2019 Asistencia sociosanitaria

¿Qué desafío inspiró el proyecto?

La misión de Centrum Ganspoel es acompañar a las personas con discapacidades visuales y múltiples en un lugar que se adecúe a ellas.

El campus central de Ganspoel está situado en un lugar precioso en el campo. Pero también es un emplazamiento muy remoto. Por eso llegamos a la conclusión de que, para los jóvenes, el hecho de tener que acudir a la escuela y permanecer en el gran campus central no se adaptaba bien a sus capacidades. Este grupo necesitaba poder participar en la vida social, como hacen los demás jóvenes: practicar deportes en un equipo, ir a la panadería por su cuenta, salir a tomar algo; en resumen, participar en la vida cotidiana.

Por eso nos pareció adecuado reubicar a este grupo de jóvenes en el centro de la ciudad de Tervuren. Esto les ha dado la oportunidad de vivir en el centro, pudiendo ir a pie a instalaciones de ocio y estando en una calle próxima a la zona de compras y a la plaza de la iglesia.

¿Qué resultó tan innovador sobre la forma de abordar este problema?

El aspecto innovador de este proyecto está en el enfoque del grupo objetivo. Hace años que conocemos los proyectos de viviendas inclusivas para adultos. Pero no para jóvenes. A Centrum Ganspoel acuden niños de distintas provincias belgas, lo que implica que normalmente hay que ofrecerles alojamiento. Para ofrecerles la mejor ayuda personalizada, el proyecto necesitaba una infraestructura adaptada y una ubicación a medida.

¿Qué impacto ha tenido la empresa u organización en el sector en el que opera?

El sector de las prestaciones sociales para personas con discapacidad ha experimentado cambios fundamentales, y las finanzas personales son uno de los principales focos de atención. Al principio, esto solo se aplicaba a los adultos, pero se ha acabado extendiendo a los jóvenes.

¿Qué impacto ha tenido la empresa u organización en la comunidad?

El ayuntamiento ha apoyado nuestro proyecto desde el principio y ha cooperado con nuestro equipo. Los instructores de judo voluntarios del club local han recibido información sobre la práctica de deportes con personas con discapacidades visuales. Las empresas locales ofrecen prácticas a los jóvenes. Los residentes y nuestra comunidad también han sido invitados a la inauguración de la nueva casa. A los jóvenes que participan en el proyecto ya no se les conoce como «los jóvenes de De Pit», sino que les llaman por su nombre y se sabe que son miembros de la asociación.

Cuando el ayuntamiento estaba planificando obras de movilidad, consultó a nuestro personal para crear nuevas aceras con marcadores táctiles para guiar a las personas ciegas. Al instalar nuevos semáforos, tuvieron en cuenta a las personas con discapacidad visual.

La llegada de este grupo de jóvenes ha dejado huella en la política del ayuntamiento. La comunidad en su conjunto se ha beneficiado de ello, tanto las personas con discapacidad como las demás.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank confió en nosotros y financió el proyecto. Eso supuso que nos pudimos centrar totalmente en el contenido y el valor añadido para nuestros clientes.

Hemos empezado un nuevo proyecto en el campus central de Centrum Ganspoel. Estamos encantados de poder trabajar con Triodos Bank por segunda vez. Además de los beneficios sociales, nos gustaría asegurarnos de que el nuevo proyecto sea sostenible desde una perspectiva más amplia, por ejemplo, en lo relativo a las técnicas y materiales utilizados en la construcción.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank apoya el objetivo del proyecto: lograr la máxima inclusión de las personas con capacidades diferentes. Creo que lo hemos conseguido. Quizás la inclusión total sea aún algo por llegar, porque esta historia todavía no es muy conocida por la sociedad en su conjunto. Sin embargo, los jóvenes con los que trabajamos sin duda están muy integrados en la comunidad local.