Conozca nuestro impacto

Bienvenidos al optimismo

Un movimiento creciente de personas está demostrando que no solo a nivel individual tenemos más fuerza de la que nos imaginamos; como ciudadanos, podríamos constituir hoy la única respuesta real ante los principales desafíos de nuestro tiempo.

Los conflictos en Ucrania y Oriente Medio, la amenaza del terrorismo en Europa occidental, la persistencia de las dificultades económicas en la mayor parte de los países de Europa y los crecientes temores sobre una respuesta insuficiente al cambio climático global han dominado el contexto económico en 2014. Estos desafíos plantean importantes cuestiones sobre los valores y el mundo que heredarán las generaciones futuras.

Durante el siglo pasado la sociedad recurría a los Gobiernos para que resolvieran sus principales problemas. Estos siguen desempeñando un papel fundamental en las políticas públicas, ya que proporcionan el marco legal de referencia para la sociedad y garantizan los fundamentos democráticos sobre los que se basa la protección de los derechos y las responsabilidades individuales. No obstante, los problemas actuales, aparentemente sin solución, sugieren que los Gobiernos están cada vez menos preparados para afrontar los retos que plantea un mundo complejo y en constante evolución. Desde el punto de vista de Triodos Bank, son los individuos, las empresas e incluso los bancos que las financian quienes deben liderar los esfuerzos para construir un mundo mejor.

Existen diversos ejemplos que confirman cómo las respuestas a las cuestiones más complejas provienen en la actualidad de fuentes no tradicionales. El éxito que pensadores como Thomas Piketty han tenido durante el año en su análisis sobre la creciente desigualdad del reparto de la riqueza, el impacto catalizador de la marcha por el clima – considerada como la más multitudinaria de la historia, con más de 2.500 actos celebrados en 162 países – y acciones promovidas por fundaciones de renombre, como la Fundación Rockefeller, cuyo patrimonio procede de la industria del petróleo, o las campañas organizadas desde algunas universidades contra compañías que explotan combustibles fósiles; todo ello nos sugiere que los ciudadanos están recurriendo a otras instituciones, personas y cada vez más a su propio esfuerzo para mejorar su situación.

Los movimientos que conectan personas y grupos de ciudadanos tienen cada vez más influencia sobre la agenda global. Una realidad que está en línea con la aproximación bancaria de Triodos Bank, centrada en la financiación con impacto. Usamos los ahorros y las inversiones de nuestros clientes para financiar empresas con valores, permitiendo a las personas que realicen inversiones de impacto, es decir, que alineen el impacto de su dinero con sus propios valores. Esto significa que, en Triodos Bank, el dinero de nuestros clientes deja de ser neutral y sirve para financiar empresas sostenibles concretas. Esto, a su vez, implica un grado de responsabilidad y conciencia social por parte de nuestros clientes en el uso que hacemos de su dinero.

Los bancos desempeñan una función fundamental, ya que contribuyen al crecimiento y al desarrollo empresarial. Estamos convencidos de que la clave consiste en financiar la economía real, que es donde el dinero puede generar un mayor impacto sobre la calidad de vida de las personas. Este ha sido siempre el enfoque de Triodos Bank, que ha dictado gran parte de nuestras actividades, y la forma de realizarlas, durante 2014.

En nuestra opinión, resulta cada vez más evidente, incluso para las organizaciones de mayor tamaño, que formamos parte de un ecosistema financiero único caracterizado por la existencia de interdependencias, que implican tener en cuenta los intereses de otros. La diversidad del sistema financiero, al igual que en los ecosistemas naturales, también determina que sea más resistente en su conjunto.

Triodos Bank no está solo en esta perspectiva sistémica. Las alianzas son cruciales para lograr el cambio deseado. Por eso durante 2014 hemos trabajado en red a nivel local, europeo e internacional. Somos cofundadores y formamos parte de la Alianza Global para una Banca con Valores (GABV), por ejemplo. La GABV es una organización internacional formada por bancos sostenibles independientes, que comparten una misión y una estrategia basadas en valores éticos y de sostenibilidad. Triodos Bank es también cofundador del Laboratorio de Finanzas Sostenibles (Sustainable Finance Lab), un foro de científicos en el que se generan ideas prácticas para desarrollar un sistema financiero más sostenible. Durante el año se han celebrado distintos debates de alto nivel sobre el futuro del sistema bancario.

