Agricultura y alimentación ecológicas

Medidas de impacto

La superficie cultivada con criterios ecológicos por las explotaciones agrícolas financiadas por Triodos Bank podría producir alimento equivalente a 23,6 millones de comidas en 2014, es decir alimento suficiente para proporcionar una dieta sostenible a unas 21.600 personas durante el año (2013: 21.400).

Financiamos unas 31.500 hectáreas de superficie agrícola ecológica en toda Europa. Esto representa una superficie agrícola equivalente a un campo de fútbol por cada 10,1 clientes, produciendo cada uno de ellos alimentos suficientes para dar 450 comidas al año.

Nuestra visión y actividades

Préstamos al sector de la alimentación ecológica

Porcentaje de préstamos concedidos al sector de la alimentación y la agricultura ecológicas

  • 2,8% a la agricultura ecológica
  • 1,9% a las empresas de alimentación ecológica

Préstamos al sector de la alimentación ecológica por subsectores

Préstamos al sector de la agricultura ecológica por subsectores

% obtenido de los datos disponibles en la fecha de publicación

Nuestra visión de la alimentación y la agricultura ecológicas

Nuestra relación con el terreno y con la tierra exige una perspectiva global.

No podemos permitirnos durante más tiempo mantener una visión del mundo que considera las superficies agrícolas como el punto de partida de un proceso de explotación sin límites. Por el contrario, la agricultura debe considerarse en el contexto de un ecosistema natural. Este ecosistema incluye nutrientes, agua, biodiversidad, bienestar animal y condiciones sociales.

El impacto de la agricultura

Necesitamos agricultores y ganaderos que puedan aplicar métodos de producción con criterios de conservación y reciclaje de los recursos naturales. Queremos contribuir a la creación de un sector agrícola dinámico y diverso con un mayor número de pequeñas explotaciones, conectadas más estrechamente con las comunidades y con los consumidores locales.

El respeto al bienestar animal constituye un aspecto fundamental de cómo interactuamos con el mundo que nos rodea y un principio básico de la agricultura ecológica.

La agricultura ecológica tiene un compromiso adquirido voluntariamente de salvaguarda y respeto de la naturaleza. En este sentido, establecer unos estándares de bienestar animal superiores a los de las explotaciones convencionales es uno de sus principales objetivos.

El respeto de los derechos de los animales proviene de la creencia de que el ser humano tiene una responsabilidad en el uso que hace de las distintas especies existentes en este planeta. Además, existe evidencia científica de que los mayores estándares de bienestar animal en las explotaciones ecológicas implican también unos productos más saludables para los humanos (por ej., un menor uso de antibióticos). Unos elevados estándares de bienestar animal implican unos animales más sanos, así como beneficios positivos para las personas que pueden ingerir alimentos que no proceden del uso de hormonas artificiales o antibióticos.

Nuestras prioridades

Nos centramos en dar soporte financiero a aquellos agricultores que representan los beneficios de la aplicación de los principios de la agricultura ecológica y sostenible.

Igualmente, pretendemos estimular la creación de una mayor superficie agrícola sostenible financiando la conversión de tierras cultivadas de forma convencional en tierras cultivadas con enfoques ecológicos. También queremos promover el desarrollo saludable de un sector de la alimentación más amplio, a través de la financiación de productores de alimentos, distribuidores, minoristas y empresas de catering que demuestren su compromiso con el sector de la alimentación ecológica y que satisfagan la creciente demanda de alimentos ecológicos.

Nuestras actividades

La agricultura ecológica no utiliza fertilizantes artificiales ni pesticidas, reconoce la importancia de la biodiversidad e integra los estándares más exigentes en materia de bienestar animal.

Todos los préstamos concedidos por Triodos Bank en el sector agrario se han realizado a explotaciones con certificado ecológico, en conversión hacia modelos de producción ecológicos o que hubieran demostrado un compromiso inequívoco con estos principios y prácticas. Además, concedemos préstamos a minoristas, mayoristas, empresas de distribución y catering que suministran alimentos, bebidas y otros productos ecológicos. A través de los fondos gestionados por Triodos Investment Management, también invertimos en productores de alimentos que aplican criterios ecológicos y de comercio justo en los mercados emergentes, incluido el Triodos Organic Growth Fund, un fondo de inversión de capital a largo plazo, que invierte en empresas ecológicas.

 

Superficie dedicada a la agricultura ecológica (hectáreas) y porcentaje de la superficie agrícola total en Europa 2011

Fuente: FiBL

Triodos Bank financia un total de 29.771 hectáreas de superficie dedicada a la agricultura ecológica en toda Europa, lo que aproximadamente equivale al 60% de la superficie agrícola ecológica total de los Países Bajos.

Caso de estudio

El Huerto de Lucas
 

La historia detrás de El Huerto de Lucas

¿Qué inspiró este proyecto?

La salud y la conservación del medio ambiente son al mismo tiempo el punto de partida y la finalidad de este proyecto. Detrás está el entusiasmo de la familia Muñoz-Calero, que ha hecho realidad el primer mercado de abastos 100% ecológico en Madrid.

La Sensibilidad Química Múltiple (SQM) es una enfermedad que provoca la pérdida de tolerancia a multitud de sustancias presentes en el ambiente y en productos cotidianos como desodorantes, colonias, jabones, cosméticos o incluso ropa. Pilar Muñoz-Calero, médico y afectada de SQM, además de presidenta de la Fundación Alborada, es una de las promotoras de este mercado. Su experiencia personal le ha servido para valorar la importancia de vivir en un entorno saludable y de consumir productos ecológicos, tanto en la alimentación como en la higiene personal y otros productos del día a día. Su reto era crear en el centro de una ciudad como Madrid un espacio libre de contaminación y productos tóxicos, donde poder hacer la compra diaria, comer en su restaurante y sentirse bien.

