Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares – Imagen encabezado (foto)

Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares

Medidas de impacto

Además de ofrecer “hipotecas verdes” que incentivan a que los hogares reduzcan su huella de carbono, Triodos Bank y Triodos Investment Management financia nuevas promociones inmobiliarias y proyectos de reacondicionamiento de inmuebles para qué éstos alcancen unos estándares altos en materia de sostenibilidad.

In 2016, Triodos Bank y Triodos Investment Management financiaron directamente, y a través de inmuebles sostenibles, aproximadamente 7.200 viviendas y apartamentos (2015: 4.500) y en torno a 310 locales comerciales (2015: 310) que incluyeron aproximadamente 460.000 m2 dedicados a oficinas y otros espacios comerciales.

Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares – Medidas de impacto (gráfico)

Nuestra visión y actividades

Porcentaje de préstamos concedidos e inversiones en el sector de la construcción sostenible, incluyendo la ecohipoteca para vivienda habitual

Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares – 18,6% de préstamos concedidos al sector inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares (gráfico circular)

Préstamos al sector inmobiliario sostenible por subsectores

Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares – Préstamos por subsectores (gráfico circular)

% obtenido de los datos disponibles en la fecha de publicación

Nuestra visión de los inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares

Los edificios consumen un 40% de toda la energía producida en la UE y generan un porcentaje similar del total de las emisiones de CO2 en Europa. Si pretendemos realizar la transición hacia una economía sostenible, tenemos que abordar la construcción y el mantenimiento de los edificios.

Desarrollos de altas tecnologías sostenibles

Existen la tecnología y las técnicas necesarias para construir nuevos edificios utilizando materiales y diseños sostenibles. Estos edificios consumen una cantidad mucho menor de energía y producen menos emisiones de CO2, generando un mayor impacto en un sector que tradicionalmente ha sido altamente ineficiente de emisiones en CO2. Esto representa una oportunidad interesante para Triodos Bank de participar en la construcción del futuro.

Conservar lo antiguo, actualizar lo nuevo

Es probable que la mayoría de los edificios que nos rodean en la actualidad sigan aquí dentro de 50 años, y muchos edificios históricos seguirán siendo objeto de especial protección por la función cultural que desempeñan.

Con respecto a los edificios existentes, los proyectos de reforma y modernización pueden mejorar radicalmente la sostenibilidad de los mismos, incluyendo medidas de aislamiento, dispositivos de iluminación y de calefacción de bajo consumo energético, sistemas avanzados de control y electrodomésticos de bajo consumo energético. La forma de utilización de un edificio también influye de forma considerable en su nivel de impacto global; como por ejemplo, el grado de ocupación de un edificio de oficinas y el uso de tecnologías de telecomunicaciones como las videoconferencias para reducir los viajes de negocios.

Nuestras actividades

Triodos Bank financia la construcción de nuevos edificios para sus propietarios con los mayores estándares de sostenibilidad. También financiamos la reforma o remodelación de los edificios ya existentes para mejorar su eficiencia energética.

Un techo sostenible sobre su cabeza

Algunas sucursales también ofrecen hipotecas sostenibles a particulares, que ofrecen un mejor tipo de interés para las viviendas con mayor calificación energética. También se ofrece financiación a aquellas personas que deseen mejorar el grado de sostenibilidad de sus viviendas.

Caso de estudio

2016

Futurn
 

Futurn es un promotor de proyectos que se centra en crear nuevos espacios rehabilitando sitios infrautilizados a través de la descontaminación, demolición, renovación y obra nueva. En su proyecto “Westgate”, Futurn está rehabilitando una antigua imprenta en la zona oeste de Bruselas. El proyecto implica el desarrollo de un parque empresarial multifuncional en la sede actual de la imprenta a medida que sus actividades se vayan reduciendo gradualmente durante los próximos tres o cuatro años.

¿Qué inspiró este proyecto?