Brotes verdes

Podemos destacar varios acontecimientos positivos durante el año, ya que muchas empresas, e incluso bancos, parecen haber adoptado cada vez más la agenda de la sostenibilidad. Empresas pequeñas y medianas de todo el mundo han empezado a considerar criterios de sostenibilidad en el desempeño de sus actividades y en toda la cadena de valor; son compañías que crecen un promedio del 15% cada año, con independencia de las condiciones de mercado, según se recoge en el informe de Naciones Unidas “Caso de estudio: La eco-innovación”, en cuya elaboración ha participado Triodos Bank.

Otro informe publicado en 2014 por el Grupo de Trabajo de Inversiones con Impacto Social del G8 animaba a dar un paso en las inversiones de impacto en todo el mundo, considerando el interés general por encima de la corriente dominante en el mercado inversor. Para completar este trabajo, Triodos Bank, representante europeo de este grupo de expertos, publicó el informe “Inversión de impacto para todos”. En él aboga por un enfoque más inclusivo de las inversiones con impacto positivo, de tal forma que los inversores particulares, no solamente las grandes fortunas, puedan participar en este sector de rápido crecimiento. Las inversiones de impacto deberían ser una opción para todos y no solo para un número reducido de personas con grandes patrimonios o los fondos de pensiones. Triodos Bank cree en un movimiento con amplia base social, como los que han tomado relevancia durante 2014, y sus 35 años de experiencia demuestran que las finanzas con impacto no solo tienen aceptación popular, sino que además se ajustan a las necesidades reales de la sociedad.

Innovación sostenible

El cambio hacia una economía humana y con valores forma parte de un futuro próximo que es difícil de predecir y se transforma con rapidez. La forma de invertir, buscar financiación y hacer transacciones está cambiando rápidamente, ya que cada vez más personas optan por formas sencillas de usar el dinero y evitan a menudo recurrir a los bancos tradicionales.

Las innovaciones en el sector financiero, que suponen una ruptura con lo establecido, generan desafíos y oportunidades para los bancos. Una de las innovaciones más llamativas es el desarrollo del micromecenazgo (crowdfunding): una forma de recaudar dinero, a menudo a través de internet, con pequeñas aportaciones económicas por parte de una multitud de inversores para financiar una iniciativa concreta.

Para ampliar aún más el alcance de nuestra financiación, prevemos explorar oportunidades para asociarnos con plataformas de crowdfunding, donde tenemos nuevas ideas que aportar en beneficio de la sociedad en general y del medio ambiente. La menor exigencia regulatoria y la confianza que se genera entre personas que pueden conectarse fácilmente unas con otras, convierten al micromecenazgo en una herramienta de financiación complementaria que añade diversidad al ecosistema financiero.

En 2014, la compañía de energía verde con base en el Reino Unido, Triodos Renewables, experimentó con esta clase de financiación complementaria a través de la plataforma de crowdfunding Trillion Fund. El objetivo era promover, distribuir y aprender de una emisión de capital que logró captar 4,2 millones de euros.

Triodos Bank y sus grupos de interés consideran relevante que existan productos y servicios financieros que generen impacto positivo. La popularidad de estos productos se ha incrementado durante los últimos años. Un ejemplo son las hipotecas sostenibles, que incentivan la compra de viviendas con mejor certificación energética. La “ecohipoteca” ha tenido una gran acogida en Holanda, Bélgica y España durante el pasado ejercicio, con un desembolso de 404 millones de euros (2013: 274 millones de euros) en préstamos hipotecarios. Esta clase de productos permite que las personas ejerzan estilos de vida más sostenibles.