Los otros promotores de este proyecto son sus sobrinos Javier Muñoz-Calero, chef reconocido e impulsor del restaurante ecológico integrado dentro El Huerto de Lucas y Alejandro Muñoz-Calero, gerente del mercado.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

El Huerto de Lucas es el primer mercado de abastos completamente ecológico de Madrid. Más de 450 metros cuadrados dedicados al cuidado de la salud y el medio ambiente a través de la alimentación, porque “el alimento es la primera medicina”. Cada uno de los diferentes puestos que lo integran dispone de un tipo de productos que hacen más fácil llevar a la práctica un consumo responsable: desde fruta y verdura ecológica, carne ecológica al corte, pescado procedente de pesca sostenible, fiambres, legumbres, heladería, infusiones, conservas y productos elaborados hasta productos de limpieza ecológicos o cosmética natural.

La cantina, situada en el centro del espacio, ofrece restauración ecológica a precios asequibles. Además, El Huerto de Lucas cuenta con un punto limpio propio para depositar papel, plástico, vidrio, pilas y aceite usado, que utilizan tanto los comerciantes de los puestos como los clientes.

Además, priman los criterios de eficiencia energética y construcción sostenible. La energía que abastece al mercado proviene de fuentes renovables, los materiales empleados son ecológicos y el aire que se respire está purificado.

El Huerto de Lucas es también un espacio abierto a otras actividades que fomenten la salud, la ecología y el desarrollo personal, como charlas, talleres o encuentros.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

El Huerto de Lucas se inauguró en mayo de 2014, contando previamente con el apoyo de Triodos Bank para la financiación del local, las obras, los materiales empleados, las cámaras frigoríficas… Triodos Bank ha apoyado este proyecto desde el principio por su firme convicción de que es necesario apoyar iniciativas que promuevan el consumo responsable, la agricultura y ganadería ecológicas y la alimentación saludable.

Durante la elaboración de este informe, se ha realizado una nueva financiación a El Huerto de Lucas para llevar a cabo una remodelación en el espacio para hacer todavía más sencillo a los clientes hacer su compra habitual en un solo lugar y de manera responsable.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Existían tiendas y restaurantes, pero mercados como tales no existían en ecológico. Por eso la iniciativa de El Huerto de Lucas ha sido novedosa en su sector, aportando un enfoque diferente al consumo de productos ecológicos al alcance de cualquiera y en pleno centro de Madrid. Su objetivo ha sido romper con la imagen de exclusividad de la alimentación ecológica y conseguir una relación calidad-precio competitiva de forma que sea posible hacer la compra de alimentación y otros productos completa.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

El supermercado ecológico y restaurante de El Huerto de Lucas se ubican en pleno centro de Madrid, en el barrio de Chueca, una zona estratégica de la capital y con gran afluencia de público. Pero el impacto de este proyecto va más allá de los consumidores de la zona, pues afecta también a los productores y distribuidores de productos ecológicos, desde el huerto hasta la mesa o la cesta de la compra.

A esto hay que sumar la labor de difusión que se hace desde El Huerto de Lucas para promover el consumo responsable de alimentos ecológicos y otros productos que contribuyen a conservar el medio ambiente, promover las economías locales y proteger la salud de las personas.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

El enfoque sostenible de todo el proyecto se cierra con la financiación sostenible de Triodos Bank. Según explica Pilar Muñoz-Calero: “Por coherencia con los valores del proyecto, era lógico contar con financiación de banca ética para hacer realidad El Huerto de Lucas. Triodos Bank comparte la preocupación por el medio ambiente y la salud de las personas y entendió desde el principio la idea que se buscaba con el proyecto”.

Metodología

Incluimos el 100% del impacto cuando cofinanciamos un proyecto. En el cálculo solo se incluyen las granjas terapéuticas cuando su principal actividad y fuente de ingresos sea la agricultura, siendo complementarias las actividades terapéuticas. Si no fuera posible obtener el 100% de los datos necesarios, medimos al menos el 80% de los proyectos en cartera, obteniendo un dato promedio y extrapolando para el 20% restante.

Se ha aplicado el método de la Huella Ecológica, desarrollado por la organización mundial WWF, para estimar el número total de personas que podrían ser alimentadas a partir de la superficie agrícola ecológica cultivada gracias a la financiación de Triodos Bank. Ese método constituye un enfoque teórico que muestra la vinculación entre las dietas ingeridas por las personas y la superficie agrícola necesaria para producir esos alimentos.

La Huella Ecológica (HE) es una medida de las hectáreas globales (gHa) asociadas a cualquier actividad económica que consuma recursos. La Global Footprint Network ha estimado la HE de muchos países. Con respecto a la Unión Europea, se calcula que se necesitaría una media de 1,06 gHa de superficie de cultivo y 0,19 gHa de superficie de pasto para alimentar a cada persona durante un año a partir de la superficie agrícola, tanto en Europa como más allá. Existen estimaciones de HE para cada uno de los cinco países donde Triodos Bank financia el sector de la agricultura ecológica. Estos datos se han utilizado para calcular el número de personas que podrían alimentarse con tres comidas al día a partir de la superficie agrícola total cultivada de forma ecológica correspondiente a las explotaciones agrícolas financiadas por Triodos Bank en Europa.

Los datos de «impacto por cliente» utilizados a lo largo del informe anual están calculados según la media de depósitos por cliente en las cinco sucursales del banco. Esto se compara con la misma proporción del impacto total de Triodos Bank en cada sector concreto. A cierre de 2014 había 530 000 clientes en total. Un campo de fútbol equivale a una superficie de aproximadamente 0,6 hectáreas.