El suelo es muy escaso en Bélgica. Por ello, necesitamos ser creativos con el suelo que está disponible. Eso también significa: más empresas en menos metros cuadrados. Los antiguos locales industriales no son atractivos porque los edificios y el diseño ya no satisfacen las necesidades de las empresas actuales. El riesgo es que, en consecuencia, estos locales se queden vacíos y con el tiempo se convierten en una aberración en medio de la ciudad. Sin embargo, en realidad, estos espacios tienen mucho potencial.

El contexto del mercado es competitivo, lo que significa que debemos asegurarnos de que nuestros proyectos de rehabilitación son equivalentes a los de nuestros competidores en lo que se refiere a precio y calidad.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

La rehabilitación de viejos centros industriales es un reto importante para los promotores de proyectos porque puede ser muy compleja debido a todas las cuestiones tecnológicas, medioambientales, conceptuales, arquitectónicas, fiscales y jurídicas que supone. Los proyectos complejos que implican cierto riesgo tienen muchos aspectos que exigen un enfoque innovador.

Estudiamos con gran atención la calidad de los edificios, para ver si se pueden rehabilitar... down-cycling se debería decir. En nuestros proyectos se reciclan ciertos materiales de demolición. También buscamos valor añadido en el up-cycling: cómo podemos dar nuevos usos a los edificios, ofrecerles un nuevo hogar, una nueva finalidad, que se adapte a la economía del futuro.

Por último, también intentamos añadir más contenido a nuestro proyecto mezclando funciones. Utilizamos tanto las carreteras como las infraestructuras y tenemos en cuenta la estética y la arquitectura de un edificio en el contexto de su entorno.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

La atención que Triodos Bank presta a la sosteniblidad nos desafía a avanzar en esta dirección.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Nuestro modelo de negocio nos permite acomodar más empresas en espacios más pequeños. Esto genera un contexto en el que las empresas pueden trabajar juntas de forma más estrecha, debido a que forman una especie de comunidad de negocios dentro del proyecto.

Notamos que las autoridades a menudo consideran nuestros proyectos una referencia y fomentan la rehabilitación siempre que es posible.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Futurn intenta implicar a la comunidad local en cada uno de sus proyectos. En ocasiones utilizamos eventos culturales y otras veces optamos por eventos deportivos o destinados a los jóvenes. De esta forma creamos una actitud positiva hacia el proyecto.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank valora la esencia del modelo de negocio de Futurn. En particular, la rehabilitación de espacios industriales existentes para proteger y aprovechar el escaso espacio disponible.

Arroyo Bodonal
 

¿Qué inspiró este proyecto?

Tres Cantos es el municipio más joven de la Comunidad de Madrid, constituido oficialmente en el año 1991. Es aquí donde surge en 2003 la cooperativa Arroyo Bodonal, cuando un grupo de jóvenes de esta localidad decide, junto con sus padres, promover un edificio de 80 viviendas con criterios de construcción sostenible y energéticamente eficiente, que les permita continuar viviendo en el pueblo que los vio crecer.

La motivación social de estas familias fue ligada a su motivación medioambiental, “aunque al principio algunos nos decían que la eficiencia energética era sinónimo de vivienda de lujo”, reconoce Antonio Martínez, secretario de la sociedad cooperativa Arroyo Bodonal. Sin embargo, pronto demostraron que “la vivienda sostenible sí tiene salida” ya que las 80 viviendas de la promoción fueron vendidas poco después de su lanzamiento, con unos resultados de ahorro energético y económico muy significativos.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Este proyecto de viviendas incluye el uso y control de energías alternativas, como la geotermia para el sistema de calefacción y climatización, lámparas led, etc. Junto al sistema de aislamiento, todas estas medidas suponen un ahorro energético de más de 531.000 kWh. La disminución de la emisión de CO2 del edificio es de 150 toneladas al año, “equivalentes a retirar de circulación cada año 137 coches de gasolina o a plantar 58 hectáreas de bosque, más de 23.000 árboles”, afirman desde Arroyo Bodonal. El edificio cuenta con ascensores de recuperación cinética y con un sistema de reutilización de aguas grises y utilización de agua de lluvia que permite un ahorro de consumo de agua anual de en torno a 7.000 m3.

