para prestar servicios financieros de calidad a las personas ajenas al sector bancario de Birmania. La transformación institucional de lo que era un programa de Save the Children en una empresa independiente de microcréditos con ánimo de lucro y licencia del banco central fue todo un avance en Birmania en el momento en que se produjo.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Investment Management, FMO y Accion se unieron para adquirir una entidad de microcréditos joven en Birmania en un momento caracterizado todavía por una considerable incertidumbre política, económica y normativa. La unidad y el compromiso de los tres inversores para convertir Dawn en una entidad de microcréditos líder guiada por las mejores prácticas convencieron a Save the Children para vender la entidad al consorcio. Tanto Triodos como FMO aportaron su amplia experiencia y credibilidad a la operación, lo cual influyó positivamente para que los reguladores concedieran las autorizaciones y las licencias necesarias. Triodos también aportó gran valor implicándose en la gobernanza de Dawn, con Femke Bos, gestor de fondos de Triodos Microfinance Fund y miembro altamente comprometido del Consejo de Administración y presidente del Comité de Auditoría. Además, Dawn ya se beneficia de las relaciones más amplias que Triodos mantiene en la región: Triodos facilitó, por ejemplo, la visita a algunas de las entidades de microcréditos más importantes de Camboya, que sirvió para que Dawn conociera las mejores prácticas en cuanto a gobernanza, gestión y operaciones.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Desde que el consorcio adquirió Dawn en marzo de 2015, su alcance se ha doblado, pues la organización presta servicio en la actualidad a 54.000 clientes activos. Los inversores del consorcio también están tratando de influir en el desarrollo del sector convirtiendo la organización en un ejemplo puntero de microcréditos de alta calidad en Birmania e implicando activamente a los reguladores y al conjunto de la comunidad de inclusión financiera.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Gracias a la inversión de Triodos Investment Management, FMO y Accion, Dawn ha podido ampliar sus servicios con rapidez a nuevas zonas y prestar servicio a miles de clientes que antes no tenían acceso a servicios bancarios. Desde la adquisición, los clientes también se han beneficiado de productos más sencillos, plazos de respuesta más cortos y comisiones más bajas. Tanto los inversores como Dawn tienen el firme compromiso de seguir fortaleciendo y ampliando la oferta de productos, mejorar la experiencia de nuestros clientes y llegar al menos a los 200.000 clientes activos en los cuatro próximos años.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Desde el inicio de la asociación, Triodos Investment Management, FMO y Accion comparten la misma visión para Birmania y Dawn. Es decir, utilizar Dawn como un medio para fomentar la inclusión financiera en el país, desarrollar una entidad de microcréditos modelo regida por las mejores prácticas, contribuir al desarrollo del sector financiero y aspirar a resultados financieros y sociales con vistas al largo plazo.