Innovaciones financieras como la anterior, y otras como la emisión de bonos verdes por parte de grandes compañías, dejan prever que los bancos empezarán a formar parte de un sistema más amplio donde tienen cabida enfoques más innovadores. Un ejemplo lo constituye la primera emisión de bonos con impacto social en la que participó la sucursal británica de Triodos Bank en 2014, aprovechando las ventajas fiscales para las inversiones sociales que existen en este país. Queremos formar parte de este movimiento de cambio desde una banca tradicional hacia una visión más amplia del dinero.

Además, como proveedor de productos financieros sostenibles, hemos innovado en el desarrollo de productos bancarios habituales que incorporan criterios responsables, como tarjetas de débito y de crédito fabricadas en plástico 100% biodegradable, cuentas de ahorro y depósitos a plazo fijo que permiten a los clientes donar parte de sus intereses y terminales punto de venta que usan papel certificado FSC® (Forest Stewardship Council).

Preparados para afrontar un futuro incierto

Ante este panorama, durante el año hemos trabajado intensamente en el programa Triodos 2025, centrado en analizar nuestra visión estratégica a diez años de acuerdo con varios escenarios futuros posibles.

El proyecto está dirigido por un equipo integrado por altos directivos y miembros del Consejo de Administración y del Patronato de la SAAT. Durante 2014 se han celebrado diversas visitas y jornadas de aprendizaje con un gran número de compañías que afrontan el futuro de distintas maneras, desde una línea aérea hasta una compañía de energía verde.

Queríamos aprender de la experiencia de otros para establecer directrices sobre cómo preparar a Triodos Bank para afrontar el futuro próximo a partir de distintos escenarios. Entre estos escenarios se incluía: un mundo dominado por Gobiernos poderosos, otro controlado por grandes compañías, un tercero formado por comunidades polarizadas entre “ricos” y “pobres” y un cuarto donde existe la colaboración activa entre sociedad civil, empresas y Gobiernos. Analizamos el papel que debería desempeñar Triodos Bank en cada unos de estos escenarios posibles para ser capaz de ofrecer, por ejemplo, productos y servicios sostenibles complementarios que atiendan las necesidades de las personas que los demandan.

Los resultados de Triodos 2025 se usarán para desarrollar la planificación de negocio y determinar los objetivos estratégicos clave para los próximos años. Pretendemos compartir las conclusiones de nuestro trabajo a lo largo de 2015.

Riesgos

Como banco de tamaño medio, nuestra intención es cumplir íntegramente todas nuestras obligaciones legales y garantizar su aplicación. Para ello, hemos tenido que realizar grandes esfuerzos y dedicar importantes recursos durante el ejercicio, especialmente para consolidar nuestros procesos de gestión de riesgos y de gobierno corporativo. La mejora de nuestros sistemas de control interno y de gobierno corporativo ha exigido tiempo y esfuerzo, y determinará que Triodos Bank esté bien posicionado para afrontar el futuro. No obstante, los esfuerzos dedicados al cumplimiento de la creciente demanda regulatoria se han traducido en un menor crecimiento de la cartera de préstamos durante el ejercicio. Una vez descontados los gastos de personal y operativos, las entidades financieras obtienen un margen de beneficios a partir de la diferencia entre la remuneración del ahorro y las tarifas que aplican a los préstamos. En consecuencia, la reducción del volumen de préstamos durante el ejercicio ha limitado la rentabilidad de Triodos Bank.

Los temas de riesgos se han tratado con asiduidad tanto en el Consejo de Administración como, de forma más general, en el Patronato de la SAAT para garantizar que estos desarrollos fortalezcan nuestra posición como una institución financiera sólida, favorezcan el cumplimiento de nuestra misión y los valores de Triodos Bank y garanticen su continuidad a largo plazo.

Para afianzar nuestra posición como institución financiera estable y solvente, hemos fortalecido aún más nuestra sólida posición de capital y gestionado el crecimiento del volumen de préstamos, depósitos e inversiones durante el ejercicio. Este esfuerzo colectivo ha permitido que el volumen total de activos gestionados por Triodos Bank haya superado los 10.000 millones de euros a finales de año.