El garaje, por ejemplo, incorpora puntos de recarga de baterías para coches eléctricos, contribuyendo a un aire más limpio. Toda la iluminación colectiva es LED, los electrodomésticos de las viviendas son de alta eficiencia energética A+++, los ascensores son de acumulación estática (consumen energía en su ascenso y recuperan y acumulan parte de esa energía en el descenso) y el sistema de ventilación de las viviendas es individual y permite la refrigeración o calefacción del aire entrante, según la temperatura exterior del aire renovado.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

“Triodos Bank hizo lo que no había hecho ningún banco. Aparte de analizar el tema económico, como cualquier otro, ellos nos auditaron técnicamente el proyecto para comprobar que se adaptaba a su propósito de sostenibilidad”, explica el secretario de Arroyo Bodonal. “Yo reconozco que no los conocía, pero cuando contacté con su gente, cambié mi filosofía bancaria. Es un proyecto diferente”, afirma Martínez.

La construcción de esta promoción de 80 viviendas fue posible gracias a las aportaciones de los socios de la cooperativa y a la financiación con más de 15 millones de euros por parte de Triodos Bank, que también ha facilitado el acceso a la concesión de hipotecas sostenibles a sus residentes. Los promotores de la cooperativa presumen de que “Arroyo Bodonal no ha recibido un solo céntimo de ayudas de ninguna institución pública o privada”.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Este proyecto de edificación representa la mayor instalación de energía geotérmica de la Comunidad de Madrid, y en el ámbito residencial el mayor de Europa, tanto por el número de viviendas como por la potencia requerida y la superficie construida. El éxito de esta promoción ha demostrado a todo el sector que otra forma de construir es posible, con el más alto estándar de eficiencia energética y sin un sobrecoste exagerado, también para vivienda particular y no necesariamente de lujo o en el campo. Los resultados de la monitorización del consumo confirman la sostenibilidad del proyecto y lo sitúan como referente en el sector.

“Se trata de una obra emblemática no solo a nivel regional y nacional, sino también europeo”, sostienen desde la cooperativa, y es que hasta el momento únicamente se había aplicado la geotermia en España para construcciones de menor dimensión. El uso de la geotermia como fuente de energía representa en España tan solo un 0,03%, frente a países como Suecia donde el 30% de las construcciones cuentan con ella. Es por ello que requerir de este sistema, que aprovecha la temperatura estable del subsuelo mediante canalizaciones para climatizar tanto en invierno como en verano y calentar el agua, supuso un reto añadido para los instaladores. “El departamento de I+D del fabricante tuvo que desarrollar en Vitoria-Gasteiz un sistema de 8 bombas de calor, con 445 kW de potencia”, detalla Martínez sobre la instalación, que cuenta con 47 pozos geotérmicos, dispositivos instalados en la sala de máquinas para poder así como suelo radiante en las 80 viviendas.

En cuanto a eficiencia energética, las viviendas han obtenido la calificación A, con la tramitación adicional de la certificación internacional de sostenibilidad LEED. Además, el USGBC (US Green Building Council), gestor de las certificaciones LEED, ha otorgado al edificio la calificación medioambiental LEED Platinum. Esta calificación no ha sido superada ni en España ni en Europa por ningún otro edificio residencial colectivo.

El edificio de viviendas de Arroyo Bodonal ha obtenido el premio a la mejor iniciativa inmobiliaria de eficiencia energética de ámbito nacional en 2016, otorgado por ASPRIMA (Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid) y el reconocimiento a la mejor instalación geotérmica en las construcción de un edificio de carácter privado en la Comunidad de Madrid, otorgado por la Consejería de Industria y Economía de la Comunidad de Madrid.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

El impacto directo a nivel local de la cooperativa de Arroyo Bodonal lo representan las 80 familias que viven en este edificio. Más del 80% de los compradores de la promoción de viviendas son personas de Tres Cantos menores de 40 años de edad, que tenían dificultades para acceder a un hogar en su ciudad natal y que han encontrado en la cooperativa una oportunidad de acceso a una vivienda que, además, incorpora los más altos criterios de sostenibilidad.

