Asistencia sanitaria

Medidas de impacto

Para evaluar el impacto de la asistencia sanitaria y de la atención social, los indicadores de «calidad» deben ser necesariamente más cualitativos. Aunque las organizaciones financiadas cumplen las directrices sobre mejores prácticas, nos fijamos especialmente en aquellas que integran la calidad de la atención prestada en su cultura organizativa.

Como consecuencia de los préstamos realizados por toda Europa (igual que en 2013), alrededor de 20.000 personas utilizaron las instalaciones ofrecidas por los proyectos de atención a las personas mayores a través de 249 residencias (2013: 217) financiadas por Triodos Bank. Esto equivale a financiar 13,8 días de atención por cada cliente de Triodos Bank.

Nuestra visión y actividades

Préstamos a la asistencia sanitaria y atención social

Porcentaje de préstamos concedidos al sector de la asistencia sanitaria y la atención social.

Préstamos por subsectores

% obtenido de los datos disponibles en la fecha de publicación.

Nuestra visión de la asistencia sanitaria y de la atención social

Triodos Bank financia a proveedores de servicios de asistencia sanitaria y atención social que demuestran aplicar un enfoque centrado en las personas, de forma que este sea un elemento fundamental de su organización.

Financiando a proveedores de servicios de atención basados en valores, esencialmente a aquellos centrados en las personas mayores y en personas con necesidades especiales, podemos contribuir a mejorar la calidad de vida de personas dependientes y el bienestar global de una sociedad en plena transición en la forma de organizar la atención social.

Una atención de calidad

Creemos también que centrándose en la calidad de la atención prestada, las organizaciones que financiamos están mejor preparadas para atraer y retener personas de gran valía y con mayor potencial para generar un impacto positivo en las personas atendidas, y para garantizar la viabilidad económica de la empresa.

Nuestras prioridades

Dada la necesidad de ampliar la atención social de alta calidad centrada en las personas, concentramos nuestros esfuerzos principalmente en la creación o el desarrollo de instalaciones adicionales destinadas al cuidado de las personas.

La creciente demanda de prestación de cuidados a las personas mayores para satisfacer las necesidades de una sociedad que envejece implica que centremos nuestras actividades de financiación en residencias e instalaciones destinadas a personas mayores. Nos concentramos también en los servicios de atención a personas con necesidades especiales adaptados a los problemas y capacidades de cada individuo.

Nuestras actividades

La demanda de servicios de asistencia sanitaria y de atención social en Europa está evolucionando, reflejando las tendencias demográficas y los cambios en las políticas estatales.

 

Ratio estimado de dependencia de las personas mayores

Ratio de personas con edad superior o igual a los 65 años en comparación con personas con edades comprendidas entre los 15-64 años (expresado en porcentaje).

Fuente: Eurostat

Aunque cada país tiene su propio sistema de financiación de los servicios de asistencia sanitaria y de atención social, existe la necesidad compartida de incrementar la disponibilidad de unos servicios de atención de alta calidad.

Caso de estudio

Apascide
 

La historia detrás de Apascide

¿Qué inspiró este proyecto?

Se calcula que en España hay más de 6.000 personas que no pueden ver ni oír, y deben emplear su sentido del tacto, que normalmente proporciona tan solo el 3% de la información, para desarrollar el 100% de su relación con el entorno. La Asociación Española de Familias de Personas con Sordoceguera (Apascide) comenzó a trabajar en Sevilla en 1991 con el objetivo de romper el aislamiento que sufren las personas con esta discapacidad.

El problema se hizo más presente cuando los propios hijos e hijas con sordoceguera de los miembros de la asociación alcanzaban los 16-18 años de edad, ya que no existía ningún centro donde dar una continuidad en su atención una vez completada la etapa educativa. O se quedaban en casa o iban a centros para chicos con discapacidad intelectual, enfermedades mentales o autismo, que son problemáticas distintas. Fue en el año 2010 cuando Apascide inauguró en la localidad sevillana de Salteras su centro Santa Ángela de la Cruz, el primer y único centro residencial de adultos con sordoceguera, donde se continúa la tarea educativa de los jóvenes con esta discapacidad.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

El centro Santa Ángela de la Cruz es el único y el primero en España que está especializado en ofrecer una atención personal y cercana a las personas con sordoceguera, con el último fin de mejorar la calidad de vida de estas personas y sus familias.

Abierto a personas de cualquier comunidad autónoma, tanto los residentes permanentes como los usuarios del centro de día realizan actividades para relacionarse con los demás, aprender a hacer cosas por sí mismos, sentirse útiles y, en definitiva, tener una vida digna. Para ello, cuentan con espacios donde aprenden a realizar tareas cotidianas, como cocinar o planchar y realizan múltiples talleres que van desde la informática y la lectoescritura, hasta talleres para fomentar sus habilidades artísticas y manuales: cerámica, telares y mimbre. Además, disfrutan de actividades con animales, como la monta a caballo, y disponen también de un huerto ecológico, una zona de descanso y una piscina climatizada. Todas estas actividades son fundamentales para el desarrollo de las habilidades manuales, la estimulación del tacto y del sentido del espacio, el desarrollo intelectual y de la personalidad, y la satisfacción por las tareas logradas, que repercute en una mejora de la autoestima.