No obstante, para Triodos Bank sigue constituyendo un desafío mantener el ritmo de crecimiento y buscar un equilibrio entre la concesión de créditos y el continuo flujo de entrada de depósitos para lograr una proporción estable e idónea entre ambos. Al mismo tiempo, prevemos incrementar la diversificación de nuestra cartera de préstamos, tanto en conjunto como por sector. Un ejemplo consiste en financiar proyectos de ahorro y eficiencia energética, más allá de la producción de energías renovables.

Otra forma importante de abordar este desequilibrio ha sido la concesión de hipotecas sostenibles a clientes particulares. Estas hipotecas incentivan a los propietarios a vivir en inmuebles más respetuosos con el medio ambiente. Esta línea de actividad creció un 47% durante el ejercicio y ha contribuido a obtener un ratio entre préstamos y depósitos del 68%. Seguiremos impulsando la cartera hipotecaria a lo largo de 2015 y en años sucesivos.

Dar en el blanco sin fallar el objetivo

La misión de Triodos Bank consiste en mejorar la calidad de vida de las personas. Para ello, financiamos iniciativas con valor social, medioambiental y cultural. A la hora de cumplir nuestra misión, buscamos ampliar nuestra influencia más allá del impacto evidente que tiene financiar empresas sostenibles. Esto lo conseguimos, principalmente, posicionándonos como referentes de la banca ética y sostenible, y haciéndolo visible a través de nuestra actividad pública en redes sociales, eventos y medios de comunicación.

Desde hace algunos años, Triodos Bank es reconocido como referente de la banca con valores a través de iniciativas tales como la creación del Sustainable Finance Lab, un foro de debate formado por científicos con renombre internacional donde se proponen medidas y herramientas necesarias para crear un sector financiero sostenible. De esta forma, Triodos Bank contribuye al logro de un cambio mucho más profundo y amplio. Por ejemplo, el laboratorio ha servido de catalizador para la creación de un Comité Gubernamental holandés, cuyo objeto es influir en las políticas tanto a nivel nacional como europeo. También en 2014 todas las sucursales de Triodos Bank han participado en la primera campaña global realizada por la GABV para fomentar una banca ética y sostenible.

Sin embargo, un enfoque integrado que confiere la misma importancia a los resultados no financieros que a la rentabilidad financiera puede dificultar aún más el cálculo y la medición de los resultados. Esto es especialmente significativo en un sector que mide el éxito en términos de cifras. Así pues, el año pasado elaboramos por primera vez un detallado informe sobre nuestro impacto no financiero, al que dedicamos un capítulo adicional. Este capítulo incluía un baremo, desarrollado por la GABV, para evaluar la sostenibilidad o el impacto de los bancos. Triodos Bank ha sido el primer banco en el mundo en publicar sus resultados en este formato en 2014. Creemos que esta nueva iniciativa brinda una oportunidad para evaluar y comunicar la evidencia cualitativa y cuantitativa de la rentabilidad real de un banco más allá de una limitada perspectiva financiera.

Queremos seguir trabajando en este sentido y desempeñar un papel de liderazgo en la información de impacto, respetando y superando los estándares de reporte y contribuyendo a la creación y al fomento de evaluaciones más significativas. Por primera vez hemos considerado la materialidad – es decir, aquellos temas más importantes para los grupos de interés de una institución – como eje central para la elaboración de nuestros informes. Estos temas se destacan en un análisis de materialidad, previo al mantenimiento de discusiones estructuradas con nuestros grupos de interés.

Para Triodos Bank, la sostenibilidad y el uso consciente del dinero forman parte integral de todo lo que hacemos. Así pues, el análisis de materialidad de Triodos Bank integra elementos de sostenibilidad y financieros. Representa nuestra visión global sobre lo que nuestros grupos de interés y el banco pensamos que es lo más importante de nuestro trabajo, y no solo los elementos relacionados con la sostenibilidad. Representa un paso importante para el logro de un mejor entendimiento de aquellos temas que resultan más importantes para nuestros grupos de interés.