El edificio consta de 80 viviendas, con una superficie media de 100 m2. El coste medio mensual de la energía, por vivienda ocupada, para la provisión de agua caliente sanitaria, calefacción y climatización, manteniendo en su interior una temperatura de entre 20 y 24°C, durante todo el año, es de 41,10 euros de media.

El ahorro económico en relación con el grado de confort proporcionado a los propietarios de estas viviendas, por el sistema geotérmico y el resto de elementos e instalaciones de ahorro energético, asciende en todo el edificio a 130.000 euros anuales, lo que supone en torno a 155 euros mensuales en una vivienda media.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank cree que es necesario impulsar la construcción sostenible desde sectores como la banca. Entre los sectores de interés de Triodos Bank se encuentra el medioambiental, área en el cual encajan diferentes iniciativas públicas o particulares en materia de construcción sostenible. El banco financia promociones de viviendas destacadas por su sostenibilidad o enfoque social. Además, ofrece a sus residentes la posibilidad de contratar una Hipoteca Triodos, como en el caso de Arroyo Bodonal en el que, dada la certificación energética A+ de los hogares, los compradores se han beneficiado de un tipo de interés menor en la hipoteca, gracias a la bonificación que la Hipoteca Triodos aporta a las viviendas más sostenibles.

2015

KlimaatGarant
 

Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares – Caso de estudio (foto)

Wim van de Bogerd, CEO KlimaatGarant

¿Qué inspiró este proyecto?

Los edificios, incluidos los de viviendas, son responsables de buena parte del CO2 que se emite en todo el mundo y que contribuye directamente al cambio climático. En KlimaatGarant creen que al construir de manera eficiente y sostenible, aplicando técnicas ya desarrolladas, es posible ofrecer hogares neutrales desde el punto de vista energético y limitar en gran medida las emisiones de CO2.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

KlimaatGarant diseña viviendas y comunidades de consumo energético nulo. Mediante técnicas de almacenamiento de frío y calor y una ventilación y un aislamiento óptimos, garantizan una factura “cero” de calefacción, ventilación y agua corriente, es decir, hogares sin costes energéticos salvo los derivados del uso de aparatos domésticos. Sus sistemas obtienen su energía de paneles solares que se instalan en los tejados.

Las compañías energéticas tradicionales tienen por objetivo vender la mayor cantidad posible de energía. Esta es la gran diferencia con respecto a su modelo: ellos comercializan “cero energía”. “Garantizamos la neutralidad energética de los hogares. En primer lugar, reducimos al máximo el consumo de energía y después satisfacemos las necesidades energéticas restantes de la manera más sostenible posible. Aplicamos conceptos y técnicas de eficacia probada en miles de hogares”. KlimaatGarant es la propietaria de las instalaciones y los dueños de las viviendas las alquilan.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Gracias a la financiación de Triodos Bank, esta empresa ha logrado lanzar este proyecto a través del cual ofrecen viviendas eficientes desde un punto de vista energético a las personas que se adentran por primera vez en el mercado inmobiliario.

A título personal, se muestran especialmente orgullosos del reconocimiento de su trabajo con el premio “Corazón-Cabeza” de Triodos Bank. “Destinaremos su dotación a diseñar una app para medir el consumo de energía: estamos convencidos de que si supiéramos exactamente la energía que utilizamos nos sentiríamos más motivados para reducir aún más nuestro consumo”.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Fomentar la concienciación y demostrar que es posible construir viviendas neutrales desde un punto de vista energético. “Son cada más los ayuntamientos y promotores que creen en nuestra idea. Pensamos que en un plazo de tres años, todas las viviendas de nueva construcción serán se caracterizarán por su consumo nulo”.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

“Nuestro impacto es fundamental y principalmente en el medio ambiente, en concreto, la forma en que contribuimos a reducir las emisiones de CO2. En un sentido más amplio, logramos concienciar a las personas demostrando que es posible construir viviendas energéticamente neutrales”.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank y KlimaatGarant colaboran con vistas a lograr una sociedad más sostenible. Ambos intentamos combatir los efectos adversos del uso de combustibles fósiles (el cambio climático, entre otros) a través del fomento de las energías renovables y promoción de un consumo energético más eficiente.