En el centro cada detalle está pensado y diseñado para los jóvenes con sordoceguera. Hay señalizaciones en las puertas que indican qué hay al otro lado. Los pasillos tienen pasamanos y son amplios, para que puedan desplazarse con la mayor autonomía posible. Los suelos tienen relieves y diferentes texturas para orientar a los residentes. Hay plantas de olores diferentes en varios puntos para orientarse mejor en las zonas exteriores. Los cajones tienen tiradores de distintas formas. Los cabeceros de las camas tienen relieves diferentes. Los servicios de chicos tienen azulejos con un relieve distinto al de las chicas... todo está pensado para ellos.

A las instalaciones hay que sumar el personal del centro, especializado en la comunicación con las personas con sordoceguera.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Según la presidenta de Apascide, la financiación de Triodos Bank es una pieza clave para que el proyecto siga siendo viable, además del apoyo de cientos de donaciones anónimas, de la difusión en medios de comunicación y de las subvenciones públicas. Sin embargo, el cobro de estas subvenciones que provienen de las administraciones públicas está sufriendo un retraso de varios meses, por lo que es crucial para Apascide disponer de liquidez para cubrir las necesidades del centro.

Tras las dificultades económicas que atravesó el centro para mantenerse a flote en años pasados, llegando a estar al borde del cierre definitivo en 2012, Triodos Bank ofreció soluciones financieras a su delicada situación. Desde octubre de 2012 la asociación cuenta con una póliza de crédito de libre disposición con Triodos Bank que aporta liquidez a la asociación para afrontar su día a día: desde el pago a tiempo de las nóminas de sus trabajadores hasta la compra de alimentos para el comedor.

La actividad del centro se pararía si no fuera por el apoyo financiero de Triodos Bank, ya que el coste del centro es muy superior a lo que las administraciones públicas aportan.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

La labor de Apascide a través de su centro y de otras acciones de sensibilización ha tenido una importante repercusión en el sector de la discapacidad, gracias al apoyo de numerosos colaboradores y voluntarios. Desde su creación, la entidad ha perseguido el reconocimiento de la sordoceguera como discapacidad específica, una labor que se intensificó en 2004 cuando su campaña que llegó hasta los miembros del Parlamento Europeo, en coordinación con actividades de otros miembros de la Red Europea de Sordoceguera (EdBN). Su esfuerzo cristalizó finalmente en la Declaración del Parlamento Europeo, aprobada el 1 de abril de aquel año, que reconoce la sordoceguera como “discapacidad específica consistente en un deterioro combinado de la vista y el oído que dificulta el acceso a la información, a la comunicación y a la movilidad”.

Apascide y su centro Santa Ángela de la Cruz se han convertido en el referente español en cuanto a la atención profesional de personas con sordoceguera. Ahora esperan poder apoyar la puesta en marcha de otro centro similar al suyo en la provincia de Ciudad Real, el Centro Helen Keller, para personas con sordoceguera o con otras discapacidades sensoriales y graves problemas de comunicación. El proyecto ofrece un modelo de atención para cada etapa de la vida y además cuenta con áreas de información, documentación, formación y valoración.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

El impacto de Apascide llega a la comunidad a través de diferentes acciones. En primer lugar, el centro Santa Ángela de la Cruz para jóvenes y adultos con sordoceguera alcanza actualmente a 34 usuarios y sus familias, entre la residencia (con 18 personas internas) y el centro de día (con 16 externos). Sin embargo, tras la ampliación del centro, la entidad espera acoger muy pronto a más personas con esta discapacidad, hasta llegar a 45 plazas en total.

Por otro lado, hay que destacar el apoyo específico a las familias de personas con sordoceguera a través de diferentes programas: “Apoyo a las familias cuidadoras con hijos sordociegos”, “Conferencias de padres y encuentros de familias”, “Talleres de lengua de signos”, “Respiro para padres: campamentos de fin de semana y campamentos de verano” y “Fisioterapia y piscina terapéutica”.

Además, la asociación realiza una importante labor de sensibilización y de promoción del conocimiento de la sordoceguera. No solo a través de su página web sino también en colaboración con centros educativos, jornadas formativas y la participación en congresos, cursos y publicaciones. También fomentan el voluntariado a través de numerosas acciones teniendo siempre como protagonistas a las personas sordociegas.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank es consciente de la necesidad que existan centros como el de Apascide capaces de dar respuestas a los problemas específicos de las personas con alguna discapacidad sensorial concreta. Por eso, desde el primer momento ha apoyado el funcionamiento de la asociación y del centro Santa Ángela de la Cruz. En reconocimiento de la labor de Apascide, Triodos Bank eligió su proyecto entre los seis finalistas aspirantes al I Premio Triodos Empresas, dotado de 10.000 euros. La elección final del ganador se realizó a través de una votación abierta en internet, en la que se recogieron más de 23.000 votos. Finalmente, Apascide se alzó como ganadora del premio tras recibir el apoyo de 8.675 votos anónimos a través de la página web de Triodos Bank. La emotiva entrega del premio tuvo lugar el 22 de enero de 2015 en Madrid.

Metodología

Contabilizamos el número de residencias para personas mayores, y el número de personas atendidas en las mismas, financiadas por toda la red de sucursales de Triodos Bank.

Incluimos el 100% del impacto cuando cofinanciamos un proyecto.

Los datos de «impacto por cliente» utilizados a lo largo del informe anual están calculados según la media de depósitos por cliente en las cinco sucursales del banco. Esto se compara con la misma proporción del impacto total de Triodos Bank en cada sector concreto. A cierre de 2014 había 530.000 clientes en total.