Vuurtoreneiland
 

Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares – Caso de estudio (foto)

Raphaël Nouwen, gestor senior de relaciones con pymes

¿Qué inspiró este proyecto?

Vuurtoreneiland o “la isla del faro” es una isla artificial creada hace 300 años y que se encuentra en el lago Markermeer, cerca de Ámsterdam. Originalmente, en 1700, se edificó allí un faro de piedra. La estructura actual de hierro forjado se construyó en 1893 y sigue siendo el único faro de Ámsterdam. La isla también alberga la casa del farero y un fuerte abandonado, que forma parte del sistema de defensa de la ciudad vieja de Ámsterdam y está incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

A fin de conservar el valor histórico natural único de la isla, el departamento de Patrimonio Forestal, propietario de la isla, lanzó en 2012 un concurso a escala europea para explotar la isla. Los ingresos de las actividades comerciales debían financiar las labores de conservación y mantenimiento del paisaje y las citadas construcciones. El departamento de Patrimonio Forestal también deseaba abrir el emplazamiento al público, de forma que cualquiera pudiera disfrutar de él.

Dos jóvenes emprendedores pensaron que se trataba de una oportunidad única y presentaron su plan. Su actividad comenzó con un proyecto piloto consistente en un pequeño restaurante temporal que abrieron durante el verano. Los visitantes llegaban en barco a la isla deshabitada, donde se servían platos ecológicos y regionales en un entorno idílico. La experiencia fue muy bien recibida. En la actualidad, el proyecto se encuentra en su cuarto año de vida, con pleno respaldo oficial.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

La pareja de empresarios obtuvo un gran éxito convirtiendo la isla en una experiencia única al asociar la conservación y el disfrute de la naturaleza con sus construcciones características.

Los promotores destinan los ingresos del restaurante a mantener y administrar el entorno, el fuerte y el faro. Para generar electricidad, tomaron decisiones conscientes y sostenibles. “Calentar a las personas, no el lugar” es un viejo concepto por el que, en vez de calentar espacios completos, solo se climatizan las zonas que albergan a los visitantes: por ejemplo, en el restaurante únicamente se calienta el espacio que se encuentra debajo de las mesas; las sillas se encuentran forradas con piel de oveja y en la chimenea se utiliza madera de la isla.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank contribuye a la conservación de esta extraordinaria isla. Su financiación permitió además que el espacio pudiera abrirse al público y convertirse en un lugar de encuentro en el que disfrutar de la naturaleza salvaje, con animales en libertad y especies vegetales poco comunes, muy cerca de la ciudad.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Vuurtoreneiland es una fuente de inspiración para otros proyectos de reordenación. La combinación de diversos aspectos relacionados con la sostenibilidad con un pequeño local de restauración ecológica hace que esta iniciativa sea única y un ejemplo a seguir para el sector.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Los habitantes de Ámsterdam y de otras procedencias visitan la isla para escapar del ritmo frenético diario y vivir la naturaleza de cerca. Cabe destacar que, además de crear empleo para un pequeño número de personas, el trabajo que se lleva a cabo contribuye a conservar el valor natural e histórico-cultural de la isla de cara al futuro.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank financia proyectos sostenibles que giran en torno a las personas, el medio ambiente y la sociedad. Esta visión multidisciplinar la comparten las personas que han desarrollado la isla del faro. Tras tres temporadas repletas de éxito, Vuurtoreneiland demuestra cómo los emprendedores pueden combinar actividades comerciales en un entorno vulnerable, y hacerlo de forma sostenible.

Metodología

En nuestros cálculos, únicamente medimos las viviendas, apartamentos y propiedades que tienen una relación directa con nuestra financiación o nuestras inversiones. Las propiedades profesionales y comerciales incluyen edificios de oficinas, hoteles, almacenes, habitaciones de estudiantes propiedad de un promotor, etc.

Incluimos el 100% del impacto cuando cofinanciamos un proyecto y excluimos propiedades que cuentan con vacantes estructurales (a largo plazo). Si no fuera posible obtener el 100% de los datos necesarios, utilizamos estimaciones prudentes.